1

Carro volador toma los cielos … y las calles

Las alas se contraen y el Transition está listo para correr.

Ya no es más un asunto de ciencia ficción, un carro que puede volar con un avión regular, pero luego aterriza, encoge sus alas y se maneja como un auto, debutó en Boston la semana pasada.

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/DBF9DDDDD6835359852575800004C7ED/$File/carrovolador1.jpg">]

Terrafugia de Massachusetts prefiere llamar a su Transition una “aeronave que rueda” en lugar de un “carro volador”. Ha completado varias carreras de prueba y un ensayo de vuelo es parte de su fase de prueba conceptual. Además, la compañía planea refinar la nave y comenzar a comercializarla en el 2011.

El avión estuvo en exhibición durante una conferencia de prensa en el Museo de Ciencia en Boston. El CEO y fundador de Terrafugia, Carl Dietrich, dijo que el Transition “cambia el mundo de la movilidad personal” y que “viajar ahora se hace sin preocupaciones, una experiencia integrada aire-tierra”.

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/DBF9DDDDD6835359852575800004C7ED/$File/carrovolador2.jpg">]

Su primer vuelo fue el 5 de marzo de este año en Plattsburgh, New York, donde el coronel retirado de la reserva de la fuerza aérea de los Estados Unidos y piloto de prueba de Terrafugia, Phil Meteer, llevó el avión a varios cientos de metros en el aire y luego aterrizó de nuevo en la pista. “Fue una clase de momento wahoo”, dijo Meteer. El avión planeó unos 900 metros y antes de la prueba aérea la aeronave se sometió a varias pruebas terrestres y a túneles de viento.

Luego de que el avión cierra sus alas a la mitad y se retraen mecánicamente una vez que el motor está apagado, el piloto ingresa un número PIN en un panel de la cabina.

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/DBF9DDDDD6835359852575800004C7ED/$File/carrovolador3.jpg">]

“(Tiene) todos los controles de un carro con lo que cualquier conductor lo puede manejar … en el aire tiene todos los controles de un avión normal por lo que cualquier piloto lo puede manejar”, agregó Meteer. En el aire, el piloto usa una barra de control y pedales de timón para volar, mientras que en tierra un conductor usa un volante y pedales para acelerar y frenar al conducir.

El vehículo tiene un cuerpo que parece más un avión que un carro, pero tiene cuatro llantas, una función poco común en las naves aéreas, que le permite manejar en carreteras a 105 kilómetros por hora (65 mph). Alcanza la sorprendentemente buena economía de 30 millas por galón. En el aire, su velocidad de crucero es de 185 kph (100 kts o 115 mph).

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/DBF9DDDDD6835359852575800004C7ED/$File/carrovolador4.jpg">]

El Transition no será bueno para todos ya que podría necesitar el apoyo de un piloto calificado por la Administración Federal de Aviación. Terrafugia asegura que se puede obtener en “tan solo 20 horas de tiempo de vuelo en un curso específico de Transition”. La nave también cuesta US$194.000.

En modo de automóvil, o cuando las alas están contraídas, la nave mide 2.1 metros de alto, 2 metros de ancho y 5.7 de largo. Como avión, la nave tiene 1.9 de altura, 8.4 de ancho y 5.8 de largo. Tiene un motor Rotax 912S de 100 caballos de fuerza, una armazón de seguridad y zona de colapso, protección para impactos laterales y un paracaídas que reducirá la velocidad del avión en tierra en caso de una falla en el motor de aire.

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/DBF9DDDDD6835359852575800004C7ED/$File/carrovolador5.jpg">]

El Transition ya tiene a 40 personas en lista de espera, todos ellos necesitan pagar un depósito reembolsable de $10.000 por el avión. Muchos de los compradores, de acuerdo con Dietrich son aquellos en edad de retiro o pronto a hacerlo que ya tienen su licencia de pilotos.

-Por Nick Barber

IDG News Service

BOSTON

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *