1

El aburrido lanzamiento de Windows 7, justo como Microsoft lo planeó

Microsot sacrificó, sabiamente, las sorpresas y apostó a la confianza, la misma que Windows 7 está construyendo.

Antes, había veces en las que Microsoft lanzaba un sistema operativo y era algo muy grande. Esta no fue una de esas veces. Y esa era la manera en la que Microsoft lo quería.

Sé que habrá gente que esté en desacuerdo, aludiendo el aparente esfuerzo que Microsoft ha puesto en esas aburridas fiestas de lanzamiento y otras promociones de consumo, pero la dificultad de actualizar de XP a Windows 7 lo hace difícil de vender.

No había emoción en verdad, ninguna sorpresa en el lanzamiento de Windows 7 en Nueva York. Y eso está bien.

Para los consumidores y muchos negocios pequeños, Windows 7 es el sistema operativo que vendrá en su próxima PC. ¿El nuevo sistema operativo convencerá a los clientes de actualizar a nuevo hardware para las fiestas? ¿Descorchará la demanda contenida?

Eso probablemente depende de la economía más que nada, lo cual es ganancia para Microsoft después de que muchos clientes hicieron un gran esfuerzo para evitar Vista. Si necesitas una nueva computadora, Windows 7 parece ser una elección segura.

¿Cómo lo sabemos? Porque Windows 7 es tan bien conocido y probado por los usuarios que Microsoft no tenía mucho qué decir en el lanzamiento. El nuevo OS incluso estuvo ampliamente disponible antes del evento de la semana pasada.

Para los negocios, Microsoft está lanzando actualizaciones. Y parece que las obtendrán. Los departamentos de TI no son tan conservadores como los consumidores en lo referente a formatear discos y recargar aplicaciones.

Aún así, he hablado con varios negociones pequeños que no ven razones para actualizar –ninguna característica convincente—y esperarán. Presumiblemente hasta que su hardware con XP finalmente muera. O hasta que el Windows 7 SP1 salga al mercado, lo que pase primero.

Desde una perspectiva de los consumidores, Windows 7 es una versión mejorada del OS “Vista Lite”. Para las empresas, supera tanto a XP como a Vista y agrega nuevas características. Muestra que Microsoft aprendió de sus errores de Vista y evitó ostentaciones para construir un OS mejor que XP o Vista.

El primer objetivo de Windows 7 no es ser otro Windows Vista y, hasta ahora, ha tenido éxito. Microsoft, sabiamente, sacrificó las sorpresas y apostó a la confianza, la misma que Windows 7 está tratando de construir.

Por David Coursey

PC World (US)

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *