1

¿Puede su vida en línea arruinarle el crédito?

Las instituciones financieras vigilan sus actividades en las redes sociales, y pudieran sacar a relucir las cosas que usted dice en ellas.

A estas alturas, todo el mundo conoce perfectamente los peligros de compartir demasiadas cosas en línea. Hemos oído historias de horror de personas que fueron despedidas de su trabajo o que causaron conflictos entre miembros de la familia por publicar demasiada información. Pero la cosa empeora: ahora hay informes de que las actividades en las redes sociales podrían ser usadas en su contra cuando trate de conseguir un préstamo para comprar una casa, un automóvil o un barco.

Los informes de que los bancos y otras instituciones financieras usan las redes sociales como Facebook y Twitter como campañas de publicidad causaron cierta alarma este año. Esencialmente, para identificar a los clientes con buen crédito, las instituciones (a veces en asociación con las compañías de investigación) examinan su actividad y la información de su perfil, además de sus amigos. Los blogs de consumidores inmediatamente se hicieron esta pregunta: ¿pueden afectarle el crédito sus actividades en sitios sociales?

Pero antes de borrar su perfil de Facebook (o simplemente romper relaciones con sus amigos morosos), mire los dos lados del asunto. Rapleaf, una firma de investigaciones de medios sociales basada en San Francisco, es una de las compañías en cuestión. En su blog (find.pcworld.com/69843), Rapleaf dice que los datos recopilados de las redes sociales sólo son usados por los vendedores, no por las personas que toman las decisiones reales sobre su crédito. Según la compañía, los datos sólo se están usando para ofertas promocionales de tarjetas de crédito o para anuncios de ciertos productos.

JUZGÁNDOLE POR SUS AMIGOS

De acuerdo, quizá Rapleaf y sus clientes usan los datos inocentemente. Pero ¿y las otras instituciones financieras que miran su perfil? La conclusión es que algunos de estos bancos están juzgando su estado financiero de acuerdo con su vida en las redes sociales, y eso es un poco temible.

Erica Sandberg, una experta en finanzas personales y columnista para CreditCards.com, dice que los acreedores miran en su red para ver si usted pudiera ser un buen cliente de su crédito. La idea es que si sus amigos pagan sus cuentas a tiempo, usted también lo hará. Sandberg agrega que los bancos incluso usan las redes sociales para acelerar la aprobación de préstamos. Si muchos de sus amigos son propietarios de casas o están al día con sus pagos de tarjetas de crédito, a usted le aprobarán un préstamo más rápido que si su red está integrada por personas que pagan mal.

Los departamentos de mercadeo de los bancos no son los únicos que estudian la actividad de usted en línea. Según el sitio de finanzas personales Bankrate.com, los cobradores de facturas también tienen un ojo en Facebook. Si un cobrador no puede ponerse comunicarse con una persona que le debe, mirarán en Facebook para ver si esa persona tiene otra información de contacto en su lista. También vigilarán su comportamiento: si usted publica que se va a comprar un automóvil nuevo, pero no ha pagado los préstamos para sus estudios universitarios, la agencia tomará nota.

PROTEJA SU PERFIL

Por suerte, usted puede proteger su perfil en las redes sociales. Facebook actualizó sus configuraciones de privacidad para darle más control sobre lo que usted muestra públicamente (find.pcworld.com/69842). ¿Está enviando “tweets” donde menciona sus gastos imprudentes? Bloquee también su cuenta de Twitter. Sólo acepte a los amigos que conoce personalmente. Si tiene que mantener su perfil público, sepa lo que está publicando y lo lejos que esa información puede llegar. Usted nunca sabe quién puede estar vigilándole.

-Ginny Mies

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *