1

Cuando el software se convierte en una ventaja estratégica

Grady Booch, programador veterano que ha influenciado a generaciones de constructores de software, conversó con PC World acerca de las corrientes en el desarrollo de software y sobre cómo este ha tomado un papel cada vez más relevante para diferenciar los productos.

En un mundo altamente industrializado, donde las grandes fábricas son capaces de producir en masa los objetos tecnológicos por apenas una fracción del costo que hubieran tenido hace poco, el software –presente en todos los dispositivos– se esta volviendo cada vez más el elemento diferenciador por excelencia. Grady Booch, visionario de software que sirve como asesor de alto nivel a la compañía IBM –en especial a la marca Rational– llama a prestar atención a la adecuada generación de software para lograr capitalizar el potencial del mismo como ventaja estratégica. Booch es un autor reconocido de libros en el área de computación,incluyendo seis grandes “Best-Sellers” y por muchos años ha escrito artículos en publicaciones científicas, incluyendo algunos en los años 80 en los que creó y bautizó la “Programación orientada a objetos” muy usada en casi todos los lenguajes de programación modernos. Además el es uno de los creadores del UM L o Lenguaje Unificado de Modelaje, una herramienta muy usada por los programadores actuales.

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/786D24A502C1811E852576140010A109/$File/72ago09.gif">]

PCW: ¿Todas las empresas pueden beneficiarse de la utilización de una arquitectura de software?

GB: Por supuesto que no todas las empresas están listas para hacerlo, pero en general todas pueden obtener beneficios de hacerlo. Pero no basta con hacer arquitectura sobre el software o los sistemas, se debe realizar arquitectura sobre el negocio como tal para obtener el máximo provecho. Se trata de mejorar los procesos de negocios.

PCW: En este momento se ve que la computación se divide entre dos grandes corrientes: la computación científica –más orientada al uso de programas altamente paralelizables –y la computación de negocios –para el procesamiento simultáneo de transacciones diferentes. ¿Cree que bajo este esquema en el que se van separando cada vez más entre sí, los grandes esfuerzos en el área de supercomputación terminarán afectando positivamente a los negocios?

GB: En realidad la situación es todavía más compleja ya que hay un tercer camino: la computación de los sistemas embebidos, que es un mundo totalmente diferente a los dos anteriormente descritos. De hecho en la estrategia de IBM de Planeta Inteligente, estamos conscientes de que hay todo un mercado de dispositivos embebidos al que hay que atender de alguna forma. En general hay que darse cuenta de que hay dominios para cada tipo específico de computación, pero al mismo tiempo hay características que se comparten entre todos ellos. Pero, ¿cómo relacionar por ejemplo el desarrollo de BlueGene con el de un sistema embebido? Pues es muy fácil, si los dos equipos de desarrollo hablan entre sí, podrán transmitirse la experiencia ganada sobre problemas específicos. En IBM eso ocurre y ha beneficiado el desarrollo de cada tipo de programación. Hay mucha comunicación entre los equipos que trabajan en las áreas de computación transaccional, por ejemplo, con los que trabajan en el área de supercomputación, digamos en el desarrollo de Blue Gene. Y además ocurre cada vez más que el poder masivo de cálculo de sistemas como los Blue Gene, están pasando a ser parte de la nube, y como tales deben ser capaces de resolver problemas netamente transaccionales. Es el middleware el que se debe encargar de que eso sea realizado –no es el usuario el que deba convertirse en un experto en computación intensiva. En general concuerdo con la idea de que ambos tipos de computación están divergiendo actualmente pero probablemente eso no sea nada malo para la industria.

PCW: ¿Entonces podemos esperar que haya cada vez más virtualización, quizás a nivel del middleware para que exista esta especie de “transparencia” entre la computación transaccional y la computación intensiva?

GB: Hay un esfuerzo de la academia de tecnología para resolver específicamente ese problema para los procesadores de varios núcleos de IBM. La conclusión a que estamos llegando es que eso debe ser resuelto a nivel de los compiladores, y estamos entonces dotando de librerías de patrones para diferentes lenguajes de programación de manera de brindar estas capacidades a nivel del middleware.

Grady Booch es una persona muy abierta y antes de terminar la entrevista y ante un comentario acerca de si siente miedo de la automatización de la producción de software pueda causar muchas bajas laborales en esta época en que la crisis ha aumentado el desempleo, suelta una frase contundente: "la única cosa a la que realmente le tengo miedo es a la gente cruel y a los políticos estúpidos… y desafortunadamente no tengo control sobre ninguno de ellos”. Para Booch el capitalismo es un sistema que se sabe auto regular y que siempre ha crecido, aún pese a las crisis.

-Alcídes León

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *