1

Saque provecho del fenómeno de los memes en Internet

Los LOLcats y las fotos comprometidas de la familia pueden ser más que una simple diversión en línea—también pueden generar enormes ganancias a los bromistas emprendedores.

Desde sus orígenes turbios, a través de pequeñas distracciones anónimas, el fenómeno del Meme en la Internet se ha convertido en un potente motor económico. Los LOLcats han invadido las librerías. Los conejitos de Cute Overload adornan calendarios que se venden por US$13 cada uno. Se dice que el bloguero que se rió de nosotros en StuffWhitePeopleLike.com recibió una oferta de US$350.000 para escribir un libro.

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/B93AE27E5CFF363285257605007F615D/$File/69memesago09.gif">]

¿Es demasiado tarde para que usted se haga rico con un meme lucrativo? De ninguna manera. Pero necesitará algunas sugerencias. Aquí le ofrecemos una guía para ganar dinero con las modas de la Web.

COMIENCE CON PIE DERECHO

Su primer paso, por supuesto, es crear algo. Mat Honan, un editor asociado de Wired, creó su sitio BarackObamaIsYourNewBicycle.com como un regalo simpático para su novia. Pero de inmediato se convirtió en una sensación de la Internet. A los poco días, dos editores de Nueva York llamaron a Honan para ofrecerle un contrato literario. “Esa misma tarde me conseguí un agente”, dice él y terminó con “un bonito avance de cinco cifras”.

No obstante, el éxito de Honan palidece frente al imperio de ICanHazCheezburger.com. El CEO de este sitio, Ben Huh, gana tanto que prefiere no referirse al tema. “No quiero ostentar mientras otra gente lo está pasando tan mal”, dice tímidamente. Fundado en 2007 como un sitio de la Web para coleccionar fotos de gatos, la operación se ha expandido hasta convertirse en un conglomerado de nueve sitios populares y diez empleados a tiempo completo. Esto es sin contar un “puñado de proyectos favoritos” que la compañía tiene a modo extraoficial, según Huh. En vez de dedicarse a la creación de nuevos memes, él presta atención a lo que está en boga y entonces lo adapta o lo compra.

ICanHazCheezburger nació para ser un negocio, dice Huh, quien comprara el sitio en diciembre de 2007. “En aquel entonces, yo no tenía idea de lo que era un meme, pero en teoría LOLcats tenían mucho sentido. Es un negocio de bajo costo con clientes muy leales. Puede operarse desde cualquier lugar y no necesita mucha infraestructura”.

En abril pasado, en Cambridge, Massachusetts, se reunieron una serie de creadores de memes en la primera ROFLcon anual—una convención para celebrar la generación anterior de celebridades accidentales que se hicieron famosas a partir de fotos y vídeos embarazosos. Alrededor de 900 fanáticos acudieron para ver a Tron Guy, a la Gem Sweater Lady y otros iconos de la Internet.

Desde el punto de vista de los negocios, es buena idea aprovechar estos eventos para reclutar talentos, dice Honan. “Muchos editores se fijan en la Web para encontrar nuevos escritores, especialmente para la creación de libros humorísticos, porque allí se encuentra una enorme fuente de talento que quizás fuera del ámbito de la Web nunca hubieran pensado en escribir un libro”, explica.

NO LO FUERCE

Alex Halavais, analista de Internet y profesor de la Universidad de Quinnipiac, advierte que “no existe una receta específica para que algo tenga un éxito viral”. Pero ofrece algunas directivas generales.

“Tiene que ser fácil de recordar y de pasar a otros … tiene que mantener la coherencia. No puede mutar con demasiada rapidez. Y no puede ser estable completamente”. Se acuerda del anuncio de hamburguesas donde la señora mayor preguntaba “¿Dónde está la carne?”

“Si sólo se hubiera referido a las hamburguesas”, dice Halavais, “la idea no hubiera tenido éxito”.

Honan se sustenta en el mantra de que “un meme no puede ser algo forzado”. “Si su meta final es lograr un contrato literario, le va a ser muy difícil lograrlo”, dice. “Si su propósito es hacer algo que le gusta y entretenerse con eso, entonces el éxito es mucho más probable”. Como los nombres de dominio son tan baratos hoy en día, él recomienda que pruebe su idea. Si usted no lo prueba, indica, nunca sabrá si la idea tenía potencial.

Hwang cree que un modelo más confiable para la rentabilidad es perseguir un crecimiento sostenible de la Web y un contenido regular. “ Los cómicos de la Web son excelentes en eso”, comenta.

Halavais añade, “Mi consejo es que trate de encontrar las cosas que están pegando y seguirles la corriente en vez de empezar de cero”.

Promocione, pero no exagere

Si usted tiene la suerte de crear un meme popular, aclara Honan, no tenga miedo de promocionarlo. Pero también es posible que no tenga que hacer nada, razona Halavais: “yo no creo que tenga que forzarlo. Una vez que sea famoso, la gente lo buscará a usted”.

Para bien o para mal, los miembros de la nueva generación de creadores de memes hacen lo imposible por ganar dinero en línea—y por lo general les va bien. ¿Cuánto durará la bonanza actual de ganancias y negocios de libros?

Hwang ve una conexión entre el colapso económico y la popularidad de la cultura de la Internet. “De pronto hay mucha gente desempleada, sin nada que hacer todo el día, que se sienta en su computadora y crean una gran cantidad de contenido”, dice él.

No obstante, Halavais espera que los memes se mantengan como una fuente potencial de riquezas en la medida que atraigan grandes cantidades de tráfico y de interés. “Siempre ha habido gente que llama la atención, y estos son los que logran los contratos para escribir libros”, explica. “La manera que la gente llama la atención ahora es a través de la Internet, pero eso se sobreentiende. ¿Qué otra opción hay por ahí?” Claro está que ninguna.

-Por Bonnie Ruberg

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *