1

¿Todavía no se fía de las compras en Internet?

Assurz ya no maneja las devoluciones. Pero ahora BuySafe se propone inspirar confianza a los clientes, por medio un servicio de fianzas, cuando se trata de sitios desconocidos.

El otoño [boreal] pasado, escribí sobre Assurz, un servicio que –por un pequeño recargo que se pagaba por adelantado– le permitiría devolver cualquier cosa que comprara a los minoristas participantes, con condiciones muy generosas: sin tener que dar explicaciones, a los 90 días de cualquier venta y sin recargos de flete ni de reabastecimiento. Lamentablemente, Assurz ya no existe. Steve Bass, de PC World, ha escrito sobre la debacle de Assurz (www.pcwla.com/buscar/08107302), pero lo esencial de la historia es que Assurz se declaró en bancarrota a finales de junio después de informar a sus socios detallistas que daba fin al servicio por el elevado número de devoluciones. Qué sorpresa: quien ideó el plan de negocio de la compañía aparentemente nunca pensó que el tipo de persona que se inscribiría en el servicio lo iba a usar mucho más que el cliente promedio.

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/D4155E6293B85744852574D200188E30/$File/pag73carritooct08.gif">]

Otro tipo de garantía

Otros servicios de terceros todavía buscan una manera de calmar la inquietud de los compradores. Recientemente evalué BuySafe.com, que califica los sitios de comercio electrónico por sus cualidades de privacidad y seguridad, y ofrece a los comerciantes que considera reúnen ciertos requisitos la opción de ofrecer el servicio de fianzas de BuySafe. Básicamente, el servicio es una garantía –válida por hasta US$25.000 y respaldada por Liberty Mutual y Travelers Insurance– de que el comerciante cumplirá todas sus obligaciones relacionadas con una venta.

El servicio de BuySafe (que, como Assurz, debe ser pagado por el comerciante o por el consumidor como una opción extra) parece estar diseñado para tranquilizar a las personas que compran en sitios pequeños de poca reputación. Pero a mí no me impresionó mucho. He comprado en todo tipo de sitios desde hace años (sin las fianzas de BuySafe) y nunca he tenido problemas serios. Un acontecimiento más interesante en BuySafe es una barra de herramientas gratuita para el navegador (aunque sólo funciona con la versión 5 o posteriores del IE). La barra de herramientas Shopping Advisor [Consejero de compras] de BuySafe proporciona información sobre características importantes para realizar una compra segura en todos los sitios de comercio electrónico de EE.UU. (no solamente los comercios de BuySafe) que aparecen en los resultados de un motor de búsqueda.

Después de instalar la versión beta, obtuve algunos resultados de búsqueda en Google, MSN y Yahoo que mostraban la calificación de BuySafe por medio de una a cuatro marcas de verificación. La primera marca indica la presencia del cifrado SSL (lo que demuestra que un sitio tiene un componente de comercio electrónico, algo útil si usted se pregunta si el fabricante vende directamente a los consumidores). Una segunda marca indica que BuySafe ha detectado la existencia de una política de privacidad; una tercera marca significa que el sitio utiliza un servicio de terceros para detectar posibles vulnerabilidades de seguridad; y una cuarta denota que el comerciante ofrece fianzas de BuySafe. En las búsquedas de eBay, los vendedores que tenían el servicio de fianzas de BuySafe llevaban un sello (pero sin otras calificaciones). Pulsando un botón en la barra de herramientas se pueden ver los sitios con mejores calificaciones: por ejemplo, Shoes.com, Zappos, Victoria’s Secret y Amazon encabezaron la lista cuando busqué alpargatas en Google. Ninguno de ellos ofrecía fianzas a través de BuySafe. Un botón que indica Safe Shopping Results [Resultados de compra segura] le permite buscar con las mismas palabras claves los comerciantes que emplean BuySafe. Pero en mis pruebas los resultados devolvieron muy pocas ofertas de mercancías: con mi búsqueda de alpargatas, el artículo principal fue una muñeca Barbie que llevaba alpargatas.

BuySafe hubiera tenido sentido en los albores del comercio electrónico, pero en 2008 me parece un poco anacrónico.

-Por Yardena Arar

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *