1

Robots que pueden salvar vidas humanas

Un sistema que utiliza la comunicación inalámbrica por banda ancha para manejar robots a distancia ayudará a las víctimas de trauma.

La robótica, que ha demostrado su potencial para numerosas aplicaciones, ahora está siendo utilizada en los principales centros hospitalarios de Estados Unidos para una de las más beneficiosas: salvar vidas.

Empresas de tecnología como Qualcomm colaboran en proyectos existentes para mejorar la atención médica donde la comunicación a distancia es esencial. Este es el caso del estudio que se lleva a cabo en el Centro William Lehman de Investigación de Lesiones (WLIRC, por sus siglas en inglés), situado en el Centro Ryder de Trauma del Hospital Jackson Memorial de la Universidad de Miami (Florida), uno de los más avanzados del país y del mundo. Ante la escasez de médicos dedicados a esa especialidad, el Centro estudia la posibilidad de atender a las víctimas de trauma utilizando un robot RP-7, así como computadoras portátiles especialmente configuradas con tarjetas inalámbricas EV-DO Rev, A, para una mejor conectividad por banda ancha; a través de ellas, los cirujanos –que se adiestrarán previamente en el uso de los aparatos– se podrán conectar al robot donde haya disponible una conexión inalámbrica 3G. Con su iniciativa Wireless Reach, Qualcomm se ha unido en este proyecto a la mencionada institución y al Centro de Telemedicina e Investigación Tecnológica Avanzada (TATRC) del Ejército de EE.UU. y la Asociación Estadounidense de Telemedicina (ATA) .

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/10D6FBF000692338852575530073308B/$File/64robotfeb09.gif">]

El proyecto permitirá a los especialistas participar activamente por medio del robot RP-7 en el cuidado de los pacientes de la Unidad de Resucitación, en los quirófanos y en la Unidad de Cuidados Intensivos (ICU) desde un lugar distante. Una vez conectados, los cirujanos pueden dirigir de manera autónoma el robot hacia la cama de los pacientes utilizando controles existentes en sus portátiles y así ofrecer consulta durante una emergencia, mantenerse al tanto de la condición de los pacientes y entrenar a las enfermeras o enfermeros y médicos residentes desde la propia casa u oficina del médico, o prácticamente desde cualquier lugar. El robot está capacitado para comunicación audiovisual bidireccional, lo que permitirá a los especialistas comprobar los signos vitales de los pacientes, obtener una vista cercana de éstos y transmitir instrucciones a los médicos y enfermeros que los atienden.

El doctor Antonio Marttos, profesor asistente de cirugía y director de Telemedicina del Centro Ryder de Trauma, nos comentaba que para hacer la comunicación lo que se necesita es una computadora (en este caso una portátil) con el software que maneja al robot, y un lugar donde haya comunicación con Internet; de esa forma el especialista puede ponerse en contacto de manera remota con el personal que está atendiendo al paciente y poder seguir así todo el proceso desde que el paciente llega al centro médico de referencia.

El objetivo principal de la utilización de este robot, como se ha dicho, es ayudar por medio de él a los pacientes en situaciones críticas –como en los centros de cuidados intensivos– donde no haya en el momento necesario un especialista para atenderlos. De esa forma se puede contar con el acceso rápido a la atención médica que estos casos requieren, sin perder tiempo para salvar la vida del paciente.

Cómo funciona

Según su fabricante, la compañía InTouch Technologies, con base en California, el RP-7 es un robot inalámbrico, móvil y de presencia remota (de ahí las siglas en inglés de su nombre), lo que significa que puede proyectar al usuario a otra ubicación y trasladarse, ver, oír y hablar como si éste estuviera realmente allí.

El sistema robótico se compone de una o más estaciones de control (computadoras equipadas con videocámara, micrófono, joystick y un software especial) y robots RP-7, conectados por medio de una combinación de tecnologías de Internet e inalámbricas que se consideran seguras. Los robots están provistos también de una videocámara especial, micrófono y una pantalla LCD montados en una plataforma motorizada. A través de la estación de control, el médico puede manejar los movimientos de la cámara del RP-7 (inclinación y desplazamiento panorámico, además de zoom), así como de la plataforma motorizada. Asimismo, podrá tener acceso remoto al historial médico –almacenado en forma electrónica– del paciente, hablar con las enfermeras acerca del estado del paciente, desplazarse hasta la habitación donde éste se encuentra, observar cómo se comporta, comprobar la lectura de los equipos monitores y la graduación del respirador artificial, informar al paciente o a sus familiares acerca del tratamiento y regresar al puesto de enfermeras para dar instrucciones o discutir los próximos pasos a seguir.

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/10D6FBF000692338852575530073308B/$File/65comoufeb09.gif">]

La atención a los pacientes de trauma es crítica durante los primeros 60 minutos después de producirse la lesión, por lo cual la conectividad inalámbrica de alta velocidad puede ser un componente clave para el intercambio de información entre el personal que atiende al paciente y el especialista que no se encuentra físicamente junto a aquél. Las redes inalámbricas 3G de banda ancha facilitan considerablemente el acceso al robot y permiten así que los mejores médicos en la especialidad de trauma proporcionen la atención adecuada a los pacientes en el momento y lugar que lo necesiten.

El Centro Ryder de Trauma salva miles de vidas cada año. Un 70 por ciento de los pacientes de ese centro son tratados por traumatismos debidos a contusiones graves, accidentes vehiculares y otras causas.

Beneficio adicional

Otro de los beneficios que se podrían obtener del uso del robot RP-7 es una reducción en la propagación de infecciones bacterianas, un problema que afecta a muchos hospitales donde los médicos tienen que visitar aproximadamente de 10 a 15 pacientes por hora. En las pruebas que se realizarán, se examinará el empleo del robot, manejado a distancia por el médico, para efectuar las rondas y evitar así la propagación de infecciones.

-PC World LA

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *