1

IPv6 está en camino. He aquí lo que debe saber

Si no hace planes para adaptarse al nuevo protocolo de Internet, puede que su negocio no aproveche sus ventajas, incurra en costos más altos y sufra molestas interrupciones en el servicio.

La Internet promete la conectividad ilimitada, pero el plan de direcciones actual, en vigencia desde finales de los setenta, se está quedando sin direcciones libres, y está en proceso la implementación de un nuevo plan llamado IPv6 para impulsar la próxima etapa de crecimiento de la red.

Para las pequeñas empresas que planifican anticipadamente, el cambio implicaría una mejora en la seguridad, la confiabilidad y el desempeño. Pero quienes esperen ahora podrán encontrarse con mejoras costosas de equipos para evitar interrupciones en el servicio.

La versión 4 del Protocolo de Internet (IPv4), creada hace casi 30 años, define el formato de las direcciones de Internet en un cuartetos de números, como 70.42.185.10. (Esta dirección de 32 bits permite alrededor de 4 mil millones de direcciones posibles—un número al que nos acercamos rápidamente). Los URL, como www.pcworld.com, son convertidos en estas direcciones IP numéricas por un servidor Sistema de nombre de dominio (DNS).

En 1998, la Internet Corporation for Assigned Names and Numbers (ICANN) ratificó un nuevo protocolo de Internet, el IPv6. La nueva versión cambia a un espacio de dirección IP de 128 bits (dividida en grupos hexadecimales), proveyendo unos 340 undecillones (340 veces 10 a la 36 potencia/ 340 veces 1036) de direcciones posibles.

Beneficios de IPv6

El protocolo tendrá integrado cierto nivel de seguridad. IPv6 tiene la habilidad de verificar las direcciones y las identidades conocidas, y de establecer una mayor confianza entre los enrutadores. Esto significa, por ejemplo, que será más difícil para los criminales montar ataques de correo electrónico de “dirección simulada”.

Los enrutadores y los cortafuegos de la era IPv6 proveerán conexiones más seguras para computadoras empresariales, e IPv6 permitirá mayor desempeño y seguridad para aplicaciones críticas a los negocios.

Los primeros pasos

Las pequeñas empresas tendrán que asegurar que todo el software y todos los equipos de la red estén listos para IPv6 cuando se haga el cambio. La planificación con tiempo ayudará a impedir las interrupciones. También permitirá que usted compre equipos y servicios a precios negociados en vez de en una emergencia.

Un buen primer paso es crear una lista de comprobación de cada equipo de red y chequear su compatibilidad con IPv6. Distinga entre los sistemas con capacidades de “transición” a IPv6 y los que ya son totalmente compatibles con IPv6.

Si su pequeña empresa usa la Internet mayormente para el correo electrónico y mensajes instantáneos, debería bastar con asegurar que los equipos sean compatibles con IPv6. Pero si ha comenzado a construir aplicaciones de nube o si tiene trabajos complejos en línea, planear desde ahora puede evitarle interrupciones en el servicio de Internet más tarde.

Los principales puntos de interés son su ISP; su infraestructura de red; y los servidores, estaciones de trabajo y dispositivos. Los problemas del ISP por lo general están fuera de su control. Cuando el ISP y la infraestructura de la red sean compatibles con IPv6, las estaciones de trabajo y los servidores deberían adaptarse inmediatamente. Al nivel de los dispositivos, los sistemas operativos actuales de Windows, Linux y Mac pueden trabajar con las direcciones y las redes IPv6. La infraestructura de red es donde la mayoría de los negocios tendrán problemas importantes.

La infraestructura interna

Si su compañía compró equipos para su red en los últimos dos años—desde enrutadores hasta máquinas de fax—es probable que sean compatibles con IPv6. El equipo que tenga entre dos y cinco años de edad puede tener algunas capacidades de IPv6. Si el equipo tiene más de cinco años, como siempre, su capacidad estará en cuestión.

Chequee el programa de administración del producto y busque las características de IPv6, o pregunte a cada uno de sus vendedores sobre las capacidades existentes o mejoradas de IPv6 y comience a planificar actualizaciones de firmware o de software.

Aún cuando su infraestructura o su ISP no estén listos para IPv6, puede comenzar a trabajar con las direcciones IPv6 en estaciones de trabajo o en los servidores que usen uno de los protocolos disponibles de transición de IPv4 a IPv6—pero esta no es una solución a largo plazo debido a los problemas de estabilidad y seguridad.

Usted debe chequear el cumplimiento con IPv6 de los cortafuegos, los sistemas de prevención de intrusión, los servidores de DNS y otros aparatos de seguridad y de servicio. Un cortafuego puede bloquear fácilmente los protocolos IPv6 y los servidores de DHCP tendrán que ser compatibles con IPv6 para poder asignar direcciones IPv6.

Una vez que su compañía comience a migrar a IPv6, puede usar ciertos sitios de la Web y servicios para ver si existe la conectividad de IPv6. Google y YouTube, por ejemplo, tienen páginas de IPv6 (en ipv6.google.com y en ipv6.youtube.com, respectivamente) para hacer búsquedas y navegar usando el nuevo protocolo; si su red carece de la capacidad para IPv6, su navegador no podrá accederlas.

En resumen, comienzo a hacer un inventario ahora.

Las direcciones IPv6 usarán un formato hexadecimal de 128 bits que permitirá mil millones de direcciones adicionales en una Internet que se expande constantemente.

La capacidad para IPv6 (Protocolo de Internet versión 6) es parte del paquete de servicios de red para las versiones de Windows desde XP en adelante.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *