1

¿Cuánta tinta le queda a ese cartucho?

Hicimos funcionar varias impresoras hasta que indicaron que era hora de cambiar el cartucho, pero encontramos que algunas tenían más del 40 por ciento de la tinta todavía sin usar.

Usted probablemente ha pasado por esta experiencia: su impresora le indica que es hora de cambiar el cartucho, pero usted hace caso omiso al mensaje y sigue imprimiendo. Días o semanas después, el cartucho todavía trabaja y usted comienza a pensar que los rumores sobre su muerte eran muy exagerados.

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/E2BBEC1B389FB2738525753200138CEB/$File/pag6ene09.gif">]

O quizás su impresora simplemente se detiene cuando decide que usted ha agotado totalmente sus reservas de tinta, y se niega a funcionar hasta que usted reemplace el cartucho.

PC World realizó pruebas de laboratorio en esta materia y los resultados confirman lo que usted sospechaba: muchos de los cartuchos de fabricantes originales y también los del mercado secundario todavía contienen una cantidad de tinta sorprendente cuando las impresoras que los contienen avisan que están vacíos. En realidad, PC World descubrió que hay algunas impresoras de inyección de tinta que fuerzan a los usuarios a reemplazar los cartuchos de tinta cuando éstos todavía están medio llenos.

La aguja está en cero

Realizamos las pruebas con impresoras multifuncionales de inyección de tinta de cuatro fabricantes importantes: Canon, Epson, Hewlett-Packard y Kodak. Nuestros resultados demuestran que cuando estos modelos informaban que sus cartuchos de tinta negra estaban vacíos, la cantidad de tinta todavía sin usar oscilaba entre un 8 por ciento en un cartucho de marca Epson y un tremendo 45 por ciento en un cartucho del mercado secundario para una impresora de Canon. Nuestras impresoras de prueba generalmente dejaron más tinta inutilizada –en algunos casos considerablemente más– cuando utilizamos cartuchos de terceros o del mercado secundario que cuando usamos los cartuchos del propio fabricante.

Es importante recordar que nuestros resultados muestran el rendimiento de un grupo pequeño de impresoras, en cada una de las cuales se colocó sólo una marca de cartucho. Como los OEM [fabricantes originales] y sus competidores venden decenas de cartuchos de tinta para una amplia variedad de modelos de impresoras, usted debe interpretar nuestros resultados como un ejemplo de la manera en que cada unidad particular maneja la tinta restante.

¿Sobras otra vez?

Diseñar las impresoras para que no agoten completamente los cartuchos de tinta es una práctica inteligente por varias razones, dice los expertos en impresión. “Muchas tintas, si se secan, pueden causar daños considerables a la impresora”, explica Brian Hilton, un ingeniero de diseño en el Rochester Institute of Technology. “Usted siempre quiere dejar una pequeña reserva en el tanque para que la impresora nunca se seque”.

Otros observadores indican que la cantidad de tinta sobrante por lo general es pequeña. “Las impresoras se han hecho mucho más eficientes con el paso de los años”, dice Andy Lippman, un analista que trabaja para Lyra. “En el pasado, usted podría haber visto 40 mililitros de tinta en el cartucho negro. Hoy va a conseguir la misma cantidad de páginas con 7 u 8 mililitros”.

Oro líquido

No obstante, los propietarios de impresoras probablemente están desechando mucha tinta útil y esto es un problema si se considera lo cara que es la tinta. Un cartucho de tinta negra promedio contiene 8 mililitros de tinta y cuesta unos US$10, lo cual equivale a US$1,25 por mililitro. Si usted comprara un galón de este material durante la vida de su impresora, habría pagado US$4.731 por un líquido que, según nos contó un fabricante de tinta del mercado secundario, era “barato” de producir.

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/E2BBEC1B389FB2738525753200138CEB/$File/pag7monitorene09.gif">]

Steve Pociask, presidente del American Consumer Institute, una institución educativa y de investigación sin fines lucrativos basada en Washington, D.C., publicó recientemente un estudio de 50 páginas que analiza el mercado de las impresoras de inyección de tinta y los cartuchos. “En algunos casos, encontramos que el precio de la impresora pudiera ser una octava parte del costo de impresión total”, dice Pociask. “Durante la vida de la impresora –y estamos hablando de tres años– usted podría gastar fácilmente US$800 por la impresora y la tinta”.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *