1

El televisor que usted quiere

Los HDTV actuales evolucionan rápidamente. Desde una nueva tecnología para movimientos fluidos hasta lo último en 3D, le contaremos lo que puede esperar de su próximo aparato. Y le recomendaremos los mejores TV entre 40 y 47 pulgadas que hemos probado.

Cuando entre a su tienda local para comprar un nuevo televisor, le saludarán decenas de pantallas brillantes grandes, cada una tratando de atraerlo con sus imágenes coloridas y brillantes. Y una desconcertante variedad de nuevas características que prometen multitud de beneficios. ¿Cuáles harán la diferencia de lo que usted ve y cómo luce en la pantalla? Nosotros le ayudaremos a concentrarse en lo que importa.

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/49E79AB0682978068525767C0079BBA1/$File/30teledc09.gif">]

EL MUNDO DINÁMICO DE LA TELEVISIÓN

Es oficial: El mundo (de la televisión) es plano. El mercado está a punto de completar la transición de los aparatos grandes, pesados, de forma cúbica de los modelos CRT (con tubos de pantalla) a los aparatos elegantes, delgados, livianos de panel plano y alta definición. Según la firma de estudios de mercado DisplaySearch, los embarques a nivel mundial de televisores de panel plano pasaron del 5 por ciento de todos los aparatos a principios de 2004 a casi el 75 por ciento del total la pasada primavera. Desde el punto de vista de la rentabilidad, los paneles planos ahora representan más del 90 por ciento del mercado de televisores en todo el mundo. La Asociación de Electrónica del Consumidor dice que el 52 por ciento de los hogares de EE.UU. tiene un HDTV hoy. Y ahora que la transición digital ha terminado, la adopción de HDTV continúa acelerándose.

Para muchos compradores, la adquisición de un televisor este año puede relegar a un HDTV comprado anteriormente a cualquier otra área de la casa, como la cocina o una alcoba. Pero aunque este sea su primer HDTV o su tercero, es conveniente obtener un modelo que venga con todas las características modernas.

Probablemente se topará ofertas muy atractivas de HDTV esta temporada festiva, pero no espere que los precios caigan, aún cuando el costo de los HDTV hoy estén 20 por ciento por debajo que el año pasado. Según Paul Semenza, analista de DisplaySearch, los paneles LCD utilizados en HDTV realmente se están poniendo más caros. Por ahora, los precios de los modelos en las tiendas no han reflejado este cambio, pero podría inhibir los descuentos profundos que frecuentemente aparecen durante la temporada de compras navideña.

Otra tendencia reciente es el HDTV de resolución completa: con la excepción de los modelos básicos de bajo costo, todos los tamaños de pantalla por encima de 40 pulgadas tienen una resolución de 1920 por 1080 “Full HD” (1080p). En los tamaños de pantalla menores, 720p seguirá siendo común: en el sitio de la Web de Best Buy, encontré que 18 de los 35 aparatos de entre 30 y 39 pulgadas eran de 720p, incluidos los modelos de LG, Panasonic, Samsung y Sony.

Más allá de los aparatos de nivel básico, los HDTV actuales se diferencian con características que pueden mejorar su experiencia visual y el desempeño del televisor. Varias capacidades—como los tiempos de respuesta para el movimiento rápido y la iluminación de fondo basada en LED—que en su tiempo eran exclusivas de los modelos más caros, ahora aparecen en modelos de alcance masivo, y más económicos. Pero, ¿qué significan estas nuevas características? y ¿realmente logran una diferencia perceptible en su visualización? ¿Cuáles características sería bueno tener y cuáles valen la inversión monetaria?

EL AUMENTO EN LOS ÍNDICES DE REGENERACIÓN

Según DisplaySearch, cerca de la mitad de todos los HDTV de LCD con pantallas de 40 pulgadas o más alcanzan ahora índices de regeneración de 120Hz o más. Tardó un par de años para que 120Hz llegara a la corriente principal, aunque ahora sólo los modelos económicos y de nivel básico en estos tamaños grandes tienen el índice de regeneración normal de 60Hz. La situación cambia para las pantallas inferiores a 40 pulgadas: DisplaySearch dice que entre todos los LCD embarcados en el segundo trimestre de 2009, sólo el 14 por ciento tenía la capacidad de 120Hz. La compañía espera que esa cifra crezca al 24 por ciento para el año 2013.

Algunos fabricantes han hecho un cambio total a 120Hz. Sony, por ejemplo, sólo tiene una serie—la Bravia S5100—donde no hay modelos de 120Hz o 240Hz.

Observe el énfasis aquí en LCD (versus pantallas de plasma): Como los LCD controlan la mayor porción del mercado de paneles planos con más del 90 por ciento, tiene sentido que reciban gran parte de la atención. Pero la tecnología LCD tiene un problema conocido con el movimiento rápido: La tecnología depende del movimiento de moléculas minúsculas para bloquear o dejar pasar la luz de fondo del panel. Y estas moléculas necesitan tiempo para moverse de una posición a otra. Como resultado, los paneles de diseño tradicional tuvieron problemas con las imágenes borrosas. Usualmente, los bordes anteriores y posteriores de un objeto de movimiento rápido lucían difusos, un artefacto visual indeseable (y no sólo para los aficionados del hockey que trataban de seguir el puck por la pantalla).

Los fabricantes de paneles hallaron que para superar este problema no bastaba con cambiar la estructura celular y las fórmulas del material de cristal líquido: El truco estaba en refrescar la imagen al doble de la frecuencia, duplicando el índice de regeneración desde 60 a 120 veces por segundo. Además, los fabricantes mejoraron los circuitos de control de sus televisores para que captaran los dos cuadros originales en la transmisión de imagen de 60Hz, e interpolaran un cuadro nuevo para proveer una imagen intermedia.

Este enfoque produjo un mejoramiento marcado sobre los aparatos tradicionales de 60Hz (vea “Movimiento: La diferencia de 120Hz” en la página 92), uno que bien merece la inversión extra es un aparato con un mínimo de 120Hz. La diferencia de precio se ha acortado, pero todavía espere pagar aproximadamente de US$100 a US$200 más por un aparato de HDTV con esta característica en el rango de 40 a 42 pulgadas. Es un atributo obligatorio si planea ver deportes, pero cualquier contenido que incluya escenas de paneo y acción rápida se beneficiará con esta tecnología.

Si 120Hz es bueno, entonces 240Hz deber ser dos veces mejor, ¿correcto? La respuesta es mucho más complicada (vea el recuadro de abajo).

Los fabricantes que ofrecen la tecnología de regeneración de 240Hz se dividen en dos campos, cada cual con un enfoque diferente. Samsung y Sony usan la tecnología real de 240Hz, donde (al igual que en los aparatos de 120Hz) el controlador comienza con un par de cuadros del contenido de 60Hz—pero entonces crea tres cuadros intermedios adicionales, no uno. Esto significa que por cada uno de los cuadros originales, el aparato realmente muestra cuatro.

Agregar estos cuadros adicionales hace que el material de cristal líquido se mueva más rápido de lo normal, que a la vez reduce los efectos de difusión. La diferencia puede ser perceptible comparada con 120Hz, pero en nuestras pruebas no fue tan dramática como la diferencia entre 60Hz y 120Hz, incluso cuando comparamos los aparatos lado a lado. Como tal, probablemente no merece la pena pagar mucho más por 240Hz que por el costo de un modelo de 120Hz. (Ahora mismo, el salto de 120Hz a 240Hz cuesta alrededor de US$300 a US$600, un precio alto comparado con el paso de 60Hz a 120Hz).

LG enfoca los 240Hz de una manera diferente: Sus modelos con desempeño de 240Hz generan un cuadro interpolado por cada cuadro normal de 60Hz, al igual que hacen los modelos de 120Hz, pero la luz de fondo pestañea dos veces por cada cuadro. Así, los 60 cuadros originales más los 60 cuadros interpolados producen 120 cuadros y entonces la luz de fondo pestañea dos veces por cada cuadro para un total de 240 pestañeos por segundo. Como la luz estroboscópica en el salón de baile de una discoteca, el flash de la luz de fondo ayuda a congelar la acción en la pantalla y reduce el movimiento desenfocado. Pero este truco óptico todavía presenta 120 cuadros por segundo, así que afirmar que su índice de regeneración es superior a 120Hz se basa en una ciencia un tanto dudosa.

Los paneles con índices de regeneración de 120Hz (o más) tienen un beneficio adicional: La mayoría de los programas de televisión están grabados a 30 cuadros por segundo (cps), que es fácil de duplicar para el índice de regeneración de 60Hz que usa la mayoría de los HDTV. Sin embargo, las películas se filman a 24 cps, que presenta problemas para los técnicos que quieren digitalizarlas para DVD o para transmisiones televisivas. Para adaptar el cronometraje a 30 cps, cuatro cuadros de la película deben estirarse a cinco cuadros de vídeo. El proceso empleado para lograrlo, llamado conversión “3:2 pulldown”, usa dos campos entrelazados del primer cuadro de la película y luego tres cuadros entrelazados del siguiente cuadro para producir el alargamiento.

Esta extraña conversión puede crear un artefacto de movimiento llamado “judder” (o vibración), una inestabilidad o ligero salto visible en la imagen terminada. Pero como 120Hz, a diferencia de 60Hz, es un múltiple exacto de 24, estos paneles posibilitan mostrar el material de 24 cps sin necesidad de la conversión; cada cuadro simplemente se muestra cinco veces.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *