1

Ya empezó la batalla por la sala digital

Silenciosamente, ha comenzado una revolución en nuestras salas.

Microsoft y Sony tienen intenciones de derrocar a nuestro receptor de AV, nuestro reproductor de DVD y nuestra caja de conexión para sustituirlos por una de sus consolas de juego. La primavera [boreal] pasada, ambas compañías develaron servicios para bajar y enviar películas en transferencia continua, lo que les da una nueva credibilidad en la sala de los hogares.

Sony PlayStation3 y Microsoft Xbox 360 son excelentes como consolas de juego con gráficos impresionantes y la oportunidad de compartir en línea con otros aficionados a los juegos. Pero ¿ofrecen estos dispositivos algo a los no jugadores que sirva como el centro de mando de nuestros hogares digitales? Yo no estoy muy convencido.

Costo, contenido

Con una PS3, usted puede hacer casi cualquier cosa relacionada con el entretenimiento digital, pero no puede hacerlo todo bien. Conecte una PS3 a su red y reproducirá la música, el vídeo y las fotos almacenadas en su PC. Usted puede navegar por la Web, ver YouTube y Twitter desde su sofá. Puede poner un Blu-ray Disc o un DVD para ver películas. Y ahora puede bajar más de 300 películas y programas de TV por medio de Sony PlayStation Store.

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/57D593A1E4822468852574D100194727/$File/pag14xboxoct08.gif">]

Pero mientras que Sony hace su excelente labor habitual con el hardware, lo estropea como siempre con el contenido y el precio. ¿Quiere ver el filme 10.000 BC (10.000 AC) en alta definición de 1080p? Le costará US$6 para alquilar la película por 14 días. Una vez que comience a verla, se borra por sí sola en 24 horas. Hasta los títulos poco conocidos como Soul Plane (protagonizada por Tom Arnold y Snoop Dogg) cuestan US$4,50 para alquilar en alta definición, US$3 en definición normal y US$10 para comprar (ya lo creo). Cuando traté de reproducir la película poco después de comenzar a bajarla, no funcionó en mi conexión de banda ancha de Roadrunner, que transmite a 3 megabits por segundo. La navegación de la Web es incómoda y lenta usando el navegador de la PS3 y no pude entrar en Twitter.

Sin embargo, la PS3 todavía le da vueltas a la Xbox 360. Aunque la Xbox también funciona como un extensor de medios (extrayendo el audio y el vídeo de una Media Center PC en la red), no pudo encontrar los vídeos almacenados en mi PC. No tiene reproductor de discos de alta definición (Microsoft suspendió la opción de una unidad externa para el formato HD DVD), no tiene navegador de la Web, ni YouTube, ni Twitter. Sin embargo, la biblioteca de películas y programa de TV de Microsoft es más grande que la de Sony. Y este otoño [boreal], los propietarios de la Xbox podrán recibir películas del servicio Watch Instantly de NetFlix. Pero en vez de pagar por cada película que baje, usted tiene que comprar “puntos de Microsoft” (US$6,25 por 500 puntos). Y alquilar una versión en HD a 720p de National Treasure 2 (Tesoro Nacional 2), por ejemplo, le costará 480 de esos puntos.

Lo peor de todo es que para usar la Xbox hay que navegar por una interminable serie de menús jerárquicos y rechazar las ofertas promocionales. No, gracias, de verdad que no quiero gastar de US$4 a US$8 al mes por afiliarme a Gold Xbox Live.

La PC pasó de moda

Por supuesto, hubo un tiempo en que se creía que la computadora iba a dominar la sala digital. “Se puede decir que ya pasó de moda”, dice Ross Rubin, director de análisis de la industria para The NPD Group. Las PC son demasiado ruidosas, demasiado difíciles de usar y cuestan más que muchas cajas de conexión que ofrecen muchas de las mismas funciones.

Personalmente, mi TiVo conectado a la red hace casi todo lo que necesito (aunque realmente le vendría bien un navegador de la Web). Sin embargo, mis preferencias pudieran ser simplemente una cuestión generacional. A mi hijo de 12 años le encantaría tener una Xbox en la sala. Para que esto suceda tendría que darme un golpe de Estado.

-Por Dan Tynan

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *