1

Compañías inalámbricas: cinco maneras de estafar al usuario

Las compañías de teléfono son famosas por atracar a los consumidores con costos inesperados. Pero algunos trucos simples pueden ayudarle a mantener baja su cuenta mensual.

¿Paga usted demasiado por su teléfono móvil y sus servicios? Aunque se mantenga dentro de su asignación mensual de minutos y mensajes, pudiera estar pagando más de la cuenta.

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/FE95F91B443F761D8525767C007B26D3/$File/47escudodic09.gif">]

La única manera de saberlo es estudiar su plan cuidadosamente y cómo lo usa realmente. Aquí explicamos cinco métodos posibles que su compañía telefónica utiliza para extraer más dinero de su bolsillo—y lo que usted puede hacer para evitarlo. Además, lea el artículo “Cuotas escondidas” en la página 99 para más sugerencias sobre cómo defenderse de las cuotas indeseables.

Costos de texto: Yo nunca he entendido por qué estos mensajes están separados del plan de datos, pero esa es la realidad. Dos escenarios obvios donde le pueden estar cobrando de más es cuando no usa el número de mensajes que su plan permite, o cuando su compañía le cobra recargos de exceso porque subestimó la frecuencia con que tenía que usar estos mensajes. Si envía montones de mensajes de una sola palabra, está malgastando su total de mensajes mensual con mucho aire vacío. Trate de enviar menos mensajes y hágalos contar poniendo más texto en ellos—a lo mejor encuentra que realmente no necesita un plan ilimitado.

Por otra parte, si el mensaje de texto es el medio de comunicaciones preferido en su círculo de amigos, entonces quizás es hora de pagar por un plan que incluya textos ilimitados. Y ya que está en eso, fíjese en su plan de voz—si todo lo que hace es enviar textos, quizá no necesita tantos minutos de voz.

El contrato de dos años: Los amantes del iPhone pueden saltarse esta sección (nadie puede comprar un iPhone sin firmar un contrato de dos años). Para todos los demás: Considere cuánto valor recibe en un nuevo teléfono cuando firma ese pacto con el diablo inalámbrico—está haciendo un compromiso de dos años a cambio de ahorrarse doscientos dólares en el teléfono soñado. ¿Está seguro que va a querer ese teléfono uno o dos años después?

La solución, por supuesto, es escoger un contrato más corto (busque uno que ofrezca subvenciones de teléfono prorrateadas) o saltarse el contrato completamente y pagar el precio máximo por un teléfono destrabado. También pudiera mirar algunos de los servicios prepagados, que están comenzando a ofrecer algunos teléfonos muy interesantes; con un servicio prepagado, asegúrese de verificar primero su área de cobertura.

Si trata de salir de un contrato existente, recuerde que las compañías telefónicas lo prorratearán de acuerdo con el tiempo que pasó con ella. Entérese de los procedimientos de cancelación anticipada de una compañía antes de firmar.

Cargos por llamadas al extranjero: Un teléfono de AT&T o de T-Mobile puede acompañarlo a Europa y a otras regiones que reconocen los teléfono inteligentes GSM/GPRS. Pero si no planea con antelación, es probable que le presenten una cuenta enorme por costos itinerantes.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *