1

Windows 7: lo bueno, lo malo y lo desconocido

El nuevo OS de Microsoft no es perfecto, pero es lo que Windows Vista debiera haber sido. Aquí damos un vistazo a la versión que recién comienza a aparecer en las PC.

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/F82DC3B683503B948525763E0005CD2E/$File/4win7oct09.gif">]

Para la mayoría de la gente que está considerando cambiar a Windows 7, el 22 de octubre es el día D. En esa fecha saldrá a la calle el sistema operativo más reciente de Microsoft, tanto como una mejora como preinstalado en las PC nuevas. Pero para algunos, el día D ha llegado ya. Microsoft ha enviado la versión final de producción de Windows 7 a compañías grandes que compran Windows por medio de licencias de volumen y a los profesionales de TI en su servicio Technet. La era de Windows Vista ha terminado oficialmente; la de Windows 7 recién comienza.

Win 7 está diseñado para apartarse de su camino de manera que usted pueda hacer sus cosas. Resuelve inteligentemente las molestias nuevas de Windows (el Control de cuentas de usuarios) y las viejas (la bandeja del sistema). Y la versión final que usé parece cumplir la promesa de la versión beta que comenzamos a probar el pasado mes de octubre.

A Windows 7 no le faltan sus defectos, pero no me ha impresionado tanto un nuevo sistema operativo de Microsoft desde que Windows 2000 debutara hace una década. He aquí un vistazo rápido a algunas de sus mejores características, algunas desventajas y las áreas donde tiene sentido reservar comentarios. (Nota: Pronto tendremos mucha más cobertura en PC World, incluyendo una revisión a fondo, resultados de pruebas, consejos de mejora, e informes sobre los sistemas equipados con Windows 7).

LO BUENO…

El OS es menos glotón: La versión inicial de Windows Vista tenía una característica principal (el vistoso entorno Aero) que era demasiado glotona con los recursos para ejecutar bien en muchas PC de a principios del 2007. Por ahora, todas las señales indican que el OS es suficientemente ligero para ejecutar decentemente en todos los sistemas actuales, incluso en las netbook.

En Windows 7, la barra de tareas y su bandeja de sistema experimentan cambios radicales, y falta que hacía. El estilo predeterminado de la nueva barra de tareas elimina las etiquetas de texto y confía únicamente en los iconos de programa, haciendo mejor uso del espacio de la pantalla. Sus vistas en miniatura—una mejora de Vista—trabajan bien incluso cuando tiene múltiples ventanas abiertas para una aplicación. Y la nueva función de Listas de salto le da acceso con el botón secundario a menús de opciones sensibles al contexto. Hasta la perilla en el borde derecho de la barra de tareas, que se puede pulsar para revelar el escritorio, es una mejora sutil y bienvenida.

La bandeja del sistema—llamada oficialmente el área de notificación—ya no es una de las “características” más odiosas de Windows. Cuando usted instala nueva aplicaciones, cualquier miniaplicación asociada con la bandeja del sistema es encerrada en un cerco, donde no puede llenar la bandeja con globos de texto para importunarlo. Microsoft también ha reducido dramáticamente el volumen de mensajes producidos por el propio Windows, cortesía de Action Center, que compila las alertas del sistema para que usted las vea a su conveniencia.

UAC ahora es más tolerable: Windows Vista introdujo el Control de cuentas de usuarios, que trata de advertirle acerca de intentos por parte de virus y otros programas maliciosos de alterar su sistema. Pero esencialmente tiene dos configuraciones: Tan molesta que usted pulsa sin pensarlo y Apagada. En Windows 7, hay dos configuraciones intermedias que le alertan sólo si un programa cambia la configuración, con o sin el efecto de atenuación de pantalla de Vista. Esto es tan razonable que nadie se explica cómo Microsoft pudo haber creado tal chapuza en la versión de Vista.

Las bibliotecas organizan sus archivos: Desde hace años, Microsoft ha tratado de entrenar a los usuarios de Windows para que almacenen todos sus archivos personales en un lugar, proveyendo servicialmente una carpeta llamada Mis documentos para ese fin. Muchos de nosotros ignoramos la sugerencia y almacenamos las cosas a capricho en nuestras unidades de disco duro. Una nueva característica llamada Bibliotecas marca la diferencia al otorgar carpetas virtuales para documentos, música, fotos y vídeos que combinan los contenidos de cualquier carpeta que usted especifique en una vista unificada. Las bibliotecas serían aún más útiles si se integraran con la característica existente de Búsquedas guardadas, que crea una forma distinta de carpeta virtual.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *