1

Cómo arreglar ese molesto píxel atascado en su pantalla

Antes de devolver una pantalla LCD con manchas de píxeles sueltos, considere lo que un paño suave y su dedo pudieran hacer para resolverlo.

He aquí un consejo útil para inyectarle nueva vida a su viejo monitor que ha visto mejores días. Recientemente encargué un flamante LCD para complementar mi nuevo sistema de videojuegos. A su arribo, me enfrasqué en el ritual de desempaque, cortando y zafando las tiras reselladas de plástico y la envoltura de espuma de poliestireno. Unos minutos más tarde ya tenía la base montada y los cables en posición correcta, pulsé el interruptor de encendido y observé mi nueva plataforma casera ejecutar su rutina sintáctica de inicio en gris y negro.

Y entonces lo divisé, ligeramente al norte del centro de la pantalla y a la derecha: un píxel atascado. Una diminuta y mínima señal de luz, un guiño testarudo en un mar de negro, y para mí, el total fracaso de una compra. Cuando usted se percata de que tiene un píxel atascado en su brillante monitor acabado de comprar, es como una patada en el vientre, seguido de una pizca de vergüenza, por preocuparse tanto de algo tan físicamente intrascendente.

Excepto que no es así, por lo menos no si es usted tan visualmente obsesivo como yo. Aunque dichos píxeles realmente no son píxeles quemados (que sí no tienen arreglo), de todas maneras no los puedo tolerar. Son como muescas en un Monet, aunque peores. Las pinturas (hablando en términos generales) no se mueven. Las imágenes en un LCD sí, y ese movimiento atrae mucho más la atención a estos puntos diminutos y burlones de una brillantez irreverente. Pruebe a jugar videojuegos como el Doom 3 con uno de dichos píxeles, en esos niveles donde usted queda agazapado en la oscuridad, en algún lugar detrás de tubos de aluminio. Entonces los notará, y una vez que los haya visto será como una costra que simplemente no puede dejar en paz.

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/5CBE395D60A7122C8525755300124FF3/$File/15pixefeb09.gif">]

En el pasado, sencillamente he colocado nuevamente en su caja el LCD (y hasta una portátil, pues me pasó anteriormente con al menos dos MacBooks) y lo he devuelto. Claro que esa sigue siendo la mejor opción si el LCD está bajo garantía, o tiene cobertura de devolución a través del detallista. Pero en esta ocasión me sentía aventurero: acudí a la Web y terminé por leer la guía “How to Fix a Stuck Pixel on an LCD Monitor” (Cómo arreglar un píxel atascado en un monitor LCD) publicada en Wikihow (www.pcwla.com/buscar/09021501). Ya había escuchado lo de “masajear” el píxel atrapado para hacerlo funcionar nuevamente, pero este truco siempre me pareció un poco de brujos. Hasta ahora.

El Método de la Presión

Siguiendo en la misma cuerda, probé con una miniaplicación Java gratuita basada en el navegador y denominada JScreenFix (www.jscreenfix.com) que, según indica el sitio, “repara píxeles atascados mediante operación rápida y repetitiva, y resonancia”. Después de 10 minutos de ejecutar la aplicación, y otro par de segundos más de masajes intermitentes sobre la pantalla (el “Método de la Presión”), logré liberar el píxel atrapado en mi pantalla.

Tras colocarme un paño suave sobre el dedo, apliqué una presión moderada sobre el área afectada mientras encendía y apagaba la pantalla… y ¡listo!: adiós pequeño punto rojo de la muerte. En el caso de que JScreenFix le funcione sin tener que recurrir “a la fuerza bruta”, usted se sentirá tan agradecido que querrá pagar por su versión de lujo, la cual, afirman, puede ayudarle a solucionar zonas específicas con problemas, al tiempo que atenúa los efectos de pantallas “quemadas”.

El “Método de Toque”, una alternativa de WikiHow, implica mostrar una imagen en negro en la pantalla (para facilitar visibilidad del píxel atascado) mientras se van dando toques suaves sobre el mismo, con pfuerza suficiente para ver una especie de iluminación blanca después de cada contacto.

Este remedio que descubrí tiene el potencial de causar más píxeles atrapados, de manera que es preferible que lo intente sólo en último recurso. Pero no es vudú después de todo. Sólo un poco de paciencia y una pequeña maniobra, y usted puede hacer que su pantalla LCD vuelva a lucir tan radiante como el día de estreno.

-Matt Peckham

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *