1

Comience su propia empresa en línea por US$100

Utilizando herramientas baratas (y a veces gratuitas) que encontrará en Internet, no le resultará difícil hacer que su nueva compañía de una sola persona tenga el aspecto de una corporación grande.

La economía de hoy no es favorable para nadie y si usted tuvo la mala suerte de perder su empleo recientemente, podría esperarle una buena tirada antes de encontrar otro trabajo. ¿Es ahora el momento adecuado para poner en práctica esa vieja idea de establecer un negocio? Aunque el momento pudiera ser difícil para algunas empresas grandes, en muchos casos las compañías menores y más ágiles son capaces de soportar la incertidumbre del mercado y resistir sus deceleraciones económicas.

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/431D71584E62289F852575330017A8CD/$File/61ene09.gif">]

¿Cuál es la mejor manera de salir adelante? Comience trabajando para usted mismo y funde su propia compañía. Para comenzar un negocio no hay que gastarse miles de dólares en costos de instalación antes de abrir las puertas. No se deje engañar y no gaste fuertes sumas en servicios que no necesita o que tienen alternativas mucho más baratas. En serio: con sólo US$100, es posible obtener todo lo que necesita para comenzar casi cualquier tipo de negocio en línea, con una mínima inversión de tiempo desde su escritorio. He aquí cómo hacerlo.

Busque un servicio asequible de hospedaje en la Red

El sitio para su nuevo negocio en la Web tiene que residir en alguna parte. ¿Cómo puede encontrar usted un servicio de hospedaje que no le deje colgado?

Casi todos los planes de hospedaje para compañías pequeñas ofrecen características similares: espacio de almacenamiento básicamente ilimitado, capacidad para bases de datos comunes y sistemas de edición, y transferencias de datos mensuales que oscilan entre unos gigabytes y 2 terabytes. Espere pagar entre US$5 y US$15 al mes por el servicio, con un contrato previo de uno o dos años.

¿Cómo puede escoger entre las docenas de ofertas disponibles? Lea las reseñas aportadas por usuarios recientes, y fíjese ante todo en la velocidad con que el servicio de hospedaje resuelve los problemas y la frecuencia de las interrupciones del servicio. Si espera afluencias grandes y súbitas de tráfico debido a promociones o visitas inspiradas por Digg, querrá asegurarse de que el servicio de hospedaje pueda manejar el aumento en la demanda. Haga estas preguntas si la compañía no da a conocer su política por escrito.

Si su negocio está centrado en un blog, puede comenzarlo gratis con un servicio hospedado de creación de blogs como el de WordPress.com. Siempre podrá mudarse a su propio servicio de hospedaje en la Web cuando se le quede pequeño o cuando esté listo para más.

Diseñe un logotipo y un sitio

Hay diversos sitios de la Web –Logo Ease (logoease.com), por ejemplo, o LogoMaker (logomaker.com)– que le diseñan gratis un logotipo de acuerdo con las opciones que usted seleccione por medio de una interfaz en la Web. La calidad varía, pero por lo general es posible obtener el logotipo gratis para usarlo en línea. Los servicios obtienen utilidades cuando usted prefiere el logotipo en el formato EPS, que es más apropiado para imprimir en camisetas y tazas. Si usted busca “free logo” [“logotipos gratuitos”] en la Web, encontrará decenas de alternativas adicionales.

Otro método, posiblemente mejor, es buscar un diseñador independiente que le haga un logotipo. Si no necesita nada especial, poniendo un anuncio en Craigslist puede encontrar alguien que haga el trabajo por US$50 o menos. La ventaja es que podrá trabajar con una persona real (con habilidades artísticas genuinas) para crear algo único en vez de un frío logotipo generado por computadora.

En cuanto al diseño del sitio en la Web, es improbable que encuentre alguien que puede crear un sitio original con nuestro presupuesto de US$100. Si no puede permitirse el lujo de contratar a un diseñador verdadero desde el principio, comience con un esquema simple y personalícelo según lo estime conveniente, pero evite hacerle cambios incrementales todos los días o todas las semanas. Cuando llegue el momento de rediseñar, hágalo de golpe para evitar confusión y no alienar a sus lectores por mucho tiempo.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *