1

Los seguros de teléfonos móviles: ¿una apuesta a la mala suerte?

Usted puede asegurar la mayoría de los teléfonos contra robo, pérdida y daños; si usted está amarrado a su móvil, considérelo.

Cuando mi iPhone 3G casi se muere a los tres meses de uso, de pronto me interesé mucho por los planes de seguro de teléfonos que antes me tenían sin cuidado. Por lo general, las compañías telefónicas importantes ofrecen un seguro junto con una serie de “adiciones” cuando usted compra un teléfono nuevo, y yo instintivamente las rechazo todas.

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/EF4F4B5AF4F885D285257533001B22A9/$File/75carritoeneo09.gif">]

Pero enfrentado a la perspectiva, aunque fuera temporal, de tener que reemplazar mi iPhone a su precio total no subsidiado (US$500 por el modelo de 16GB), comencé a preguntarme si no sería conveniente tener un seguro. Descubrí que una sola compañía –Asurion– administra los programas de seguro de todos los proveedores importantes del servicio telefónico en EE.UU. Sin embargo…

No hay seguro para el iPhone

Lo primero que el funcionario de ventas de Asurion, Andrew Cole, me dijo es que no existía ningún programa de seguros para el iPhone 3G; Apple sólo ofrece AppleCare, que por US$69 extiende por un segundo año la asistencia técnica gratuita que usted obtiene con el teléfono.

“Nos encantaría poder asegurar [el iPhone]”, dice Cole, y explica que el problema se debe a la falta de unidades de repuesto. Aparentemente, Apple está vendiendo todos los teléfonos que produce a nuevos propietarios, o los usa para satisfacer las propias obligaciones de su garantía.

Pero todos los demás fabricantes venden unidades de reemplazo a Asurion. “Literalmente miles y miles [de teléfonos] están cubiertos, menos el iPhone”, dice Cole.

La política que sigue Asurion depende del precio (varía de US$5 a US$8 mensuales) y de los detalles de una compañía telefónica a otra, pero básicamente la compañía le reemplaza con un modelo idéntico o similar un teléfono perdido, robado, o dañado que esté fuera del período de garantía, una vez que usted pague una cantidad deducible. Usted puede presentar una reclamación en el sitio de Asurion o llamando gratis al número de la compañía; cuando la reclamación es aceptada, Asurion le enviará un teléfono de reemplazo al día siguiente.

Aunque casi todos (el 60 por ciento, según Cole) los teléfonos de reemplazo son nuevos, Asurion se reserva el derecho de entregar una unidad reacondicionada que haya pasado por una serie de pruebas de calidad y que viene con una garantía de un año.

Los costos deducibles también varían, en dependencia de las compañías telefónicas o del modelo. Verizon Wireless, por ejemplo, cobra un deducible de US$50 para todos los teléfonos; otras compañías de teléfonos tienen una serie de deducibles (de hasta US$130 por los modelos superiores). No vale la pena asegurar un teléfono barato, pero si su unidad es un teléfono inteligente de alto nivel que le costaría US$300 o más reemplazar, el seguro no sería una mala idea.

Hay nuevos acontecimientos que podrían hacer más atractivos los seguros de teléfonos. Algunos proveedores del servicio ofrecen una opción de mejora anticipada donde usted intercambia el modelo viejo por uno más nuevo por un precio modesto cuando presenta una reclamación. Usted recibirá un teléfono nuevo sin tener que pagar el costo total, y sin comprometerse a otro contrato de dos años para asegurar el precio subvencionado.

Además, hay un servicio que crea copias de seguridad de los datos del teléfono y mantiene así seguros todos sus contactos, calendarios, música y otros archivos, en caso de que pierda su teléfono, Asurion le envía uno nuevo con todos sus datos ya cargados. Esta es una opción a costo adicional que ofrecen algunos proveedores del servicio, pero Cole cree que tarde o temprano será parte de la oferta básica del seguro.

Alrededor de 60 millones de teléfonos se pierden o se dañan cada año en Estados Unidos solamente, dice Cole. Si usted no puede estar sin un teléfono móvil y no quiere lidiar con los problemas de reemplazarlo, un seguro podría ayudarle a dormir más tranquilo.

-Por Yardena Arar

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *