1

Windows por dentro

Después del desastre de Vista, las expectativas para el nuevo sistema operativo de Microsoft son muy elevadas. ¿Pero estará el OS a la altura de estas? Analizaremos nuestras características favoritas con pormenores de las pruebas de rendimiento exclusivas que realizó el Centro de Pruebas de PC World, y explicaremos cómo hacer una transición limpia a Windows 7.

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/C14995419420559A85257661007C9924/$File/30windows7nov09.gif">]

No es brillante, pero sí efectivo.

El nuevo sistema operativo de Microsoft no le va a impresionar con innovaciones significativas, pero sí implementa bien los elementos fundamentales. Aquí repasamos las cosas que más le agradarán de Windows 7 – y las quejas que aún tendrá.

¿Qué tal si una nueva versión de Windows no tratara de deslumbrarlo? ¿Qué opina si, en vez de eso, tratara de quitarse de su camino, sin importunar, hasta que usted la necesite? Un sistema operativo tal, obviaría los efectos visuales para dar paso a nuevas características discretas y útiles. En vez de importunarlo con alertas, advertencias y peticiones, trataría de no estorbar. Y si las aplicaciones empaquetadas no fueran necesarias, también las eliminaría.

No es una situación potencial. Windows 7, que saldrá el 22 de octubre en las nuevas PC y también como una actualización, utiliza un enfoque básico y se propone corregir molestias viejas y nuevas. En contraste, Windows Vista ofreció una nueva interfaz despampanante pero debido a su desempeño pobre, sus problemas de compatibilidad y la carencia de características atractivas obligó a algunos a lamentarse de haber mejorado a este sistema, mientras que otros rechazaron abandonar a Windows XP.

Windows 7 no es siquiera perfecto. Algunas características lucen incompletas; a la par que otras no podrán demostrar su potencial sin una ayuda eficaz de terceros. Y permanecen latentes algunas molestias de siempre. Pero en general, la versión final que probé parece ser el sucesor digno de Windows XP que Vista nunca pudo ser.

Por supuesto, un sistema operativo no puede triunfar si convierte a una PC ágil en una tortuga o si causa pesadillas durante la instalación. Consulte “Mucho más delgado y ligeramente más rápido” (página 75) para los resultados de las pruebas de Windows 7 y “La manera más inteligente de mejorar” (página 81) para consejos prácticos de cómo instalarlo. Siga leyendo aquí para enterarse de cómo Windows 7 ha cambiado el OS en gran parte para bien.

LA INTERFAZ: EL NUEVO CONTROL DE TAREAS

Gran parte de la interacción con Windows tiene lugar en su Barra de tareas, especialmente en la Bandeja de sistema y en el menú Inicio. El menú Inicio recibió modificaciones bienvenidas en Vista; en Windows 7, la Barra de tareas y la Bandeja de sistema experimentan los cambios más grandes y mejores desde que debutaran en Win 95.

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/C14995419420559A85257661007C9924/$File/34barratareasnov09.gif">]

La nueva Barra de tareas elimina los tradicionales iconos pequeños y las etiquetas que representan las aplicaciones activas, a cambio de iconos más grandes y sin etiquetas. (Esto la acerca mucho más a la apariencia del Dock en Apple OS X). Si puede acordarse del icono que va con cada aplicación, el nuevo diseño es una bendición ya que reduce el desorden en la Barra de tareas. Si no le gusta, puede achicar los iconos y/o volver a poner las etiquetas.

Hasta ahora, el principal propósito de la Barra de tareas era administrar las aplicaciones que estaban abiertas, pero también ofrecía acceso de un solo pulso a los programas, arrastrando sus iconos a la barra de herramientas de Inicio rápido. Windows 7 elimina el Inicio rápido e integra estas capacidades en la Barra de tareas. Arrastre el icono de una aplicación desde el escritorio o desde el menú de Inicio a la Barra de tareas y Windows lo sujetará allí para que usted pueda abrir el programa sin necesidad de rebuscar alrededor del menú Inicio. Usted puede organizar los iconos en la Barra de tareas moviéndolos a su gusto—por ejemplo, poniendo todas las aplicaciones de gráficos en un lugar.

Para indicar que está activa una aplicación particular en la Barra de tareas, Windows dibuja una caja sutil alrededor de su icono—tan sutil, de hecho, que hay que pausar un momento para deducir si la aplicación está activa, especialmente si su icono se encuentra entre los iconos de dos aplicaciones activas.

En Windows Vista, se origina una ventana en miniatura conocida como Live Preview al sobrevolar el puntero del ratón sobre el icono de una aplicación en la Barra de tareas. Pero cuando tiene múltiples ventanas abiertas, por ejemplo varios documentos de Word, sólo verá un avance a la vez. La versión de Windows 7 de esta característica es más elegante y más eficiente: Sobrevuele el indicador sobre un icono y las miniaturas de todas las ventanas de la aplicación se colocan graciosamente en formación encima de la Barra de tareas, así podrá encontrar rápidamente la que busca. (El proceso pudiera ser aún más simple si las miniaturas fuesen más grandes y más fáciles de descifrar, como ocurre en la característica similar de OS X llamada Exposé).

Otro elemento nuevo en la Barra de tareas de Windows 7 es una característica conocida como Lista de saltos. Estos menús se parecen a los sensibles al contexto que usted ve al pulsar el botón secundario dentro de diversas aplicaciones de Windows, con la excepción de que no tiene que estar en una aplicación para usarlos. Por ejemplo, la Lista de saltos de Internet Explorer 8 le permite abrir el navegador y cargar una ficha nueva, iniciar una sesión de navegación InPrivate, o ir directamente a cualquiera de hasta ocho páginas de la Web visitadas con regularidad. Las aplicaciones no nativas de Microsoft también pueden ofrecer Listas de saltos, si sus programadores siguen las directivas para crearlas.

Otros ajustes en la interfaz de Windows 7 son menores, y no obstante tan sensibles que uno se pregunta por qué Windows no los tuvo desde el principio. Empuje una ventana hacia el borde izquierdo o el derecho de la pantalla y se expandirá para llenar la mitad de su escritorio. Empuje otra al borde opuesto de la pantalla y se expandirá para ocupar la otra mitad. Ello facilita la comparación del contenido de las ventanas. Si empuja una ventana al tope de la pantalla, se aumentará al máximo para ocupar todo el espacio en la pantalla.

El extremo derecho de la Barra de tareas ahora tiene una especie de tirador; sobrevuélelo y las ventanas abiertas se vuelven transparentes para revelar el escritorio que está debajo. (Microsoft le ha puesto el nombre de Aero Peek a esta característica). Pulse el tirador y las ventanas se apartan del camino para darle acceso a los documentos y a las aplicaciones que están en el escritorio, duplicando la característica de Mostrar escritorio que la barra de Inicio rápido solía tener.

El rápido acceso a su escritorio quizás dentro de poco sea más importante que en el pasado ya que Windows 7 eliminó la Barra lateral, la porción de la pantalla que Windows Vista reservaba para aplicaciones como, por ejemplo, un visualizador de fotos o una mini aplicación para ver el estado del tiempo. En lugar de ocupar la Barra lateral, los Gadget están ahora directamente en el escritorio, donde no compiten por el espacio de pantalla con otras aplicaciones.

BANDEJA VIEJA, TRUCOS NUEVOS

Los cambios en la Barra de tareas y en la administración de ventanas de Windows 7 son buenos. Pero las modificaciones a la Bandeja de sistema—también conocida como el Area de notificación—tienen un enorme efecto positivo.

En el pasado, no había una función de Windows que incluyera más frustraciones por pulgada cuadrada que la Bandeja de sistema. Se llenaba rápidamente de mini aplicaciones que los usuarios no deseaban y muchos de estos programas indeseados empleaban globos y otros métodos intrusos para alertar a los usuarios de asuntos sin interés en momentos inoportunos. En el peor de los casos, las mini aplicaciones de la Bandeja de sistema se comportaban como ocupantes beligerantes y Windows no hizo mucho por devolver el control a los usuarios.

En Windows 7, las mini aplicaciones no pueden importunarlo porque los instaladores de software no tienen la posibilidad de ubicarlas en la Bandeja de sistema. En vez, las mini aplicaciones caen en un corral que sólo aparece cuando usted lo pulsa, una versión bastante mejorada del área de reboso que se usó en versiones previas de la Bandeja. Las mini aplicaciones nono pueden generar globos de texto a menos que usted lo permita. Es muy fácil arrastrarlas a la Bandeja de sistema o regresarlas al corral, así podrá disfrutar de un control pleno sobre las mini aplicaciones que allí se encuentran.

Más buenas noticias: Windows 7 ha eliminado en gran parte el alud de globos de advertencias del OS sobre problemas de compatibilidad, problemas potenciales de seguridad y demás. Un área nueva llamada Centro de acción—una versión reciente del Centro de seguridad de Vista—acumula las alertas para que usted las lea a su conveniencia. El Centro de acción emite su propias notificaciones desde la Bandeja de sistema, pero el usuario puede apagarlas si le molestan.

Todo esto contribuye a que Windows 7 se convierta en el OS de Microsoft con menos distracciones y en el más discreto en mucho tiempo. Es un gigantesco paso de avance desde los días cuando Windows no lo pensaba dos veces antes de interrumpir su trabajo para informarle que había detectado iconos inutilizados en su escritorio.

ADMINISTRACIÓN DE ARCHIVOS: EL SISTEMA DE BIBLIOTECA

Comparado con la Barra de tareas y la Bandeja de sistema, el Explorador no ha cambiado mucho en Windows 7. Sin embargo, su panel izquierdo ofrece dos nuevas vías para llegar a sus archivos: bibliotecas y HomeGroup.

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/C14995419420559A85257661007C9924/$File/37vistavrs7nov09.gif">]

Las bibliotecas también pudieran denominarse archivadores ya que le permiten reunir carpetas relacionadas en un mismo lugar. Normalmente, usted consigue Bibliotecas llamadas Documentos, Música, Fotos y Vídeos, las cuales lo guían inicialmente a las carpetas normales del OS para almacenar los archivos nombrados—como Mis fotos y Fotos públicas.

Para beneficiarse de las Bibliotecas, tendrá que personalizarlas. Pulse el botón secundario sobre cualquier carpeta en su unidad de disco duro y podrá agregarla a cualquier Biblioteca, transformando la Biblioteca de fotos en una colección de todas las carpetas que contienen fotos, digamos. Usted puede crear sus propias Bibliotecas adicionales desde cero, por ejemplo una que incluya todas las carpetas relacionadas con sus planes de vacaciones.

Las bibliotecas pudieran ser más útiles si Microsoft las hubiera integrado con Búsquedas guardadas, la característica de Windows (introducida en Vista) que le permite crear carpetas virtuales basadas en búsquedas, como una que encuentra todos los archivos .jpg en su sistema. Sin embargo, aunque Windows 7 le permite agregar carpetas estándares a una Biblioteca, no tiene Búsquedas guardadas.

HomeGroups

Los HomeGroup están estrechamente relacionados con las Bibliotecas y es una característica nueva que ha sido diseñada para simplificar el proceso de conectar la PC en Windows, una tarea notoriamente complicada. Las máquinas que conforman un HomeGroup pueden otorgar selectivamente entre sí los derechos de lectura o lectura/escritura a sus Bibliotecas, así como a las carpetas que contienen, de manera que usted podrá realizar tareas tan mundanas, pero importantes, como es proveer a su cónyuge el acceso en su computadora a una carpeta repleta de documentos relacionados con la declaración de impuestos. También pueden emitir medios, permitiéndole escuchar música o ver una película almacenada en la PC de un cuarto desde su portátil en la sala. Y le deja compartir una impresora conectada a una PC con todas las otras computadoras en el HomeGroup—una característica útil si no puede conectar la impresora directamente a la red.

Los HomeGroup no son una mala idea, pero la implementación de Windows 7 parece mal concebida. Los HomeGroup están protegidos por contraseñas, pero en vez de invitarle a especificar una contraseña durante la instalación inicial, Windows le asigna uno de diez caracteres alfanuméricos y le indica que la escriba para que no se le olvide. Para ser sinceros, las contraseñas de caracteres aleatorios ofrecen una seguridad excelente y la única vez que se necesita la contraseña es cuando se conecta por primera vez una PC nueva al HomeGroup. Aunque todavía es un poco raro no poder especificar una contraseña que usted recuerde durante la instalación—sólo lo puede hacer después que termine y en un lugar diferente del OS. Más molesto y restrictivo es que los HomeGroup no trabajarán a menos que todas las PC estén usando Windows 7, un escenario que no será típico para nadie en estos momentos. Hubiera sido mejor una versión que trabajara también en XP, Vista y Mac.

La Búsqueda federada, una nueva característica del Explorador de Windows, también parece incompleta. Utiliza la Open-Search normal (find.pcworld.com/63700) para dar a la búsqueda de Win 7 “conectores” a fuentes externas. Esa capacidad le permite buscar en sitios como Flickr y YouTube desde el Explorador. Muy emocionante—excepto que Windows 7 no viene con ninguno de los conectores requeridos para agregar dichas fuentes, ni ofrece la manera de encontrarlos. (Pero están disponibles en la Web. Use un motor de búsqueda para hallarlos).

SEGURIDAD: UAC BASTANTE TOLERABLE

Si vamos a hablar de características molestas de Windows, mencionemos el Control de cuentas de usuarios (UAC) —el elemento de seguridad de Windows Vista que se convirtió en un símbolo del rechazo que la gente siente por el sistema operativo. UAC tenía la intención de evitar que el software malicioso alterara su PC, y para ello le pedía constantemente que aprobara la ejecución de aplicaciones o cambios de configuración. La experiencia resultó tan mala que muchos usuarios preferían apagar UAC y arriesgarse a los intrusos de la Internet. Aquellos que lo dejaban activado corrían el riesgo de formarse la costumbre de pulsar sin mirar la advertencia, lo cual da al traste con cualquier valor que la característica pudiera haber tenido.

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/C14995419420559A85257661007C9924/$File/38vistavrs7nov09.gif">]

Windows 7 otorga más control sobre UAC al usar un deslizador con cuatro niveles de seguridad. Como antes, usted puede escoger entre el UAC total o dejarlo inutilizado. Pero también puede decirle a UAC que le notifique sólo cuando el software cambia la configuración de Windows, no cuando es usted quien está haciendo los cambios. Y permite indicarle que no haga el abrupto efecto de Vista de oscurecer la pantalla para atraer su atención.

Si por Microsoft fuera, todos los usuarios de Windows 7 usarían UAC en el modo de máxima protección: El deslizador que usted usa para reducir su severidad le aconseja que no lo haga si instala rutinariamente nuevo software o visita sitios no conocidos y le advierte que inutilizar el efecto de oscurecer la pantalla “No se recomienda”. Habla por ti mismo, Redmond: yo tengo la intención de recomendar los niveles intermedios a todo el que me pida consejo, ya que esas configuraciones mantienen el valor teórico de UAC sin volver locos a los usuarios.

Aparte de salvar el UAC, Microsoft ha hecho relativamente pocos cambios en el sistema de seguridad de Windows 7. Una mejora significativa es BitLocker, la herramienta para cifrar la unidad de disco que se incluye sólo en Windows 7 Ultimate y en la versión orientada a las empresas Windows 7 Enterprise, la cual le permite cifrar unidades de disco USB y de disco duro, por cortesía de una característica llamada BitLocker to Go. Es una de las pocas razones para preferir a Win 7 Ultimate sobre Home Premium o Professional.

Internet Explorer 8, el navegador predeterminado de Windows 7, incorpora muchas mejoras relacionadas con la seguridad, incluyendo un nuevo filtro SmartScreen (que bloquea sitios peligrosos de la Web) y la navegación InPrivate (que le permite usar IE sin dejar rastro de donde ha ido o lo que ha hecho. Por supuesto, IE 8 funciona por igual en XP y Vista—y no cuesta nada—por lo tanto no es una razón prioritaria para mejorar a Windows 7.

APLICACIONES: MIENTRAS MENOS MEJOR

Esta es una indicación sorprendente de lo diferente que es mejorar a Windows 7: En vez de atiborrarlo con un montón de nuevas aplicaciones, Microsoft eliminó tres programas no esenciales: Windows Mail (Outlook Express), Windows Movie Maker (que debutó en Windows Me) y Windows Photo Gallery.

Los usuarios que no quieren eliminarlas pueden encontrar las tres gratuitamente en live.windows.com como descargas de Windows Live Essentials. Incluso pueden venir con su nueva PC, por cortesía de convenios de Microsoft con los fabricantes de PC. Pero ya no están ligadas a las actualizaciones ocasionales del OS así que recibirán mejoras más regulares, a diferencia de la mayoría de las aplicaciones empaquetadas con Windows.

Todavía presentes—y muy emperifolladas—están las dos aplicaciones del sistema operativo para el audio y el vídeo, Windows Media Player y Windows Media Center. Windows Media Player 12 tiene una interfaz renovada que divide las operaciones en una vista de Biblioteca para la administración de medios y en una vista de Tocando ahora para oír y ver el material. Minimice el reproductor a la Barra de tareas y conseguirá controles de mini-reproductor y una Lista de saltos, los cuales le permiten controlar la música en una segundo plano sin tener que salir de la aplicación que está usando. Microsoft ha agregado compatibilidad para varios tipos de medios no reconocidos anteriormente por Media Player 11 y que abarcan audio AAC y vídeo H.264—los formatos que necesita para reproducir la música y las películas no protegidas de Apple iTunes Store.

Media Center—que no es parte de la edición básica Windows 7 Starter Edition—sigue siendo muy útil si tiene una PC configurada con un sintonizador de TV y si usa su computadora para grabar programas de TV como hace con un TiVo. Entre sus mejoras están una mejor guía de programación y la compatibilidad con más sintonizadores.

El Backup and Restore Center de Windows Vista, singularmente falto de potencia, permite a los usuarios especificar tipos particulares de archivos para hacer una copia de seguridad (como 'Música' y 'Documentos'), pero no carpetas ni unidades de disco específicas. Aunque Microsoft corrige esa deficiencia en Windows 7, priva a Windows 7 Starter Edition y a Home Premium de la capacidad para hacer una copia de seguridad a una unidad de disco de red. Esto parece una tacañería, como cuando una compañía de automóviles que elimina las bolsas de aire en un sedán económico. También continúa la larga racha de la compañía de producir versiones de Windows que carecen de una herramienta de copia de seguridad realmente satisfactoria.

La nueva versión de Paint tiene la barra de herramientas de Listón de Office 2007 y agrega diversas formas geométricas prefabricadas y algunas herramientas de medios naturales, como un pincel para acuarelas. Pero mi régimen para preparar una nueva PC de Windows todavía incluirá la instalación del impresionante editor de imágenes gratuito Paint.Net.

Lo más cercano a una nueva aplicación importante en Windows 7, curiosamente recibe el nombre de Windows XP Mode. No es una manera de hacer que Windows 7 luzca como XP—esto se puede hacer con el tema Clásico de Windows—sino más bien un modo de ejecutar programas de XP que son incompatibles con Win 7. Lamentablemente sólo Windows 7 Professional, Enterprise y Ultimate lo ofrecen y aún así viene como una descarga opcional de 350MB que requiere que usted tenga instalado el software gratuito Microsoft Virtual PC y que sólo trabaja en las PC con tecnología de virtualización de Intel o AMD, activada en el BIOS.

Una vez activo, XP Mode permite a Windows 7 ejecutar aplicaciones supuestamente incompatibles, abriendo las mismas en ventanas apartes que contienen una versión virtualizada de XP. Está claro que Microsoft tiene la intención de utilizar este modo como una manta de seguridad para aquellos negocios que utilizan programas antiguos, por lo general exclusivos, los cuales posiblemente nunca serán modificados para los sistemas operativos actuales.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *