1

Intel describe como el quiebre crediticio puede causar daño

Intel añadió nuevas advertencias al 10Q sobre los riesgos que enfrentan por la debacle económica.

Intel añadió advertencias a su presentación trimestral a la Comisión de Seguridad y Valores (SEC por su nombre en inglés) de Estados Unidos, sobre cómo las deterioradas condiciones económicas mundiales podrían afectar negativamente su negocio.

“La reciente crisis financiera podría afectar negativamente nuestro negocio, resultado de las operaciones y condición financiera”, escribió Intel en su presentación 10Q, publicada por la SEC el viernes.

Intel explica cómo el quiebre de los créditos en particular podría afectar la compañía: “Podría haber una serie de efectos derivados de la crisis crediticia en el negocio de Intel, incluyendo la falta de solvencia de proveedores clave llevando a productos retrasados; la incapacidad de los clientes de obtener créditos para financiar las compras de nuestros productos y/o insolvencias de los clientes; las fallas de las contrapartes impactan negativamente en nuestras operaciones de tesorería; aumento de los gastos o la incapacidad de obtener financiamiento a corto plazo de las operaciones de Intel desde la expedición de los papeles comerciales; y la creciente incapacidad de las compañías inversoras de obtener financiamiento”.

Las advertencias se hacen eco casi idéntico al lenguaje usado en el reporte de ganancias de Intel, lanzado el 14 de octubre.

Durante una llamada en conferencia hace dos semanas destinada a discutir el reporte de ganancias, los ejecutivos se enfocaron principalmente en cómo los problemas económicos mundiales podrían afectar la demanda de productos Intel, sin discutir mucho sobre cómo la crisis crediticia podría afectar a sus proveedores o a las compañías en las que Intel invierte. Los ejecutivos dijeron que están preocupados, pero a la vez se sienten optimistas.

“Soy de la opinión de que a la tecnología le irá bien durante este descenso, por el simple hecho de que vendemos herramientas de productividad”, dijo Paul Otellini, presidente y CEO de Intel, durante la llamada.

En las presentaciones 10Q, las compañías públicas por lo general detallan los riesgos, a veces desastres, que ellos detallan. Pero resulta notable que Intel ha añadido un nuevo lenguaje sobre la debacle económica.

En la presentación, Intel también reiteró sus planes de lanzar un inusual avance del negocio a mitad de trimestre, el 4 de diciembre, en parte porque la compañía ha luchado por predecir la demanda de acuerdo a las condiciones económicas. “La mayor ganancia por chipset que hemos experimentados en el tercer trimestre por lo general sería una señal de que los clientes están planeando un fuerte cuarto trimestre”, escribió la compañía en el 10Q. “Sin embargo, con el ambiente macroeconómico actual, es difícil discernir qué demanda habrá para el cuarto trimestre del 2008”.

Por Nancy Gohring

IDG News Service (Seattle Bureau)

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *