1

Los ladrones de identidad van en busca de los registros médicos

El robo de la identidad médica es una amenaza cada vez mayor donde se llegan a pedir rescates por los datos secuestrados o donde la información se comercia en mercados negros en línea.

Los usurpadores de la información médica han vuelto a sus andanzas. Esta vez, un ladrón se hizo con la información de recetas de una computadora del Departamento de Profesiones de Salud (DH P) de Virginia y no hizo el menor intento de borrar sus rastros. “Ahora mismo tengo en *mi* posesión 8.257.378 registros de pacientes y un total de 35.548.087 de recetas”, decía la nota de rescate que el ladrón dejó en lugar de la página central de la Web del Programa de Supervisión de Recetas del DH P de Virginia a final de abril. (Para ver la nota completa, visite find.pcworld.com/63055). El robo y el intento de extorsión subsiguiente son muy similares a un incidente ocurrido el pasado mes de noviembre en Express Scripts. Los ladrones forzaron la entrada en un sistema que contenía información de pacientes y registros de recetas, y luego enviaron cartas donde amenazaban con revelar los datos de los clientes si no se pagaba el rescate exigido. Aunque estos robos bien pudieran ser acciones desesperadas para lucrar con las extorsiones, también existe un mercado negro digital para el uso fraudulento de la información médica robada. Rescate o no, hay mucho dinero en el robo de la identidad médica.

El robo de la identidad médica, como su pariente más mundano y puramente financiero, tiene como único propósito el enriquecimiento ilícito. Según el grupo de defensa si fines de lucro World Privacy Forum, la información médica robada a una persona se puede utilizar para ganar cientos de miles de dólares haciendo reclamaciones falsas a un programa gubernamental o compañía de seguro. Las víctimas pueden terminar con una factura por servicios médicos que nunca recibieron o con información falsa en sus registros médicos.

Aunque el robo de la identidad médico es una amenaza legítima, no es un riesgo endémico. Según un informe de la Comisión Federal de Comercio publicado en 2006, estos crímenes comprendieron un 3 por ciento (250.000 incidentes) del robo de identidad de ese año donde se involucraron cuentas existentes (a diferencia de los incidentes de fraude donde se abrieron cuentas nuevas).

Si usted recibe una nota donde se afirma que sus registros de salud han sido robados, manténgase vigilante de cualquier indicio de robo de identidad médica. Recuerde también que la información falsa en un registro médico podría conducir a tratamientos incorrectos y a daños genuinos. Según el World Privacy Forum, una clara indicación de que ha ocurrido un robo de identidad es cuando recibe un aviso de pago de beneficios de su compañía de seguros por tratamientos o mercancías que usted nunca recibió. El fraude también podría aparecer en su reporte de crédito, como una notificación de cobro de un hospital por cargos falsos.

-Erik Larkin

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *