1

Propuesta de ley podría hacer que los usuarios de Wi-Fi ayuden a los policías

Una propuesta de ley en Estados Unidos requeriría que los proveedores de servicios de internet y probablemente los dueños de routers Wi-Fi almacenaran información sobre todos los usuarios en sus redes durante dos años.

Una propuesta de ley en Estados Unidos le requeriría a los proveedores de servicios de internet almacenar información acerca de todos los usuarios de sus servicios y mantener esos datos por al menos dos años, como un intento de tomar duras medidas contra predadores y pornógrafos de niños en Internet.

El lenguaje de la ley podría incluso aplicarse a dueños de routers Wi-Fi caseros, de acuerdo a un abogado de derechos digitales.

El senador John Cornyn y el representante Lamar Smith, ambos republicanos de Texas, tuvieron una rueda de prensa el jueves para anunciar leyes separadas en el Senado y en la Cámara de Representantes, ambas llamadas Actas de Seguridad en Internet. Junto a secciones estipulando penas más duras para actividades relacionadas con el acceso a pornografía infantil en Internet, la ley requeriría que los proveedores de servicios de internet y correo electrónico retuvieran “todos los registros y otras informaciones” sobre cualquiera que use una dirección de red asignada temporalmente por el servicio. La disposición sobre la retención se aplicaría a cualquier proveedor de “un servicio de comunicación electrónica o servicio de computación remoto”, así como a alguien que recibe el contenido y las listas de destinatarios de mensajes electrónicos que “transmita, reciba o almacene”, de acuerdo al texto de la ley en el Senado.

“Mientras que Internet ha creado muchos cambios positives en las maneras en que nos comunicamos y hacemos negocios, su naturaleza ilimitada ofrece un anonimato que le ha abierto las puertas a criminales que buscan lastimar a niños inocentes”, dijo Cornyn en un comunicado de prensa.

Cornyn y Smith dijeron que la ley requeriría que los proveedores de servicios de internet mantuvieran registros de los suscriptores de forma similar a la que son retenidos los registros por operadores de telecomunicaciones. Pero los defensores de las libertades civiles destacaron que esos registros telefónicos no son retenidos para ser usados en investigaciones.

“No hay, de ninguna manera, retención de datos por parte de las compañías telefónicas con propósitos de orden público”, dijo Kevin Bankston, jefe de abogados de la Electronic Frontier Foundation.

Tanto a las operadoras como los proveedores de internet ya se les pide preservar cualquier información relacionada a comunicaciones específicas en sus redes que estén involucradas en una investigación criminal, dijo. Las peticiones de preservación sólo duran 90 días, pero pueden ser renovadas, dándole a la fiscalía tanto como seis meses para obtener órdenes de la corte para hacerse con la información como evidencia, dijo Bankston.

El Acta de Seguridad en Internet equivaldría a que los proveedores de servicios almacenaran información personal sobre sus clientes por si acaso en algún momento son acusados de un crimen, dijo Leslie Harris, presidente del Centro para la Democracia y la Tecnología.

La ley puede imponer una pesada carga sobre los ciudadanos privados y las empresas con redes inalámbricas, incluso aquellas protegidas por contraseñas, dijo Bankston de EFF. Podría significar que los routers de Wi-Fi necesitarían discos duros para almacenar los datos de cada usuario que use la red.

“Es increíblemente amplia, y no sólo alcanza a las AT&T y a las Comcasts del mundo; alcanza a la cafetería de la esquina, e incluso a usted en su casa”, dijo. “La definición actual de proveedor de comunicaciones electrónicas ciertamente alcanza a las personas que tienen routers inalámbricos”.

Como las leyes están siendo presentadas por republicanos, sin algún co-proponente del Partido Demócrata, que controla tanto la Cámara como el Senado así como la Casa Blanca, es poco probable que no lleguen muy lejos. Pero Bankston dijo que el Acta de Seguridad en Internet no será la última de su estilo.

“Las propuestas de retención de datos son como zombies, en el sentido de que son más o menos fáciles de derribar, pero tienden a regresar”, dijo Bankston.

Por Stephen Lawson

IDG News Service (Agencia de San Francisco)

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *