1

Primera mirada a Windows 7: la versión corregida de Vista

Ahora que Windows Vista está siendo criticado a diestra y siniestra, Microsoft redobla sus esfuerzos para buscarle un sustituto. Nuestra evaluación práctica a una edición beta del nuevo SO sugiere que va por buen camino.

¿Qué pasaría si Microsoft se sirviera de una varita mágica para hacer desaparecer todo lo que el público odia de Windows Vista? Usted podría tener entonces un sistema operativo de su agrado… y eso es precisamente lo que Microsoft parece intentar afanosamente con Windows 7. Pusimos a prueba una edición beta del futuro SO y aunque en estos momentos faltan o no están finalizadas muchas de sus características, las mejoras que se han realizado, desde la interfaz del usuario hasta la administración de memoria, lucen muy prometedoras.

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/94016A4F85D57CFF852575330073E57B/$File/36windows7ene09.gif">]

Por supuesto, algunas de las características prometidas son cosas que Microsoft ha ofrecido antes para luego no cumplirlas. ¿No se suponía que Vista fuera más rápido que su predecesor? Obviamente, durante algún tiempo no podremos probar el desempeño final (y otras características internas), pero podemos compartir con ustedes lo que Microsoft ha dicho para respaldar sus afirmaciones.

En algunos casos, ha sido muy poco: por ejemplo, no ha dicho ni una palabra sobre el precio ni las ediciones. Y todavía está por verse cuándo saldrá Windows 7 al mercado, ya que Microsoft se ha trazado como objetivo una fecha a principios de 2010, pero algunas personas conocedoras dicen que saldrá antes.

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/94016A4F85D57CFF852575330073E57B/$File/29win7ene09.gif">]

Microsoft siempre ha dicho que Windows 7 refinaría (pero no reescribiría) el núcleo de Vista. Sin embargo, algunas de las características nuevas dependen de un apoyo sobre el cual Microsoft no tiene control. Por ejemplo, algunas mejoras en lo que a redes se refiere sólo tendrían efecto si la compañía para la que usted trabaja instala el Windows Server 2008 R2, o si su red incluye más de una PC con la plataforma Windows 7. Otras características serán invisibles a menos que los fabricantes de hardware las activen. Microsoft, además, ha reducido el tamaño del código mediante la eliminación de algunas aplicaciones (como la administración de fotos y el correo electrónico) que antes incluía con el SO: algunas aplicaciones se podrán bajar y otras estarán accesibles como servicios en Internet.

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/94016A4F85D57CFF852575330073E57B/$File/29liveene09.gif">]

Pero lo que queda del SO trata muy fuertemente de agradar a los usuarios; para ello ataca los problemas de Windows Vista que han sido motivos principales de quejas y hace más fáciles y accesibles las tareas cotidianas. En la edición beta estos esfuerzos parecen haber dado resultado.

La interfaz: un Windows más amable y cortés

Windows Vista valora más el estilo que la sustancia con características como esos marcos translúcidos (¡espectaculares!) de las ventanas en la interfaz Aero, y el llamativo, aunque poco útil, Flip 3D para cambiar de ventanas. Muchos elementos, como las búsquedas en el escritorio, se habían rezagado frente al Apple Mac OS X y a algunas herramientas gratuitas existentes para Windows.

Windows 7 sigue un camino decididamente diferente al aplicar cambios relativamente pequeños en la interfaz con el fin de enfatizar la eficiencia cotidiana. Varios de los cambios están diseñados específicamente para que el SO no le distraiga y permita que usted trabaje sin estorbo. Y pocas de las ideas nuevas parecen haber sido tomadas del OS X.

La barra de tareas de Windows experimenta la remodelación más profunda de su historia: las familiares barras que contienen el nombre de una aplicación activa y un icono minúsculo han desaparecido; en su lugar hay iconos enormes sin texto identificador que parecen versiones gigantescas de los iconos de la vieja barra de herramientas de Quick Launch, y menos mal porque en Windows 7 suplantan a Quick Lauch (la nueva barra de tareas sí se asemeja mucho al Dock del OS X, e incluye características similares como la posibilidad de cambiar la posición de los iconos utilizando el método de arrastrar y soltar, pero tiene suficientes diferencias como para no parecer un clon del Dock).

La barra de tareas de Windows Vista introdujo la previsualización de las ventanas en tamaño miniatura que aparecen cuando el puntero del ratón se posa sobre una aplicación en la barra de tareas. Son bastante prácticas, pero sólo se puede ver una de ellas a la vez. En Windows 7, aparecen en la pantalla las miniaturas para varias ventanas simultáneamente, en una franja horizontal. Pose el ratón sobre una de las miniaturas y obtendrá una vista preliminar en tamaño natural de la ventana; también puede usted cerrar las ventanas usando las miniaturas.

Pulse sobre un icono en la barra de tareas –o en un programa en el menú Inicio– y verá una “lista de saltos”, una de las nuevas características de Windows que permite el acceso con un solo clic a las tareas relativas a una aplicación (por ejemplo, Reproducir toda la música para el Reproductor de Windows Media, o una lista de archivos abiertos recientemente en Word o Excel).

Sin embargo, no todos los iconos grandes que hay en la barra de tareas representan aplicaciones abiertas. En Windows 7, estos iconos también pueden representar dispositivos conectados a su PC (entérese de más detalles en la sección de “Dispositivos y hardware”).

Desafortunadamente, la mayor parte de las nuevas características de la barra de tareas no estaba en nuestro código preliminar. No obstante, nuestra breve evaluación de la nueva barra de tareas en las PC de demostración sugiere que podrían hacer mucho más agradable el uso de Windows, a diferencia de los efectos especiales de Vista.

La acumulación de iconos se ha terminado

El Área de notificación de Windows, también conocida como la bandeja del sistema, tradicionalmente ha provocado más irritaciones por pulgada cuadrada que cualquier otra área de Windows, ya que tiende a hincharse con iconos de aplicaciones que usted no recuerda haber instalado y que frecuentemente le importunan con globos para avisarle de cosas que a usted no le importan. En Windows 7, Microsoft finalmente incluye herramientas para controlar ese desorden.

Para cada aplicación, usted escoge si quiere ver u ocultar su icono y sus notificaciones. El área de desbordamiento para los iconos que no caben en el Área de notificación ahora se abre como una ventana emergente, en vez de apretar las aplicaciones en la barra de tareas a la izquierda. Usted puede arrastrar y soltar iconos entre las secciones de notificación y desbordamiento.

Pulse sobre un pequeño rectángulo vacío en el extremo derecho de la nueva barra de tareas para minimizar todas las ventanas abiertas y poder ver el escritorio. Esta característica existía como un icono en la barra de herramientas de Inicio rápido de Vista, pero usted podría usarla con más frecuencia si es un fanático de los Gadgets de Windows que fueron introducidos en Vista: la Barra lateral que anteriormente los alojaba (otra innovación de Vista) ha desaparecido y ahora usted los puede poner dondequiera en el escritorio (Microsoft dice que los usuarios se quejaron de que la Barra lateral ocupaba demasiado espacio en la pantalla, especialmente en las PC portátiles más pequeñas).

La compañía también ha incluido un par de características fáciles de usar para la administración de ventanas. Si usted quisiera trabajar en un par de ventanas yuxtapuestas, arrastrar la segunda ventana a cualquiera de los lados de la pantalla las haría caer en su lugar de manera que cada una de ellas ocupe la mitad la pantalla. Si usted arrastra una ventana a la parte superior de la pantalla, la ventana se agarra a ese punto y aumenta su tamaño para ocupar toda la pantalla.

UAC: Vamos a probar de nuevo

La reputación que tenía Windows XP de una seguridad poco firme se debía en parte a la posibilidad de que los piratas encontraran un hueco en la PC para instalar o lanzar aplicaciones o cambiar su configuración. En Vista, Microsoft respondió con el Control de cuentas de usuario (UAC), un método de seguridad que trata de protegerle preguntando, esencialmente, “¿está usted seguro?” antes de ejecutar una amplia variedad de acciones del sistema. El problema es que, en la gran mayoría de los casos, esas acciones son iniciadas intencionalmente por el usuario. Uno se cansa pronto de decirle a Vista que sabe lo que está haciendo. Pero el control UAC de Vista sólo tiene dos opciones: encendido y apagado.

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/94016A4F85D57CFF852575330073E57B/$File/32uacene09.gif">]

Windows 7 todavía le permite optar por el control UAC total o por quitarlo completamente. Pero agrega dos configuraciones intermedias útiles: una le notifica si hay intentos de instalar software o cambios de configuración sin que usted tenga que pulsar para continuar y la otra le avisa solamente cuando un programa trata de cambiar la configuración. Ambas opciones le alertan cuando ocurre alguna acción potencialmente peligrosa en su PC, pero el trabajo que usted está realizando no se detendrá con la frecuencia que lo hace en la UAC de Vista.

La configuración de UAC reside en una nueva sección del Panel de control llamada Centro de soluciones de Windows, que sustituye al Centro de seguridad de Vista. Es ahora donde se concentran las fuciones para modificar la configuración de seguridad, usar la Actualización de Windows [Windows Update] y hacer copias de seguridad de datos. El Centro de soluciones también le permite desactivar varias notificaciones de Windows, como las que advierten si hay problemas de seguridad. Desactive todas las advertencias que Windows 7 le permita y terminará con una de las ediciones del SO menos impertinentes que hemos visto en mucho tiempo.

¿Decíamos que Windows 7 tiene mucha más sustancia que estilo? En su mayor parte, es cierto. Pero las nuevas funciones para aplicar Temas a la interfaz de Windows han sido realizadas de una forma muy bonita. Como antes, los controles de Temas permiten escoger colecciones de papel tapiz, diseños de color, sonidos y protectores de pantalla para dar a Windows un cambio de imagen al instante. Sin embargo, en Windows 7 usted puede ver con un solo pulso un avance en toda la pantalla del efecto que el Tema tiene en el SO y es más fácil crear y guardar sus propios Temas que con los controles antediluvianos de Vista (a propósito, Microsoft dice que los Temas ahora se llamarán Estilos antes de que Windows 7 se ponga a la venta: éste es un ejemplo clásico de cómo la compañía cambia el nombre de una característica familiar sin ninguna razón clara).

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *