1

Hachette descarta el modelo de Amazon de libros electrónicos por US$9,99

El futuro del libro electrónico por US$9,99 está en peligro. Una tercera editorial importante, Hachette, está optando por el modelo de agencia de Apple para vender libros electrónicos a precios de hasta US$14,99 cada uno, según se dio a conocer en un memo de la compañía a los agentes.

Seguido de la controversia pública entre Amazon y Macmillan a principios de febrero sobre los precios de los libros electrónicos, Hachette quiere también cambiar al modelo de agencia —en el cual las editoriales fijan los precios de los libros electrónicos y los minoristas se quedan con el 30 por ciento de las ventas.

HarperCollins dio un paso similar anteriormente. Su propietario, Rupert Murdoch, dice, “No nos gusta el modelo de Amazon de US$9,99…Nosotros pensamos que esto realmente resta valor a los libros y afecta a todos los minoristas de libros de tapa dura…y ahora Amazon está dispuesta a sentarse con nosotros nuevamente y renegociar”.

En el memo a los agentes, Hachette dice que ganará menos dinero en cada venta de libro electrónico bajo el nuevo modelo: “el autor seguirá siendo compensado bastante bien y nuestros agentes de libros electrónicos ganarán dinero en cada venta digital”.

Por el momento, tres de las cinco editoriales más grandes han denunciado el modelo de Amazon y una tercera está tratando de renegociar el precio; otras dos editoriales importantes, Penguin y Simon & Schuster pronto adoptarán posiciones similares.

A diferencia de Amazon, que compra libros electrónicos de los editores por alrededor de US$15 y los subvenciona para venderlos a US$9,99, Apple permite a los editores fijar los precios de los libros electrónicos al mismo tiempo que se queda con el 30 por ciento de las ventas (como hace con su App Store).

Apple también anunció convenios con cinco editoriales importantes para la iBookstore.

Anteriormente, Amazon había tomado represalias contra Macmillan, la primera editorial en abandonar el modelo de venta al por mayor, quitando los libros de la compañía de su inventario. Macmillan ahora anuncia sus libros como “disponibles en todas las librerías excepto Amazon”.

Si Amazon pierde su batalla con las editoriales, los consumidores tendrán que pagar varios dólares extras por cada uno de sus libros electrónicos.

Las ganancias de Amazon crecieron un 40 por ciento en el 2009, según reveló la compañía recientemente.

–Daniel Ionescu

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *