1

Las miniportátiles ganan en potencia

No importa que ya usted haya sacado de su ultraportátil una unidad de discos ópticos; todavía necesita perder peso. Usted sólo desempeña un puñado de tareas cuando está de viaje y no quiere cargar con un montón de accesorios.

Para eso está la miniportátil. Esta nueva raza de portátiles minúsculas sigue ganando ímpetu y aceptación. Superdelgadas, livianas (de 2 a 3 libras) y económicas (comienzan en menos de US$400), estas unidades son conocidas también por otros nombres: netbooks, dispositivos móviles para Internet, y –mi nueva denominación favorita– “laptots”. Pero su objetivo, que es proporcionar computación móvil seria para las masas, sigue siendo el mismo. Estas micromáquinas no están diseñadas para competir con las ultraportátiles más potentes. Las miniportátiles son buenas para navegar por la Web, para el correo electrónico y la creación de documentos, pero no para mucho más (la edición de un archivo de imágenes de 10GB requiere mucha paciencia). Usted debe considerar una miniportátil como un complemento de su PC primaria y como una modesta compañera de viaje. Asus presentó su primera Eee PC a finales de 2007; hoy las opciones abundan, con compañías más grandes, entre ellas Acer, Dell y Lenovo, que prueban suerte en el mercado.

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/C60C6B679D4E76AF85257511000D91C0/$File/pag2ominisdic08.gif">]

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *