1

¿Como puedo enviar sin riesgo contraseñas, números de cuenta y otros detalles delicados por correo electrónico?

Usted no puede confiar ese tipo de información al correo electrónico. A medida que su mensaje viaja de un servidor a otro, varias personas tienen la oportunidad de leerlo. Entonces ¿qué debe hace? Tiene algunas opciones.

Michael Spector (hermano del autor)

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/CEF369B05FA757EC852577640015885B/$File/61printerjul10.gif">]

El cifrado de clave pública/privada: Outlook 2007 y otras aplicaciones permiten este enfoque. La clave pública puede cifrar pero no descifrar, así que usted puede compartirla. Pero mantenga la clave privada, que descifra. Tanto el remitente como el destinatario deben establecer ese tipo de cifrado y no es fácil para las personas con menos experiencia técnica. Esta es una buena elección en un entorno de negocio donde todos cuentan con la ayuda de un equipo de Tecnología de Información.

Archivos .zip protegidos por contraseña: Dependiendo del software que use para crear archivos .zip, usted puede tener la opción de protegerlos con una contraseña. Sin embargo, no vaya por ese camino si la aplicación no tiene el cifrado AES de alta calidad; la protección de contraseña estándar del formato .zip es fácil de piratear.

Muchos programas .zip reconocen el cifrado AES, incluyendo WinZip (find.pcworld.com/64000) y la opción gratuita de código abierto 7-Zip (find.pcworld.com/61828). Desafortunadamente, la herramienta .zip integrada en Windows no es compatible con AES, así que no puede suponer que su destinatario podrá abrir su archivo cifrado.

Servicios de mensajes seguros y de envío de archivos: En vez de enviar los datos por correo electrónico, póngalos en un sitio de la Web seguro para que el destinatario los descargue. Yo le recomiendo Send (www.sendinc.com). Es gratuito y usted no tiene que compartir ninguna contraseña. Cada vez que cuelga algo en Send, el servicio envía un correo electrónico al destinatario, que necesitará su propia cuenta gratuita en Send para el acceso a su información.

-Lincoln Spector

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *