1

Office 2010 por dentro

Las aplicaciones y robustas herramientas de colaboración basadas en la Web del nuevo conjunto de Microsoft Office ofrecen a los usuarios buenas razones para mejorar.

Todo el mundo está sufriendo con la recesión y el dinero está apretado —quizás no sea el mejor momento para que Microsoft saque una nueva versión de su universal conjunto de productividad de Office. No obstante, con Office 2010, Microsoft continúa refinando la dramática renovación iniciada con las ediciones 2007, a la par que agrega algunas características nuevas, ingeniosas, que merecen figurar en primera plana; todo a precios muy inferiores a los vistos en paquetes similares de Office 2007.

La innovación que salta a la vista de inmediato es un conjunto de aplicaciones basadas en la Web, versiones en línea de Word, Excel, PowerPoint, OneNote y Outlook, las cuales están programadas para aparecer en Windows Live simultáneo al debut de las ediciones de escritorio (aproximadamente en la fecha de circulación del presente número). Para los negocios que desean hospedar sus propias Office Web Apps privadamente, Microsoft también ofrecerá versiones del conjunto SharePoint en línea.

Aún así, aunque las aplicaciones de Office Web Apps facilitan un nivel de colaboración mínimo, y que son brillantes para mantener los formatos de documentos que las aplicaciones rivales basadas en la Web tienden a estropear, lo cierto es que no impresionarán mucho a quienes hayan disfrutado de antemano las características ricas en Google Docs, Zoho Office y otras herramientas diversas de productividad basadas en la Web (vea “Web Apps de Microsoft A: Access fácil y funcionalidad limitada” en la página xx). De hecho, no fueron diseñadas para hacerlo: Microsoft ha dicho claramente que diseño Office Web Apps para acompañar, y no sustituir, a sus homólogos de escritorio.

No obstante, lo que sí es un hecho es que debemos agradecerle a la competencia en línea por las reducciones importantes en los precios del conjunto de Office: Tres años atrás, la Standard Edition, que incluía Word, Excel, PowerPoint y Outlook, debutó con un precio sugerido de US$399; el precio para Office 2010 Home and Business, que incluye esas cuatro aplicaciones más el programa para tomar notas OneNote, ahora cuesta tan sólo US$199 (vea “Conjuntos baratos: renuncie al CD, obtenga un descuento” en la página xx). OneNote ahora está presente en todas las ediciones de Office, y Microsoft ha viabilizado la integración de dicho programa con las aplicaciones restantes para facilitar la transferencia del material a OneNote.

ACTUALIZACIONES A NIVEL DE CONJUNTO

En general, la versión final del conjunto no difiere mucho de la edición Office 2010 beta, de la cual escribimos el pasado año (find.pcworld.com/64142). Algunas de las nuevas características deberían impresionar incluso a los usuarios cansados de Office; A la cabeza de la lista figura la función Broadcast Slide Show de PowerPoint, que le permite mostrar una presentación de modo remoto a cualquiera que tenga un navegador equipado con Silverlight.

[<img border="0" src="/pcwla2.nsf/0/8A62D5EE70AEB13F85257764000F7181/$File/24ofifcejul10.gif">]

Las características de personalización mejoradas para la interfaz de listón, debutada en los programas de Office 2007 y ahora presente en todo el conjunto, podrían ablandar a los numerosos críticos del listón: en la actual se pueden poner los mandos que más usa —independientemente de dónde residan normalmente— en fichas y grupos que usted mismo crea.

En general, el aspecto del conjunto es más uniforme desde una aplicación a otra —y más sutil que el de su predecesor, principalmente porque Microsoft optó por una paleta de color gris y blanco, en vez del color cielo azul de Office 2007.

Ya no tiene el botón grande y algo desmañado de Office que aparecía en la esquina superior izquierda de cada ventana. En vez, al pulsar sobre la ficha de Archivo saldrá ahora una nueva ventana (llamada vista Backstage, o entre bastidores) con una serie de opciones para crear, guardar, compartir e imprimir, además de dar acceso a las versiones recientes del documento actual, o de abrir fácilmente otros, por medio de una lista práctica de documentos recientes. Esta ventana también conduce a menús para las opciones específicas a la aplicación.

Además, Office 2010 introduce un bonito refinamiento a la más básica de todas las tareas de creación de contenido: pegar material que ha cortado o copiado. El nuevo Live Preview (avance en vivo) para la tarea de pegar, no solamente le permite optar por mantener el formato de origen, concordar con el formato de destino o transferir el texto, sino también ver cómo lucirá su elección antes de pegarla; de la misma forma, el listón le permite probar formatos moviendo el indicador del ratón sobre ellos.

El conjunto renovado también tiene algunas herramientas bastante sofisticadas para editar vídeos e imágenes que pueden, para muchos usuarios, eliminar la necesidad de procesar medios con aplicaciones de terceros antes de usarlas en los documentos de Office.

Respondiendo al problema de los programas maliciosos que llegan en archivos descargados desde la Web, los programas abren normalmente los documentos de Office descargados en una vista protegida, con la edición incapacitada hasta tanto usted autorice explícitamente, pulsando un botón en una advertencia altamente visible que aparece arriba de la ventana.

Algunas de las otras características nuevas sólo trabajan con otras aplicaciones de Microsoft, como un indicador de presencia que le permite ver cuáles de sus contactos de Windows Live Messenger están conectados e iniciar conversaciones desde dentro de las diversas aplicaciones del conjunto.

OPCIONES DE 64 BITS

Office 2010 es la primera edición del conjunto de Microsoft que viene en versiones de 32 y de 64 bits. Sin embargo, la edición de 64 bits no tiene la funcionalidad del conjunto de 32 bits: Entre otras cosas, el nuevo complemento Outlook Social Connector (para mostrar actualizaciones de las redes sociales populares dentro de Outlook) no está disponible para las versiones x64 y Outlook x64 no apoya la sincronización con dispositivos de Windows Mobile porque las versiones de 64 bits no tienen el Windows Mobile Device Center.

Las ediciones de 64 bits de Excel y Microsoft Project pueden aprovechar la capacidad de x64 para reconocer más memoria en la ejecución de hojas de cálculo enormes o modelos de proyectos, respectivamente (aunque curiosamente no se puede decir lo mismo de las bases de datos grandes de Access). Sin embargo, a menos que tropiece con los límites de las versiones de 32 bits de estas aplicaciones, Microsoft recomienda que se quede con la edición de 32 bits de Office, aún cuando su computadora tenga un sistema operativo de 64 bits.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *