1

Cómo ahorrar dinero en llamadas celulares en ultramar

Los que viajan al extranjero saben que las llamadas celulares internacionales pueden ser caras. Aquí le enseñamos algunas maneras de reducir esos costos.

Si usted viaja a otros países, estas sugerencias pudieran ayudarle a recortar el costo de las llamadas celulares internacionales.

Compre una tarjeta de llamada telefónica una vez que llegue a su destino y úsela en los teléfonos públicos o en su hotel. Esta es una buen opción, dependiendo de dónde va y de lo que su hotel cobra por las llamadas sin tarifas y locales. (Sin embargo, algunas tarjetas de llamadas no trabajan con algunos teléfonos públicos en el extranjero).

Compre un nuevo módulo SIM para su teléfono actual—si tiene una cuenta de T-Mobile o de AT&T/Cingular. El módulo SIM es la pequeña tarjeta de circuito dentro de su teléfono que da al dispositivo su identidad. La mayoría de los teléfonos móviles mundiales (excepto en el Japón y en algunos otros lugares) trabajan en las redes GSM que operan a 900MHz o 1800MHz. Las redes GMS en Estados Unidos y Canadá operan a 850MHz o 1900MHz. Así que si tiene un teléfono que pueda trabajar por lo menos en las frecuencias de 850MHz, 900MHz y 1800MHz, no tendrá problemas para hacer llamadas itinerantes por el extranjero.

Si tiene su cuenta con Sprint o Verizon, tendrá que comprar módulo SIM y teléfono nuevos. La razón es que las redes de esas compañías operan en frecuencias distintas a GSM.

Si usted reemplaza la tarjeta SIM que vino con su teléfono por una tarjeta que trabaja en el país que visita, obtendrá varios beneficios. El primero es que no tendrá que pagar cargos de itinerancia por llamadas locales dentro del país (pero las llamadas a su país de origen tendrán cargos de larga distancia internacional). Segundo, si la gente del país extranjero trata de llamarlo, no pagarán cargos internacionales. (Algunas redes en el extranjero utilizan el método más inteligente de cobrar sólo a la persona que inicia la llamada). Tercero, usted no usa los minutos de su cuenta celular, lo que resulta beneficioso si tiene un límite de minutos—cuando uno viaja, no piensa en los minutos que gasta en las llamadas.

El problema es si visita varios países diferentes—entonces necesitará diferentes SIM además de varios números de teléfono. Esto ya se complica.

Una solución sería comprar una tarjeta SIM de un vendedor que ofrezca planes baratos de llamadas internacionales. Dos servicios bien conocidos son Maxroam.com y Telestial.com. Ambos tienen tarifas económicas por minuto independientemente de donde viaje . No tiene que firmar un contrato, los SIM cuestan US$50 y puede agregar más minutos a su cuenta fácilmente por la Web y cargar los minutos en su tarjeta de crédito.

Un problema es que seguramente que su teléfono móvil está bloqueado por la compañía telefónica que usted usa actualmente. Esto significa que si trata de sacar su tarjeta SIM y reemplazarla con otra, su teléfono no trabajará. Podrá recibir llamadas, pero no hacerlas.

¿Cómo hace para desbloquear su teléfono? Puede llamar a su compañía telefónica actual y pedir el código que lo desbloquea—para lo cual hay que ser insistente. Yo tuve que llamar a AT&T tres veces para poder liberar el mío. Alternativamente, puede pagar por un servicio de desbloqueo de alrededor de US$25 y recibir el código de esa manera (busque en la Web y escoja entre una docena de proveedores diferentes). Si nada le funciona, puede comprar un teléfono nuevo (TigerDirect.com frecuentemente tiene buenos negocios en modelos desbloqueados).

Espere que la negociación de todas estas opciones demore unas cuantas semanas. Además, quizás tenga que traer su tarjeta SIM actual, en caso de que quiera hacer llamadas mientras espera en el aeropuerto antes de partir.

-Por David Strom

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *