1

Los phishers ensayan una nueva carnada

Justo cuando pensaba que era seguro comprar o hacer transacciones bancarias en línea, los criminales han inventado nuevos métodos de robar su información personal.

En septiembre de 2009, algunos visitantes desafortunados al sitio electrónico del periódico New York Times pulsaron sobre un anuncio publicitario que trató de instalar programas maliciosos. El anuncio mostró una ventana emergente que informaba a los lectores sobre una supuesta infección por virus de sus computadoras; la única manera de saber si el sistema estaba limpio era comprando un nuevo producto antivirus.

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/AD4BF63DC87B37568525767D0009E5B5/$File/60candadodic09.gif">]

Posteriormente el periódico reconoció la estafa en una aclaración en su sitio de la Web: “Algunos lectores del NYTimes.com han visto un cuadro emergente advirtiéndoles de un virus y dirigiéndolos a un sitio que alega ofrecer software antivirus.… Si usted ve esta advertencia, le sugerimos no pulsarla. En vez, salga de su navegador de la Web y vuelva a entrar”. Los phishers y los estafadores emplean esta y otras tácticas nuevas para engañar a las víctimas.

PHISHING 2.0

El phishing se refiere al intento de extraer nombres de usuarios, contraseñas y datos de tarjeta de crédito haciéndose pasar por una entidad legítima de confianza. Frecuentemente, la decepción involucra un correo electrónico enviado desde una dirección de confianza. Originalmente, el phishing sólo aplicaba a la industria de pagos y los bancos, pero ahora se ha extendido al robo de credenciales para entrar en juegos y contraseñas personales para acceder redes sociales como Facebook y Twitter.

La mayoría de la gente no revelaría a un sitio extraño su número de seguro social ni el nombre de soltera de su madre. El software moderno de seguridad y los navegadores marcan ese contenido y le preguntan si está seguro que quiere enviarlo; algunos lo bloquean con una etiqueta de advertencia en color rojo y negro. Por lo tanto, los phishers han adoptado una nueva táctica.

EL SOFTWARE ANTIVIRUS FALSO ES UN PROBLEMA EMERGENTE

Los productos antivirus falsos están entre los instrumentos de phishing más recientes y muchos son bastante convincentes. Con nombres como Antivirus 2009, AntiVirmin 2009 y AntiSpyware 2009, tienen interfaces parecidas a las de aplicaciones antivirus verdaderas. Algunos falsos productos antivirus tienen sus propias palabras claves en los motores de búsqueda y citan evaluaciones ficticias que los recomiendan (vea find.pcworld.com/63915 para una que yo escribí supuestamente).

El antivirus ficticio que apareció en el sitio del New York Times instaló programas maliciosos que, de ejecutarse, hubieran rebajado el nivel de seguridad en Internet Explorer, ejecutado archivos, y alterando el Registro del sistema. Estas acciones realizadas por programas maliciosos de phishing son bastante comunes. Las aplicaciones verdaderas de seguridad las reconocen también: los vendedores legítimos de herramientas antivirus AVG, Comodo, Kaspersky, McAfee, Microsoft, Nod32 y Sophos (entre otros), detectaron este programa malicioso en particular, a las pocas horas.

FALSIFICACIONES DE SERVICIO AL CLIENTE

Otra estratagema de phishing es una variación de una vieja estafa: Los pícaros envían una nota de correo electrónico a miles de personas (es decir, envían un correo indeseado), supuestamente desde un banco, que contiene una opción falsa de charla en línea.

En este ataque de “charlar por el medio”, tan pronto la víctima escribe una contraseña y nombre de usuario para entrar en el sitio en línea designado, se abre una ventana de charla y un estafador- que se hace pasar por un representante de servicio al cliente- pide la información bancaria personal para confirmar la identidad del propietario de la cuenta. Al proveer estos detalles, la víctima está dando datos cruciales al ladrón.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *