1

Cinco consejos sencillos para fotografiar mejor con flash

Supuestamente, usar el flash de su cámara es sencillo: usted lo utiliza cuando la luz ambiental no es suficiente para tomar las fotos. Y como la mayoría de las cámaras traen un modo automático de flash, fotografiar bajo poca luz debería ser un paseo. Pero no lo es. Aquí le explicamos algunas cosas que puede hacer para sacar excelentes fotos con flash.

1. Sepa cuándo usar un flash: Algunas personas dejan el flash encendido todo el tiempo, por lo tanto puede dispararse cuando no es necesario. Otros lo apagan y nunca lo usan. Yo tiendo a dejar el flash apagado la mayoría de las veces, pero lo enciendo cuando lo dicta la ocasión.

Su cámara probablemente le advierte con un icono en el visor si la luz es demasiado baja para tomar una buena foto sin el flash—lea la guía del usuario para ver cómo interpretar estos mensajes. También puede chequear la velocidad de obturador que la cámara está tratando de usar; todo lo que sea por debajo de 1/60 de segundo probablemente resulte demasiado lento. O bien aumente el nivel ISO (que eleva la sensibilidad del sensor), o encienda el flash.

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/FDE304DA8E3BBD7B8525776400127E38/$File/46soljul10.gif">]

2. Conozca sus modos de flash: Probablemente su flash tiene configuraciones de encendido y apagado por separado; en find.pcworld.com/70055 tenemos una guía de opciones. Aprenda cuándo cambiar a flash de relleno (para evitar sombras al tomar fotos de personas que están expuestas a la luz solar directa) y en qué momento usar la reducción de ojos rojos (para fotos en interiores con poca luz).

3. Use un flash externo: Un flash incorporado tiene alcance limitado—en la mayoría de los casos ilumina los objetos situados a 3 metros de su cámara. Si necesita tirar a distancias más largas, considere agregar un flash externo a su cámara si tiene una zapata de interfaz activa. Esto extenderá su alcance a 10, 12 o incluso 15 metros.

4. Haga rebotar la luz: La iluminación directa del flash es dura y fría; si usa un flash externo, es posible suavizar y humanizar las fotos haciendo rebotar la luz. Puede rebotar la luz contra el cielorraso o usar una tarjeta de rebote, que difunde y desvía la luz. Pruebe, por ejemplo, la tarjeta de rebote DIY en Make (find.pcworld.com/70056). Imprima el PDF, recórtelo y péguelo a su flash con una banda elástica.

5. Ilumine una escena grande: ¿Quiere tomar una foto de un salón grande? Para eso necesitará un flash externo. Pero no lo monte en la cámara: enciéndalo y aguántelo con la mano. Ponga la cámara en un trípode y configúrela para una exposición larga, como de 30 segundos. Entonces camine en derredor, disparando el flash manualmente en distintas partes de la sala. No deje que el flash aparezca en la escena y nunca lo dispare contra la cámara—manténgalo apuntando a la escena que quiere iluminar.

–Dave Johnson

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *