1

Modelos SLR con personalidad de cámaras compactas

Con visores LCD en vivo, modos de escena y otros atributos útiles al consumidor, las cámaras digitales réflex de un solo objetivo (SLR) se han vuelto casi tan fáciles de manejar como el más sencillo de los modelos compactos, y sus precios continúan bajando.

Examinamos algunas de las mejores de la nueva generación de SLR, entre ellas varios modelos de alto nivel que impresionarán hasta a los expertos.

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/0D04F4E9A49E3AB5852575530075EC4C/$File/29srlsfeb09.gif">]

La percepción de que las cámaras digitales réflex de un solo objetivo son muy complicadas se ha ido desvaneciendo rápidamente. Lo mismo ocurre con la noción de que carecen de algunos de los atributos de fácil empleo que observamos en las compactas. Aunque de momento las réflex digitales probablemente no reemplazarán a las cámaras de bolsillo, cada vez son más los usuarios que aspiran a mejorar sus posibilidades fotográficas aprendiendo a utilizar una SLR digital.

Probamos ocho de los modelos más recientes y descubrimos que ahora más que nunca antes usted puede obtener más cámara por su dinero. Y no estamos hablando sólo de los megapíxeles, aunque estos también han aumentado. Las SLR actuales se benefician con la integración de tecnologías utilizadas en modelos profesionales y características que anteriormente sólo eran comunes en las cámaras compactas.

Por lo general, los modelos SLR más caros ofrecen extras tales como una mayor velocidad de cuadros por segundo (para captar acciones de movimiento rápido), así como un mejor desempeño en tomas con ISO alto (en interiores con iluminación tenue o en escenas nocturnas). Y la Nikon D90, nuestra Mejor Compra, es la primera SLR digital capaz de captar vídeo (con resolución de 720p). No puede competir con una vídeocámara, pero todavía esperamos ver más de esta capacidad en el futuro (Canon ha anunciado su 5D Mark II de cuadro completo, que puede captar vídeo a 1080p).

Los modos de escena, detección de rostross y visualización en vivo (para encuadres a través del LCD) al estilo de las compactas son características cada vez más comunes. De los modelos aquí presentados, solamente la Nikon D60, una cámara más básica, carece de visualización en vivo. Algunos fabricantes son mejores que otros a la hora de integrar esta modalidad de visualización en vivo. Sony agrega un segundo sensor de imagen a su DSLR-A300K para mayor velocidad y precisión de disparos; Nikon y Canon utilizan enfoque automático por detección de fase (que depende de los sensores de enfoque de las cámaras) y enfoque automático por detección de contraste (que detecta contrastes de la imagen para determinar el foco) en el modo de visualización en vivo para sus modelos D90 y EOS 50D, respectivamente.

Solamente una de las cámaras examinadas, la Olympus E3, no incluye modos de escena para fotografiar en determinadas condiciones. Y aunque en nuestra última evaluación sólo una SLR incluía detección de rostross, este año la D90 y tres de las cuatro Canon clasificadas (la excepción fue la EOS 40D) cuentan con esta funcionalidad.

La estabilización de imágenes es otra tendencia de las SLR. Mientras que algunos fabricantes, como Canon y Nikon, ponen la función de estabilización dentro de la lente, otros lo agregan en el cuerpo de la cámara; así lo hace Pentax con su K20D, al igual que Olympus y Sony con sus respectivas SLR.

El sistema de limpieza del sensor de imagen en la propia cámara ya es una constante. Aunque esta característica no elimina la necesidad de limpiar usted mismo el sensor ocasionalmente, le ayuda a mitigar el siempre molesto problema de las partículas de polvo que caen sobre el sensor y los efectos en las imágenes (normalmente el polvo es más visible mientras mayor es la apertura).

Y lo mejor de todo, usted no tendrá que desembolsar mucho para obtener buenas imágenes. El modelo más básico de Canon, la Digital Rebel XS (US$700), obtuvo un puesto en la tabla, al igual que la EOS 50D, sucesora de la EOS 40D, pero con mayor resolución. Cerrando el grupo está la Pentax K20D (US$1.000), que ofrece atributos únicos para las tomas y buen desempeño.

Quedaron fuera de la tabla la Panasonic Lumix DMC-G1 (US$800 con una lente de 28mm a 90mm), que carece de la estructura réflex de una cámara SLR tradicional, aunque utiliza lentes intercambiables. También evaluamos dos modelos profesionales de cuadro completo, la Nikon D700 (US$3.600 con lente VR de 24mm a 120mm, f/3,5 a 5,6; find.pcworld.com/62059) y la Sony Alpha DSLR-A900 (US$5.100 con lente de 24mm a 70mm, f/2,8; find.pcworld.com/62069). También se quedó corta la Olympus E-520 de US$1.000 (find.pcworld.com/62071), que tiene lente de 14mm a 42mm y apertura f/3,5 a 5,6, pero sufre de un diseño nada elegante y una calidad de imagen modesta.

1] Nikon D90

La D90 de Nikon es la primera SLR digital con capacidad para grabar vídeo. Esta característica necesita refinamiento, pero como instrumento para fotógrafos la D90 es una opción valiosa por muchas razones.

La D90 de 12,3 megapíxeles (US$1.250 con la lente del kit AF-S ED de 18mm a 105mm) tiene un excelente LCD de 3 pulgadas y visualización en vivo, detector de rostros y funciones de retoque integradas.

Está bien construida, aunque no es muy robusta. Su asidero es confortable y el diseño intuitivo. Su denso sistema de menús, aunque de fácil navegación, utiliza elementos fáciles de asimilar por el usuario como My Menu [Mi Menú] que conserva las configuraciones de uso frecuente.

Un botón en su parte trasera activa la función de visualización en vivo, la cual incluye tomas fijas y grabación de vídeos (este último con 720p a 24 cuadros por segundo). Mientras tomaba fotos, noté el modo de visualización en vivo demasiado torpe y su enfoque automático muy lento, por eso opté por el visor en su lugar.

Antes de grabar un vídeo, usted debe seleccionar el enfoque automático usando el modo de visualización en vivo. Durante la grabación, la D90 ajusta automáticamente la exposición, pero no el enfoque. Usted puede ajustar el enfoque manualmente mientras toma las imágenes, pero esto lo hallé un tanto incómodo sin un trípode. Además, debido al modo en que el CMOS graba la imagen es posible que vea un “rolling” indeseable (una impresión como de temblor) en las tomas. Las películas de más de cinco minutos también causan que el sensor se caliente. La calidad de audio del micrófono integrado de la cámara no era tan buena, y no lo pude utilizar para grabar apuntes en las fotos fijas.

La D90 sobresalió en las evaluaciones del Centro de Pruebas de PC World, con el segundo lugar sólo después de la Canon 50D. En el caso de mis fotos, se comportó rápida a la hora de enfocar automáticamente y por lo general cumplió su cometido en las pruebas; el flash automático también funcionó bien. Pero la D90 tiende a apagar detalles en zonas más iluminadas, y observé halos diminutos en bordes con alto contraste. Aunque apareció ruido en las áreas más oscuras a velocidades por encima de ISO 400, era mínimo, más bien parecido a la granulación en rollos de película.

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/0D04F4E9A49E3AB5852575530075EC4C/$File/31camarasfeb09.gif">]

-Kathleen Cullen

2] Canon EOS 50D

Entre las SLR actuales, la Canon EOS 50D (US$1.400 con lente EF 28mm a 135mm, f/3,5 a 5,6 IS USM; cuesta US$1.200 con el cuerpo solamente) tiene una de las cifras de megapíxeles más altas con 15,1. Recibió puntuación de calidad de imagen Superior en las pruebas de PC World. Las imágenes tenían buena saturación de colores y precisión, tanto con flash como bajo luz natural. En nuestras pruebas ISO, sin embargo, la 50D se desempeñó casi exactamente igual que la EOS 40D: los jueces consideraron inaceptables los resultados con ISO 3200 y calificaron de adecuado su índice ISO 1600.

La 50D es la primera SLR de Canon en incorporar detección de rostros (tanto a través del visor como con visualización en vivo), y afina el enfoque automático de acuerdo con la lente. Nominalmente tiene velocidad de 6,3 cuadros por segundo, un modo de ráfaga de hasta 90 JPEG usando tarjeta UDMA Compact Flash (la 40D tiene 75 JPEG). El LCD de 3 pulgadas tiene resolución de 920.000 puntos por pulgada, un gran avance con respecto a la 40D.

Me decepcionó el modo de visualización en vivo. Es conveniente, ya que tiene un botón específico para dicha función. Y para enfoque automático acepta tanto detección de contraste como detección de fases. Lamentablemente, en mis pruebas no pude mantener segura constantemente la imagen enfocada.

Aunque sus menús son ahora algo más gráficos, mantienen el estilo de los controles de todas las Canon. Una queja: Para ajustar los puntos de enfoque se requieren dos pasos, y con frecuencia hay que alejar la vista del visor.

Hablando del visor, su cobertura no se corresponde con lo que capta el sensor de imagen. Esto significa que algunas veces hay que repetir alguna toma. Pero también obtuve fotos de atletas donde aparecían con todos los dedos de manos y pies intactos, aunque pude haberlos cortado de haber usado sólo el visor y dejado muy poco margen. Con el tiempo aprendí a componer mi toma teniendo en cuenta el espacio extra.

-Melissa J. Perenson

3] Canon EOS Digital Rebel XSi

La Canon Digital Rebel XSi de 12 megapíxeles, como parte de un kit por US$800, viene con una lente IS de 18mm a 55mm (f/3,5 a 5,6) que proporciona estabilización de imagen y una distancia focal respetable para 35mm de 29mm a 88mm. En el modo de ráfaga puede tomar hasta 3,5 cuadros por segundo.

Su espacioso LCD de 3 pulgadas con visualización en vivo (pero sin alta resolución) está situado detrás. El modo de visualización en vivo emplea el sensor para tareas de previsualización y captura de las imágenes, de manera que la misma imagen en la pantalla será lo que recoja la cámara. A pesar de sus beneficios, su rendimiento es más lento que el de la Sony Alpha DSLR-A300K.

La función A-Dep en el selector ajusta la profundidad del campo visual de manera que todos los sujetos queden enfocados. A los más avezados les gustará la medición puntual [spot metering] de la XSi y su prioridad de tonalidades brillante; este último le permite retener más detalles de contrastes, aunque se pierde capacidad ISO 100 al hacerlo. Un modo de reducción de ruido le ayuda en niveles altos de ISO.

En nuestras pruebas, las fotos de la XSi resultaron nítidas y con buena exposición. Tenían poco ruido digital las imágenes en las zonas de sombra y un mínimo de artefactos junto a los bordes de alto contraste.

-Melissa J. Perenson

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *