1

Modelos de PC que suenan como una sopa de letras

La gente responsable por nombrar las computadoras nunca ha visto una ristra de números que no le guste. Quizá es hora de aplicar un poco de disciplina.

¿No le parece que los fabricantes de PC no tienen idea de cómo vender realmente un producto? ¿O que no tienen interés alguno en hacer que sus productos parezcan deseables, interesantes o divertidos?

Digamos que usted está buscando una portátil. Usted hace sus investigaciones (consultando PCWorld.com, por supuesto) y reduce sus elecciones a un par de candidatas probables. “Uhm”, piensa usted. “¿Cuál suena mejor? Bueno, podría comprar una Toshiba Satellite L645D-S4036, una HP Pavilion DV4-2173NR, o una Dell Inspiron iM501R -1459MRB”.

¿Verdad que estos nombres de modelos se pronuncian con gran facilidad?

¿Eh?, no. Son una mezcla de números y letras sin armonía alguna. ¿Hay alguien que se entusiasme realmente con un producto de cuyo nombre no puede acordarse, y mucho menos repetir, sin un teleprompter?

No es que los productos que mencioné en el primer párrafo sean artículos desconocidos; los tres son productos de mejor venta en Amazon. Lo que significa que alguien los está comprando aún cuando sus nombres despierten el mismo interés que el código de un Boletín de seguridad de Microsoft.

¿Por qué tantos nombres de PC tienen que ser tan somníferos? Considere los nombres de los últimos teléfonos: Samsung Vibrant, iPhone4, Droid Incredible—todos nombres claros, directos, rápidos. Quizá esta es una razón por la que miles de compradores se paran en cola a esperar por el último teléfono, mientras que usted nunca ve en el noticiero un montón de gente matándose por comprar una nueva portátil.

Claro, en algunas maneras los fabricantes de teléfonos lo tienen más fácil: menos productos en la línea, menos opciones de configuración. Pero simplificar un nombre sólo requiere un poco de disciplina, creatividad y quizá un poco de diversión. Si funciona para los fabricantes de automóviles, ¿por qué no para los fabricantes de PCs?

Algunos fabricantes podrían argumentar que estos nombres abultados son altamente descriptivos, dando una representación precisa de las opciones internas que un comprador espera. El problema de ese argumento es que las PC, tanto las de escritorio como las portátiles, ahora son tan configurables que no hay una etiqueta que pueda representar lo que realmente lleva por dentro. En cualquier línea de portátiles determinada usted puede elegir de una serie de procesadores, opciones de almacenaje y más. Ese tipo de selección es muy buena; pero simplemente no hay necesidad de poner todas las combinaciones de opciones en el nombre de la máquina.

Diseñado para confundir

Un cínico podría decir que los fabricantes de computadoras diseñan sus convenciones de nombres para crear confusión. La ofuscación no es accidental; es la idea fundamental.

Si una tienda grande anuncia una portátil Widget-Tech Huzzah 5097B-15iJ, no tiene que preocuparse de que un consumidor pueda exigir que la tienda le de el mismo precio de un detallista en otra parte que ofrece la WidgetTech Huzzah 5097B-15iK. En realidad, puede que no exista ninguna diferencia entre las dos unidades, pero el consumidor no lo sabe.

Los nombres complejos también hacen imposible comparar precios en línea. Decenas de modelos; miles de configuraciones; ¿precios indescifrables y caprichosos? No se preocupe; simplemente pulse el botón 'Comprar ahora'.

Sin embargo, me cuesta creer que aumentar la confusión del cliente sea una estrategia comercial efectiva. La mayoría de los fabricantes hoy en día venden una “experiencia” de computación, no sólo un paquete de componentes. Entonces por qué no pueden seleccionar un nombre que exprese esa experiencia y se olvidan de todas esas letras y números.

Los clientes se alegrarían—y quizás incluso pedirían los productos por su nombre.

–Steve Fox es el director editorial de PCWorld.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *