1

Linux: Una alternativa a Windows más económica

Si Windows Vista no le impresiona y XP le hace sentir rezagado, pudiera ser el momento de probar Linux en su pequeña empresa.

Si usted anda buscando una alternativa a Windows Vista y prefiere no “regresar al futuro” con XP, pudiera considerar seriamente el sistema operativo Linux de código abierto como una opción para su negocio. Las últimas distribuciones son gratuitas, fáciles de instalar y muy personalizables; utilizan el equipo existente sin sobrecargarlo; e incluyen una gran variedad de herramientas y aplicaciones de productividad.

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/2B5B355B4CBAE374852574D20016581D/$File/pag63oct08.gif">]

Hay que reconocer que el cambio de Windows a Linux implica un costo en tiempo mientras los empleados y el personal de asistencia se acostumbran a las configuraciones, herramientas y aplicaciones del nuevo sistema operativo. Pero aun así los ahorros en actualizaciones futuras de software y hardware pueden llegar a ser enormes.

No se requiere licencia

Aunque usted puede comprar versiones comerciales empaquetadas de Linux que tienen la asistencia incluida, todas las distribuciones están disponibles también gratuitamente bajo los términos de la Licencia Pública General de GNU, o GPL, por sus siglas en inglés. Cuando usted se decida por una distribución (vea más adelante), puede bajarla, grabarla e instalarla en todos los sistemas que quiera. El costo de la licencia del software es cero, comparado con los US$300 por computadora que cuesta la versión completa de Windows Vista Business Edition. Y (otra ventaja) Linux no tiene los impertinentes requisitos de activación de Microsoft.

Aparte de funcionar con miles de aplicaciones gratuitas (para ver algunos ejemplos, visite www.pcworld.com/buscar/08106301), la mayoría de las distribuciones de Linux viene con una copia de OpenOffice.org. Aunque no puede igualar el número de prestaciones de Microsoft Office, este programa es aceptable y le ahorrará los US$500 por estación de trabajo que requiere el Office Professional 2007. OpenOffice.org no tiene nada que se parezca a Microsoft Outlook, pero casi todas las distribuciones de Linux incluyen el administrador de información personal gratuito Evolution de Novell.

Algunas aplicaciones importantes basadas en Windows, como AutoCAD, no ofrecen versiones para Linux, pero para muchos centros de trabajo la funcionalidad perdida no justifica gastar US$800 más en Windows y Office. Muchas aplicaciones de Windows funcionan a la velocidad nativa bajo Linux por medio de la herramienta Wine que viene con la mayoría de las distribuciones. Para aquellas que no trabajan con Wine, hay otras dos opciones: usted puede instalar una copia de Windows usando una de las herramientas de virtualización gratuitas disponibles, como KVM (siglas en inglés de máquina virtual basada en el núcleo), integrada en el propio núcleo de Linux, o VMWare Server, o también puede instalar Linux en una partición distinta a la de Windows.

En la mayoría de las distribuciones, el mismo disco contiene las aplicaciones del servidor, el motor de la base de datos MySQL, software de virtualización y compatibilidad con las principales bases de datos comerciales y aplicaciones de CRM. El software de redes Samba emula las funciones de Windows Server admirablemente y no cuesta nada (el Windows Server 2008 comienza en US$999). Usted incluso puede reemplazar su costosa instalación del servidor Exchange con la oferta gratuita de código abierto Zimbra Collaboration Suite.

Tanto si usted va a utilizar la versión de Linux para el servidor o la de escritorio, este sistema operativo es famoso por otra característica importante que Microsoft todavía está agregando gradualmente a Windows: la seguridad. No es que Linux sea inmune a los virus, los gusanos y otros ataques lanzados desde la Internet, pero la gran mayoría de las amenazas se concentran en Windows y en las aplicaciones de Windows. En gran parte por diseño –y también por su condición de minoría– Linux simplemente no está sujeto al ataque de muchos de los programas maliciosos que amenazan a las PC.

Opciones de instalación y asistencia

Los dos administradores de ventanas más populares de Linux –el software que controla el aspecto y el comportamiento de la interfaz gráfica del usuario X Window– son Gnome y KDE. La mayoría de las distribuciones instalan uno u otro (por ejemplo, Ubuntu opta por el primero y OpenSuSE por el segundo). Sin embargo, usted pudiera instalar ambos administradores de ventanas en su sistema y escoger cuál de ellos quiere cuando abra la sesión. Además, varios administradores de ventanas, especialmente Xfce y Blackbox, requieren menos memoria y procesamiento de gráficos que Gnome y KDE, lo que los hace una buena opción para equipos más antiguos.

Por último, las distribuciones livianas de Linux, como Puppy Linux, reducen el SO a sus elementos más básicos, por lo cual pueden infundir nueva vida hasta en las PC más antiguas.

La asistencia para un sistema operativo nunca es barata, pero la de Linux es relativamente asequible. La versión comercial de OpenSuSE 11.0 (US$60), apoyada por la comunidad de Novell, viene con 90 días de asistencia para la instalación. Para la asistencia a largo plazo, escoja SuSE Linux Enterprise Desktop (actualmente en la versión 10) por US$50 al año, o, si no, opte por Ubuntu y compre un contrato de asistencia de su productor Canonical que comienza en US$250 al año (los usuarios de Ubuntu, sin embargo, bromean que cuando buscan la asistencia técnica en Google casi siempre obtienen la respuesta exacta que ofrecen los foros de Canonical).

Linux es diferente a Windows (aunque tampoco es un ser extraterrestre) y hacer la transición tomará algún tiempo y dinero. Pero no tener que pagar nunca por las licencias de Windows y Office ofrece beneficios constantes. Lo mejor de todo es que usted podrá utilizar con libertad el software de servidor y de escritorio que decida en el equipo que su presupuesto permita.

Para mantenerse al tanto de los pormenores de la guerra de los sistemas operativos, lea la sección de Sistemas operativos del Centro Empresarial en línea de PC World (www.pcworld.com/61342).

-Por Scott Spanbauer

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *