1

Las especificaciones que tienen importancia [y las que no]

 

Las tiendas de electrónica y los sitios de compras en la Internet le bombardean a usted con detalles sobre las velocidades de un dispositivo, sus resoluciones, formatos y otras cosas.

Pero muchos de esos datos tienen menos importancia de lo que parece. Estas son las especificaciones a las que debe prestar atención cuando salga a comprar una PC, una portátil, un televisor de alta definición, cámara o enrutador.

[<img border=”0″ src=”/pcwla2.nsf/0/55BE6008CB457116852574D2000F22DC/$File/pag50caraoct08.gif”>]

Generalmente esto es lo que sucede: usted ve un anuncio en el periódico (o en la Internet) que le llama la atención. En él aparecen algunas especificaciones del producto y se dice que éste tiene ciertas características especiales, pero eso es todo. No obstante, el precio le parece bueno. Ya puede ir preparando la billetera, ¿verdad? ¡Se equivoca!

No se deje engañar por cifras rutilantes que le hacen comprar equipos que no necesita. Para impedir que esto suceda, usted tiene que disponer de mucha más información de la que ofrecen los vendedores. Aquí es donde podemos ayudarle.

Primero, antes de sacar una tarjeta de crédito para comprar cualquier cosa, pregúntese lo que necesita obtener de su nuevo equipo. Haga una lista de las tareas que tiene preparadas para él. Por ejemplo, ¿necesita realmente un hardware de alta potencia, o está pagando un precio adicional por el placer de estar a la moda? ¿Son esenciales todas las funciones de un artefacto particular, o puede usted hacer lo que se propone con un modelo más económico que es capaz de satisfacer los principales deseos incluidos en su lista?

Responda primero a este tipo de preguntas. Luego, con un poco de ayuda nuestra, podrá deducir cuáles de las características que los fabricantes anuncian realmente le interesan.

Su próxima PC

Hace un momento, usted decía que pensaba usar su próxima PC para hacer ediciones rápidas de sus vídeos caseros y de pronto el vendedor está tratando de hacerle comprar una computadora apropiada para Pixar. No importa lo que digan estos vendedores, lo cierto es que usted no necesita una supercomputadora. Un sistema capaz de manejar impecablemente la mayoría de las tareas básicas no debe costar más de US$750, así que despídase del vendedor y vea con más detenimiento estas cosas.

[<img border=”0″ src=”/pcwla2.nsf/0/55BE6008CB457116852574D2000F22DC/$File/pag52oct08.gif”>]

CPU: A los vendedores les encanta resaltar los GHz en su propaganda, porque esos números suben constantemente y seguramente lucen mucho mejor de lo que usted tiene en su sistema actual (aunque lo haya comprado hace sólo dos meses). La realidad es que cualquier CPU moderna puede manejar las tareas básicas. Si compra más potencia de la necesaria, estará malgastando su dinero. Muchas veces, después de cierto punto la ganancia en desempeño es mínima. Por supuesto, si usted maneja montones de archivos de multimedios, necesita un poco de músculo; la CPU AMD Phenom 9600 Quad-Core, por ejemplo, está a la par que la Intel Core 2 Duo 8400 en precio y le servirá para su trabajo cotidiano. Pero solamente los usuarios de multimedios más exigentes necesitan un hardware para trabajo pesado como el procesador Intel Core 2 QX9770 Extreme de cuatro núcleos.

RAM: Esta mejora rápida y fácil para su PC de escritorio viene con una condición: el límite que su sistema operativo puede manejar. Las versiones comunes de 32 bits de Windows Vista y Windows XP no reconocen más de 4GB de RAM, aun cuando su máquina tenga más disponible. Así que, a menos que esté usando la versión de 64 bits de Vista (o el XP de 64 bits, si todavía puede encontrar una copia), de 2GB a 4GB de memoria es lo que debe buscar.

Tarjeta de gráficos: En el pasado, una tarjeta de gráficos de alta calidad sólo era importante para los jugadores. Pero ahora todo el que tenga una cámara digital cuyas fotos quiera transferir a la PC o un programa de TV que quiera ver necesita gráficos de alto desempeño. Así y todo, las tarjetas de lujo no ofrecen suficiente incremento para justificar su alto precio a menos que usted sea un jugador serio. En vez de eso, busque una PC configurada con una CPU decente y una buena GPU, como la nVidia GeForce 9800 GTX o la ATI Radeon HD 4850. Los únicos que necesitan invertir US$600 en una tarjeta de gráficos exagerada son los jugadores y los editores de vídeo.

Capacidad de expansión: Una PC de escritorio permite que usted le realice mejoras con el tiempo sin tener que reconstruirla a partir de cero, pero son pocas las tiendas que ofrecen información de todas las opciones de mejora que tiene un sistema. No se desanime, sin embargo. Anote cuántas ranuras PCIe y compartimentos para unidades de disco internas y externas se encuentran disponibles en el sistema. Y compruebe la facilidad de acceso a los puertos FireWire y USB.

Computación móvil

Si lo que usted busca es sólo un dispositivo liviano que le sirva para navegar por Internet y escribir documentos, como si es una portátil de tamaño grande para reemplazar un equipo de escritorio, el modelo perfecto para usted existe en alguna parte. Pero trate de conseguir todo lo que quiere desde el primer momento, porque hacerle mejoras a una PC portátil es mucho más difícil que a una de escritorio.

[<img border=”0″ src=”/pcwla2.nsf/0/55BE6008CB457116852574D2000F22DC/$File/pag53inteloct08.gif”>]

Duración de la batería: La duración de las baterías para portátiles sigue mejorando–especialmente en la categoría de ultraportátiles– pero los tiempos cotizados por los vendedores tienden a ser inflados porque se miden bajo condiciones óptimas, con los receptores inalámbricos apagados y frecuentemente con baterías de duración extendida (que casi siempre cuestan más). En las pruebas realizadas por el Centro de Pruebas de PC World, las portátiles equipadas con un procesador T7.200 Core 2 Duo tenían baterías cuya duración oscilaba entre 2 y 5 horas. Los resultados dependen de una serie de componentes que consumen energía. Verifique en la información en letra pequeña si la portátil se probó con la batería estándar.

CPU: Los vendedores ponen un logotipo de Intel (o de AMD) en una portátil, citan una velocidad y lo dejan ahí. Rara vez reconocen que las portátiles con procesadores de bajo rendimiento apenas sirven para hacer funcionar a Windows Vista. Cuidado con los procesadores que funcionan a menos de 2 GHz. Las portátiles equipadas con Intel Centrino 2 han volado en nuestras pruebas de desempeño WorldBench 6. Pero no espere el rendimiento de Centrino en el procesador Atom de Intel, una CPU de bajo consumo diseñada para las miniportátiles de menos de US$500.

GPU: La mayoría de las portátiles utilizan chips básicos de gráficos integrados. Esto no es un componente ideal para reproducir los juegos de 3D más modernos (incluidos los juegos de redes sociales como Second Life) ni para ejecutar programas de gráficos de alto nivel. Para manejar esas actividades, busque una portátil que tenga un chip de gráficos nVidia o ATI separado. Pero esa potencia gráfica tiene su precio: las portátiles que tienen los chips separados tienden a ser más grandes y pesadas, como evidencian algunas de las portátiles enormes para juegos que han salido al mercado.

RAM: Aunque la RAM de una portátil es relativamente fácil de mejorar, lo mejor sigue siendo comprar toda la memoria que pueda al principio. La mayoría de las portátiles tiene dos ranuras para RAM y no es infrecuente que en una máquina configurada con 2GB de memoria se inserte un módulo de 1GB en cada ranura disponible. Pero si usted comienza con esta configuración, mejorar a 4GB de RAM más tarde significaría tener que comprar dos módulos de RAM completamente nuevos. En cambio, invertir en una cantidad de RAM relativamente generosa desde el principio le ahorrará dinero en el futuro.

Peso: A menudo la propaganda omite “pequeñas” cosas en el peso declarado de una portátil (como la batería y la fuente de alimentación), que usted probable llevará consigo cuando viaje. Antes de comprar, pregunte cuál es el peso total del producto con estos importantes accesorios incluidos. Mejor aun, visite una tienda y pruebe a levantar varias veces la máquina en su configuración de viaje.

Pantalla: Aunque sin dudas es importante, el tamaño de la pantalla no dice mucho de cómo le permitirá leer el texto en ella. Pregunte cuál es la resolución nativa de la portátil… y véala con sus propios ojos. Y ya que está en esto, pruebe también el revestimiento de la pantalla. Lo mismo que hace que las imágenes resalten en la tienda puede hacer la pantalla inutilizable en pleno día. Los reflejos rebotan en algunas pantallas como si éstas fueran espejos, lo que pudiera hacerlas difíciles de usar en exteriores. Las pantallas iluminadas por LED producen una mayor claridad, aunque sus precios son más altos.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *