1

Implemente con facilidad una red de plataformas diferentes

¿Tiene usted computadoras que trabajan con Windows, OS X y Linux? No se preocupe: los tres sistemas operativos pueden comunicarse fácilmente en una red única.

En la medida que crece su compañía y usted añade personal, computadoras y una oficina para alojarlos a todos, será necesario establecer una red de trabajo para conectar a sus empleados entre sí y a la Internet. En esta etapa, es probable que su equipo de trabajo inicial utilice una combinación de máquinas Mac y PC; sus especialistas en gráficos seguramente prefieren el OS X, los desarrolladores de software se inclinan por las herramientas que trae Linux, y el resto continúa dependiendo de Windows. Afortunadamente, los tres sistemas operativos pueden comunicarse y coexistir en una sola red. Con la utilización de dispositivos adecuados que se encuentran a su alcance y las diversas herramientas integradas en los diferentes sistemas operativos, usted podrá conectar su heterogéneo hardware al universo en un breve plazo.

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/EAF666FC91C39DFA85257559000A0423/$File/57manosfeb09.gif">]

Conectando las impresoras

Las impresoras que se conectan directamente a la red mediante ethernet constituyen una de las innovaciones más brillantes que se hayan realizado. Simplemente enchufe la impresora y enciéndala, y en instantes el dispositivo estará disponible para cualquier computadora de la red.

Para buscar e instalar una impresora de redes en Windows, vaya al Panel de control, abra Impresoras y Faxes (o simplemente Impresoras en Vista), pulse Agregar una impresora, y use la opción de impresora de red en la caja de diálogo resultante para buscar su impresora en la red. En XP, es posible que las impresoras de redes no aparezcan si el nombre del grupo de trabajo de su computadora difiere de aquel al cual pertenece la impresora. Para localizar la impresora, intégrese al grupo de trabajo de la misma.

En OS X 10.5, abra Preferencias del Sistema, seleccione Impresión y Fax, pulse sobre el ícono de bloqueo para permitir cambios, y luego pulse el símbolo de suma para añadir la impresora. Si la impresora deseada no aparece en la lista Predeterminada, usted puede encontrarla enumerada bajo la categoría de Windows, que le permite seleccionar impresoras compartidas dentro de cualquier grupo de trabajo local de Windows. Seleccione la impresora que desea y pulse Agregar.

Para instalar una impresora en la popular distribución Ubuntu Linux, seleccione Sistema•Administración•Impresión, pulse Impresora Nueva, seleccione la impresora en la lista resultante, y pulse Adelante para seleccionar el controlador correcto e instalar la impresora.

Comparta sus archivos

Como en las impresoras, el almacenamiento puede ser mucho más útil cuando se ejecuta en red. En el pasado, compartir archivos implicaba dedicar toda una computadora para esta tarea. En la actualidad, los dispositivos NAS (almacenamiento conectado a red, por sus siglas en inglés) –a menudo no más grandes que una unidad de disco externo– ofrecen disponibilidad permanente de espacio en disco para cualquier usuario en la red a través del protocolo SMB (Bloque de mensajes de servidor), que es la lengua universal para compartir archivos.

Para conectarse a un recurso compartido SMB en Windows –bien sea en un dispositivo NAS o mediante otra computadora que lo comparta en SMB– abra Mis sitios de Red y examine los recursos disponibles en el actual grupo de trabajo. Al igual que para las impresoras, Windows XP le mostrará sólo los recursos compartidos disponibles para el grupo de trabajo en el cual usted está registrado. Para ver archivos compartidos en su red local a través de SMB en el OS X, búsquelos en el Finder; usted encontrará los servidores disponibles, agrupados en una lista bajo "Compartidos" en el panel izquierdo de la ventana, o simplemente elija Ir•Red en el menú. Si está utilizando Ubuntu, seleccione Lugares•Red.

Al igual que con las impresoras compartidas, no todo el almacenamiento tiene que conectarse directamente a la red. Windows (tanto Vista como XP), OS X y Linux, todos ellos, le permiten compartir archivos almacenados en su computadora con otros usuarios de la red, así como examinar los recursos compartidos de archivos en otros sistemas. Para compartir archivos en Windows, primero habilite compartir archivos e impresoras (como se detalla anteriormente). En XP, busque el archivo que desea compartir, haga un clic sobre el mismo con el botón secundario, seleccione Compartir y seguridad, y luego marque en la casilla Compartir esta carpeta en la red. Si usted desea que otros usuarios puedan modificar, borrar y crear nuevos archivos en la carpeta, marque en Permitir que usuarios de la red cambien mis archivos. Haga clic en Aceptar para terminar.

Windows Vista requiere de manera predeterminada que los usuarios den su nombre de acceso y contraseña para obtener acceso a los recursos compartidos de archivos. Si usted quisiera compartir archivos con cualquiera en la red sin tener que crear una cuenta de usuario y la contraseña para cada persona, desactive la opción ‘Compartir con protección de contraseña' en el Centro de redes y recursos compartidos, antes de proseguir al intercambio de información. Para compartir archivos y carpetas en Vista, haga clic con el botón secundario sobre el elemento, seleccione Compartir, seleccione Todos (todos los usuarios de esta lista) en la lista disponible de usuarios y grupos con los que puede compartir, pulse Agregar y luego Aceptar.

Para compartir archivos en OS X, abra Preferencias del sistema, pulse Compartir, active la casilla de verificación Compartir archivos, y pulse Opciones; después, seleccione las carpetas originales compartidas (de existir) que usted quiere compartir mediante SMB (las carpetas públicas son compartidas de manera predeterminada), marque en la casilla Compartir archivos y carpetas usando SMB, inserte la contraseña de la cuenta para cada carpeta seleccionada cuando se le pida, y pulse Terminado. Para intercambiar archivos mediante Ubuntu Linux con cualquiera en la red, seleccione la carpeta en el Navegador de archivos, escoja Archivos•Propiedades, seleccione la pestaña Compartir, marque en Compartir esta carpeta y en Acceso de invitado, luego pulse Crear recurso compartido.

De seguir cada paso mencionado anteriormente, usted podrá tener su red empresarial implementada y funcionando. Ahora sus empleados podrán concentrarse en llevar la empresa al próximo nivel.

¿Considera que las Mac y las PC no pueden convivir en armonía en su red empresarial? Incorporar las Mac a su negocio no es tan complicado como parece. Lea nuestros consejos en find.pcworld.com/62011.

-Por Scott Spanbauer

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *