1

Ahorre dinero con estas impresoras económicas

Cómo exprimirle más páginas a cualquier impresora

Incluso una impresora aparentemente barata puede hacer que su presupuesto exceda vertiginosamente por el alto costo de su tinta o tóner. Nuestras 12 impresoras económicas, escogidas a mano, ofrecen el costo más bajo de consumibles.

Las impresoras son barriles sin fondo: usted paga por la máquina y luego sigue pagando por la tinta o por el tóner que necesita para producir sus documentos. Con algunos modelos más baratos, su primer juego de consumibles de repuesto puede costarle casi tanto como la propia impresora.

Pero usted no tiene que desfondar la alcancía sólo para operar su impresora. Siempre podrá reducir sus costos de impresión comprando la impresora correcta—y después vigilando sus hábitos de impresión.

Antes de comprar una impresora nueva, es conveniente averiguar cuánto cuestan los cartuchos de tinta o los tambores de tóner de repuesto para la máquina que está considerando y buscar cuántas páginas producirá cada cartucho o tambor para poder calcular su costo por página.

Pero yo me he ocupado de adelantarle en parte este trabajo. En este artículo, le ofreceré mi selección de las últimas impresoras de inyección de tinta, de fotos y de láser a color que le ahorrarían dinero y al mismo tiempo producen buenos resultados.

Aunque compre una impresora relativamente barata de operar, si de verdad quiere ahorrarse un dinero serio realmente tendrá que modificar sus hábitos específicos de impresión. Acostúmbrese a imprimir en el modo de borrador para reducir el consumo de tinta o de tóner, dejando la mejor calidad para los clientes o para ocasiones especiales. Verifique su controlador para ver si tiene “impresión de más de n” (también conocida como “2-en-1” o “4-en-1”, por ejemplo), que le permite condensar múltiples páginas de contenido en una hoja de papel. Imprima menos, por supuesto, que es lo más fácil sobre todo ahora que los archivos PDF y otros documentos en línea son tan comunes.

Todo el mundo sabe que los cartuchos de tinta de terceros, rellenados o reacondicionados, son más baratos que los cartuchos del proveedor original. Y mucha gente opta por ese camino, a pesar de los esfuerzos de los fabricantes por sonsacar, convencer o intimidar a los usuarios para que sigan la ruta correcta. Pero ¿cómo son las condiciones en ese camino alterno? ¿Son ciertas las historias de horror de los fabricantes de impresora? Investigaciones anteriores de PCWorld (vea find.pcworld.com/61892) indicaron que los riesgos están principalmente en la calidad de impresión y en la confiabilidad, que quizás a usted no le importan si las impresiones perfectas no son su prioridad. El ahorrador empedernido recarga sus propios cartuchos; en “Retrato de un rellenador en serie” (página 98), les presento la historia de un hombre que rellenó el mismo cartucho por cinco años hasta que finalmente este no dio más.

El ahorro en costos de impresión parte de la propia impresora, pero también es conveniente estudiar lo que usted puede hacer o comprar para abaratar aún más la impresión a lo largo del tiempo. Si compra cuidadosamente, puede ahorrarse mucho dinero y encima disfrutar de impresiones de alta calidad.

Impresoras de inyección de tinta

La regla básica con las impresoras de inyección de tinta es que mientras menos cueste la impresora, más le costará la tinta. Los orígenes de la regla yacen en la configuración y en la capacidad de los cartuchos de tinta. Los modelos de inyección de tinta de bajo precio pudieran tener una configuración de un solo cartucho tricolor, que combina en un paquete las tintas de cian, magenta y amarilla. Los cartuchos tricolores comúnmente acaban costándole más, porque una vez que se agote un color individual, tiene que reemplazar los tres. Las impresoras de inyección de tinta que ofrecen cartuchos separados para cada tinta ponen fin a ese problema; los modelos que separan el tanque de tinta de la cabeza de impresión pueden ahorrarle aún más dinero.

Una de las impresoras de inyección de tinta más baratas de operar es la Canon Pixma iP4700 de US$100 (find.pcworld.com/63619). Tiene una cabeza de impresión separada y cinco tanques de tinta, todos los cuales vienen de fábrica con la impresora. El pigmento negro (PGI-221) cuesta 4,3 centavos por página, mientras que cada color cuesta de 2,6 a 2,8 centavos por página. Una página de cuatro colores costaría unos 12,2 centavos. El negro de fotos, que sólo se usa en las imágenes, sirve para 665 fotos de 4 por 6 pulgadas (o unos 2 centavos por foto). En el propio papel de Canon, las fotos salieron precisas y definidas. El papel corriente presentó más problemas: por ejemplo, los tonos de piel salieron excesivamente rosados y el texto quedó negro pero ligeramente borroso.

Este modelo viene con un mecanismo dúplex automático, que también puede ayudarle a conservar papel.

Las impresoras de inyección de tintas más económicas que hemos probado son modelos orientados a los negocios. Tienen precios más altos pero ofrecen opciones de cartucho de alto rendimiento, con un costo por página más bajo comparados con los cartuchos de tamaño normal. Como pasa con cualquier cosa que compre en volumen, asegúrese de usar estos cartuchos en un período razonable de tiempo. Si sólo imprime unas cuantas páginas al día, comprar un cartucho que dure unas 1000 páginas sería un despilfarro.

La HP Officejet Pro 8000 Wireless Printer US$180 (find.pcworld.com/64133), por ejemplo, viene con dos bandejas estándares de entrada y una opcional, además de un mecanismo dúplex automático y capacidad de Wi-Fi. Usa dos cabezas de impresión y tanques de tinta separados que se cargan fácilmente en una cavidad frontal. Entre los suministros de tamaño normal, el negro cuesta 2,6 centavos por página y cada color sale en 2,2 centavos. Una página típica de cuatro colores costaría alrededor de 9,3 centavos. Los cartuchos de alto rendimiento son un negocio incluso mejor: los negros cuestan 1,6 centavos por página y cada color 1,9 centavos por página. Esto pone una página normal de cuatro colores en sólo 7,2 centavos. En total, la Officejet Pro 8000 Wireless produjo una calidad de impresión muy buena. El texto fue agudo y no mostró casi ningún fallo, mientras que los gráficos de semitonos mostraron un nivel de detalle en áreas más oscuras que no se ve en muchas impresoras. Las imágenes de color tenían un tono rico (aunque algo oscuro) que frecuentemente vemos en la salida de las impresoras de HP. Los tonos de piel tendieron a verse algo anaranjado.

Por último (y la más barata en términos de tinta) está la recién presentada Epson B-510DN (find.pcworld.com/70357). Esta impresora de inyección de tinta de US$599 tiene consumibles más baratos que los de muchas láseres que hemos probado. Sus suministros de tamaño normal cuestan 1,3 centavos por página para el negro y 1,4 centavos para cada color. Una página llena de colores costaría solamente 5,6 centavos. Los colores de alto rendimiento cuestan 0,9 centavos por página cada uno. Epson ofrece tintas negras de alto rendimiento y de extra alto rendimiento, valoradas en 1,2 y 0,87 centavos, respectivamente. Fabricada para una eficiencia máxima, ofrece dos bandejas de entrada y mecanismo dúplex automático, más velocidad récord comparable a la de algunos láseres a color de nivel básico. Su calidad de impresión también es muy buena, sólo que algo más borrosa cuando se usa el papel corriente—que es aceptable para el texto, pero no tanto para las fotos.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *