1

Tres Windows contra Linux

En 2009, la crisis económica ayudará al crecimiento de Linux, según afirman varios expertos. Sin embargo, Microsoft enfilará sus baterías contra Linux: será la primera vez que tres versiones de Windows estarán disponibles el mismo año.

El 2008 ha sido un año bueno para los sistemas operativos alternativos. Para la mayoría de los usuarios, la causa es una de dos posibles: estos sistemas han mejorado o la opción de Microsoft, llamada Windows Vista, es la peor encarnación de Windows hasta el momento… incluso peor que Windows Me. Según la firma NetApps, que estudia los sistemas operativos y aplicaciones que están en la Internet, la participación de Windows en el mercado de sistemas operativos ha descendido del 90 por ciento por primera vez en muchos años. Tanto Linux como Mac OS X han sido los más beneficiados por las preferencias de los usuarios que cambian sistemas o los que eligen un sistema operativo por primera vez.

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/9561CEED9D829517852575530015E7D7/$File/56linuxfeb09.gif">]

Pero 2009 se configura como un año muy particular. Microsoft prepara apresuradamente el relevo de Windows Vista –llamado Windows 7–que será lanzado a finales del año, lo que implica que durante 2009 habrá tres versiones diferentes de Windows disponibles: XP, Vista y Windows 7. Mac OS X parece haber alcanzado un gran nivel de maduración y debe continuar aumentando su participación en el mercado gracias a las buenas ventas de Macs, pero especialmente al éxito de iPhones e iPods que arrastran tras sí a usuarios satisfechos.

Por el lado de Linux hay también grandes noticias. Las distribuciones orientadas a las PC de escritorio de las compañías, al estilo de Suse Desktop Linux, cada vez son mejores y las aplicaciones de ofimática, así como las técnicas de virtualización permiten usar estaciones Linux donde no se podían usar antes. Gracias al ahorro en licencias que esto puede significar para una empresa, es seguro que durante 2009 las instalaciones de Linux en el ámbito empresarial deben aumentar de manera considerable.

Además, existen muchas distribuciones Linux que están siendo apoyadas por gobiernos y organizaciones que seguirán creciendo a ritmo constante. Casi cada país del mundo cuenta con al menos una distribución de Linux propia, basada en alguna de las más populares distribuciones globales como Ubuntu, Red Hat o Suse. Actualmente están siendo usadas con el fin de disminuir la brecha digital, servir en centros de conexión comunitarios y hasta fomentar el gobierno electrónico, y este impacto –difícil de medir, pero contundente– está dirigido en su mayoría a una base de nuevos usuarios que inician su experiencia digital de la mano del popular pingüino.

La batalla de las netbook

La verdadera batalla de los sistemas operativos se estará librando en las computadoras de bajo costo, especialmente en las nuevas portátiles de bajo consumo conocidas como netbooks. Linux seguirá creciendo en detrimento de Windows en este segmento hasta que Windows 7 haga su aparición, y esto sucederá aunque Microsoft siga retrasando la fecha de muerte de Windows XP, el único contendor de Linux en el segmento en este momento. Mientras Windows 7 se ajusta para salir a la calle, las opciones son sólo dos: Windows XP o Linux , y hay que tomar en cuenta que Linux hace que la netbook cueste en promedio unos US$50 menos y comprar Windows XP significa acortar la vida útil del dispositivo, al menos en teoría.

Al salir Windows 7, desaparecerá Windows XP como contendor, pero Linux seguirá allí, con la misma ventaja de costo y con menos escepticismo acerca de si las nuevas y viejas aplicaciones funcionarán sobre el sistema. La ventaja de Linux es clara, al menos en este año, o mejor aun, hasta que se consolide Windows 7.

Del lado del servidor

Donde hace rato que Linux ha conseguido una posición sólida es en el mundo de los servidores. Este año esa tendencia debe consolidarse, especialmente al considerar el uso cada vez mayor de la tecnología de virtualización, que favorece la coexistencia de sistemas en un solo servidor. Bajo este esquema va a ser cada vez más difícil medir la penetración de los sistemas operativos, ya que una sola computadora podrá contar con varios sistemas operativos ejecutándose según sea necesario (de hecho, un servidor a una hora podrá tener una configuración y pocas horas después podría tener otra).

Pero el crecimiento de Linux se manifiesta en las medidas que han tenido que tomar las grandes compañías fabricantes de servidores para poder interoperar con él de manera eficiente. Microsoft, por ejemplo, ha establecido fuertes alianzas con Novell para brindar a sus clientes interoperabilidad con Linux. Oracle ha hecho algo parecido e incluso brinda soporte Linux. IBM ha invertido enormes sumas de dinero para apoyar el desarrollo de Linux y la interoperabilidad con sus sistemas y productos.

Definitivamente el 2009 va a ser un año muy interesante para Linux y el software libre en general.

-Alcides León

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *