1

Nueva unidad SSD de Intel ofrece un desempeño rápido

Por fin, una unidad de disco transistorizada aprovecha las ventajas teóricas que la memoria transistorizada ofrece sobre las unidades de disco duro que emplean platos giratorios.

Intel no es nuevo en el campo de las SSD, pero pretende cambiar las reglas con su producto de almacenamiento más reciente –y más orientado al público en general– anunciado por primera vez en el Foro de Desarrolladores de Intel celebrado en agosto.

Las unidades Intel X18-M y X25-M estaban listas para salir al mercado en septiembre como unidades OEM en PC portátiles, pero para finales de año, Kingston Technology venderá las unidades bajo su marca. Las unidades están diseñadas de manera que quepan en los compartimentos de disco SATA de 1,8 pulgadas o 2,5 pulgadas para portátiles, respectivamente, y ambas líneas tienen versiones de 80GB y 160GB.

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/2A6ADCA370193930852574F4001A36EC/$File/pag17intelnov08.gif">]

Las unidades usan la tecnología flash con celdas de múltiples niveles (MLC), con algoritmos complejos de nivelación de desgaste para aliviar la tensión que la escritura pone en la tecnología de la unidad. Sin embargo, la noticia más grande está en el nuevo desempeño de las unidades. En la evaluación realizada por el Centro de Pruebas de PC World con una muestra de ingeniería, la X-25M superó decisivamente a una unidad de disco duro con platos giratorios a velocidad de 4.200 rpm, una unidad de disco duro con platos de 7.200 rpm y otra unidad SSD de Ridata. Desempeño sólido Comparada con una unidad Toshiba MK2035GSS de 4.200 rpm, la Intel X-25M SSD de 80GB mostró ganancias sustanciales en todas menos una de las siete pruebas. Por lo general, las tareas de uso intenso de la unidad mostraron las mayores ganancias de velocidad. En la mayoría de los casos, los resultados fueron espectaculares: por ejemplo, la X-25M sólo necesitó 63 segundos para copiar 3,06GB de archivos y carpetas; la unidad de disco de Toshiba tardó cuatro veces más –256 segundos– en la misma tarea.

Una unidad de disco Hitachi de 200GB y 7.200 rpm y una unidad Ridata NSSD-S25 de 128GB quedaron entre ellas dos. En una prueba, la unidad de Intel apenas se distanció de la otra unidad SSD que probamos. La de Intel demoró 323 segundos para examinar la carpeta de 3,2GB de nuestra máquina de prueba para detectar virus, mientras que la de Ridata requirió 329 segundos; las unidades de Toshiba e Hitachi se retrasaron significativamente. Para todas las tareas combinadas, la unidad SSD de Intel necesitó 35 por ciento menos tiempo que la próxima unidad más rápida, la Ridata SSD. Y en nuestra prueba de consumo de energía, necesitó 27 por ciento menos potencia que el promedio. El nuevo método de Intel Para comprender por qué el modelo de Intel tiene el potencial de mejorar el desempeño frente a los intentos anteriores de lograr unidades SSD, hay que comprender cómo se escriben los datos en la memoria flash.

El controlador SSD administra la memoria flash y el flujo de datos hasta y desde el anfitrión. Para escribir 1GB de datos, una unidad SSD típica necesita escribir de 20 a 40 veces esa cantidad de datos para completar realmente la escritura de 1GB. Los datos son escritos en bloques en DRAM y memoria flash; cuando la operación termina, usted ha escrito realmente, en un ejemplo común, 32GB de datos para cambiar 1GB de datos. La complejidad del proceso también estanca el movimiento de los datos a través del controlador de bus SATA II. Intel ha cambiado la estrategia de escritura introduciendo lo que llama su tecnología de ampliación. La ampliación de escritura se define como la cantidad de escrituras en NAND flash realizadas para una cantidad de escrituras pedidas desde la computadora anfitriona. En vez de requerir 32 veces los ciclos de escritura, como en el ejemplo de arriba, la multiplicación ahora es de sólo 1,1 (o ligeramente menos, según Intel), y la cantidad de sobrecarga también es considerablemente más pequeña. Intel califica sus unidades con cinco años de vida útil, suponiendo que se escriban 20GB de datos todos los días. La compañía también califica sus unidades para 1,2 millones de horas de tiempo medio entre fallos, una especificación

que los fabricantes de unidades de disco duro suelen reservar para sus unidades de clase empresarial.

-Melissa J. Perenson

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *