1

20.000 líneas de código libre

La última movida de Microsoft ha causado asombro en los miembros de la comunidad libre. Mientras muchos saludan la iniciativa otros buscan las razones detrás de este cambio.

La posición de Microsoft ante el código libre siempre será observada con extrema cautela por parte de la comunidad de software libre ya que han sido numerosos los momentos de enfrentamiento entre ambos. Por eso la decisión de la empresa de Redmond de publicar 20.000 líneas de código bajo el esquema de licenciamiento GPL, un esquema al que Microsoft llegó a calificar como equivalente a un cáncer.

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/405C1F66D3F1463285257621000FDC4E/$File/16vientosep09.gif">]

Sin embargo desde Redmond el mensaje es claro: estamos ante un momento histórico, Microsoft colabora con la comunidad de software libre en el más emblemático de sus proyectos: Linux. “Microsoft ha decidido acercarse a la comunidad de código abierto y ha publicado más de 20.000 líneas de código para Linux" decía el comunicado de la empresa

Pero muchos dicen que no se trata de un gesto de buena voluntad, sino más bien de una forma de cubrir un error. Reportes en la Web afirman que Microsoft podría haber infringido la licencia GPL con cierto código usado entre las 20.000 líneas liberadas, y que este movimiento sólo buscaría evitar futuros problemas por dicha violación.

La licencia GPL (General Public Licence) se usa para publicar programas gratuitos, junto a su código, y permite que el código fuente sea modificado libremente por cualquiera. Sin embargo, los términos de la licencia contienen restricciones sobre el uso de este código con código propietario, de manera simultánea en un mismo programa, que podrían haber sido infringidas por Microsoft de resultar ciertas las acusaciones.

Pero más allá de si esto es cierto o no, Microsoft se acaba de montar en una ola de la que le será difícil bajarse sin sufrir cierto daño. Ya sea que continúe liberando su código, o que deje de hacerlo totalmente, Microsoft se enfrentará a un gran cambio.

Liberar el código y convertirse en miembro activo de la comunidad de software libre puede ser muy conveniente para Microsoft –empresas cómo IBM han sabido aprovecharlo—pero no hay una empresa en el mundo para la cuál pueda resultar más difícil seguir una decisión de este estilo, ya que aún tomándola, tendrá a miles de usuarios señalando que la empresa no hace las cosas de manera correcta o que se está aprovechando de ello.

La contribución de Microsoft son unos controladores que permiten un mejor funcionamiento de Linux en servidores de Microsoft, bajo condiciones de virtualización. Los miembros de la comunidad dividen sus opiniones acerca de la relevancia o no, e incluso de los motivos que puedan estar sobre esta decisión, pero una de las posiciones más inteligentes es la del creador del sistema Linux, Linus Torvalds, que afirmó en una entrevista publicada en la Web, que no le importaba de quién proviniera el código, mientras este fuera bueno y no surjan disputas legales sobre el mismo.

–Alcides León

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *