1

Su navegador en cinco años

La próxima gran plataforma de computación no será el Apple Mac OS, ni el Android o Windows. Ya está aquí con nosotros y es la Web. Los mecanismos de la Web 2015 están ligados a su navegador.

Cómo lucirá su navegador de la Web en el año 2015? Cinco años no siempre traen cambios dramáticos a la tecnología. Las PCs de escritorio actuales, por ejemplo, no difieren mucho de sus predecesoras del 2005, pero los navegadores han experimentado transformaciones importantes que cambiarán nuestros hábitos de computación diarios.

Por ejemplo, los navegadores serán más comunes en los automóviles y además, agregarán capacidades de reconocimiento de voz, conversión de texto a voz y controles por gestos sin tocar la pantalla para las aplicaciones donde los teclados, los paneles táctiles e incluso las pantallas táctiles sean inconvenientes (como en los teléfonos inteligentes), o sumamente peligrosos (como al conducir).

Innovación acelerada

“En los próximos años verá una innovación tremenda en el espacio del navegador”, dice Linus Upson, vicepresidente de ingeniería de Google. “Realmente queremos que, como plataforma, la Web vaya al grano de modo que usted tenga la posibilidad de hacer cualquiera de las cosas que realiza en una Windows, en la Mac, o en el iPhone”.

Google prevé un futuro donde el navegador ejecuta todas sus aplicaciones—incluso juegos vistosos de 3D, traducciones fluidas de idiomas y hasta correcciones gramaticales. Algunas características ya existen hoy en formas rudimentarias, pero serán mucho más capaces en cuestión de cinco años.

Así que a medida que los proyectos de tecnología que actualmente están en fase experimental vayan saliendo al mercado, el aspecto del navegador irá cambiando. Por ejemplo, el AMD Media Fusion Explorer es un diseño de navegador en 3D, diseñado para mostrar las capacidades de multimedios de los procesadores del fabricante y también permite funciones de arrastrar y soltar a Facebook y a otras redes sociales.

Una nueva compañía israelí llamada Vista Mobile Technologies está desarrollando controles por gestos sin tocar la pantalla para teléfonos de Android: por ejemplo, para navegar por una galería de fotos, usted pasa su mano por el frente de la cámara que apunta al usuario.

Google está construyendo funciones de reconocimiento de voz y conversión de texto a voz para navegadores. (Sin embargo, el navegador gratuito Opera de Opera Software, está estudiando la navegación basada en gestos de voz y del ratón). No en balde las compañías automovilísticas especializadas, incluyendo Audi, BMW, Vado, General Motors y Mercedes, están experimentando con maneras de incluir navegadores en los automóviles y camiones.

En resumen, la próxima gran plataforma de computación ya está aquí—y es la Web. El ímpetu por ofrecer la ventana más atractiva posible a la Web, por medio del navegador, es muy intenso.

La Web en todas partes

El navegador se extiende más allá de las PC y de los teléfonos inteligentes hacia nuevos tipos de artefactos, incluyendo cajas de conexión para la TV e impresoras. Entre los primeros ejemplos están Google TV, la nueva plataforma del gigante de la búsqueda para traer el contenido de la Web al televisor de la sala (vea find.pcworld.com/70351); la impresora HP Photosmart Premium Touch Web Smart All-In-One, un modelo de inyección de tinta de color con una pantalla LCD de 4,33 pulgadas que brinda acceso a las aplicaciones basadas en la Web; y una serie de dispositivos de tableta inspirados en la Apple iPad.

Y servicios de datos inalámbricos más nuevos y más rápidos, por ejemplo tecnologías de 4G como LTE y WiMax y el cada vez más ubicuo Wi-Fi, ayudarán a posicionar al navegador en muchos más dispositivos de consumidor y de negocio.

Para muchos de estos dispositivos, el navegador no mostrará páginas de la Web, sino que actuará como una plataforma de aplicaciones, un concentrador de entretenimiento y una entrada a registros de usuarios que se mantienen almacenados en línea de una forma segura. Un ejemplo a punto de salir es el Google Chrome OS, un sistema operativo basado en el navegador que saldrá en netbooks y tabletas a finales de este año.

Con el Chrome OS, el navegador es el centro de mando de todas las actividades del usuario, la mayoría de las cuales están basadas en la Web.

Entonces ¿cómo vamos a trabajar con los dispositivos preparados para la Web en unos años? En el 2008, la firma de diseño de la Web Adaptive Path, un líder en el desarrollo de interfaces del usuario, creó un concepto de interfaz para Mozilla (el productor de Firefox), llamada Aurora. La interfaz es un mundo centrado en la Web donde todos los datos y las aplicaciones radican en la estructura del navegador. En un vídeo de demostración, un hombre llamado Tim usa gestos para interactuar con Aurora en una pantalla grande que ocupa toda la pared. La pantalla incluye una cámara que lee e interpreta los movimientos de las manos y los brazos de Tim. Los espacios de trabajo personal, parecidos a marcadores de página, aparecen como miniaturas grandes; Tim organiza su escritorio “tomando” objetos del espacio de trabajo (sin tocar la pantalla realmente) y los ubica adonde pertenecen en la pantalla.

Aurora ofrece un curioso avance de cómo lucirá el futuro basado en el navegador. (Usted puede ver vídeos de Aurora en www.adaptivepath.com/aurora).

Un mundo de aplicaciones de navegador

Es improbable que el popular software de escritorio y ampliamente utilizado, en particular las herramientas orientadas al negocio como Microsoft Office, desaparezcan completamente para el 2015. Pero el surgimiento de aplicaciones basadas en la Web, incluyendo los conjuntos de productividad como Google Docs y el nuevo Microsoft Office 2010 Web Applications, podría acelerar una migración desde los sistemas operativos de escritorio, relativamente lentos para comenzar como Windows y el Mac OS, a sistemas más veloces basados en el navegador como el Google Chrome OS.

Pero para que esta visión llamada “nube” se cumpla, los vendedores rivales deben ponerse de acuerdo y crear normas que posibilitarían este mundo basado en el navegador. ¿Y qué pasa si Apple, que ha tenido un exitazo con su App Store, un mercado en línea exclusivo (y altamente lucrativo) de programas para el iPhone, la iPad y la iPod Touch, no quiere formar parte de esa visión que trabaja contra su feudo personal? ¿Y creen que Microsoft va a ir en contra de sus propias tecnologías? (Ni Apple ni Mozilla respondieron a las solicitudes de entrevista de PCWorld para este número. Microsoft tampoco respondió a nuestras peticiones).

Las señales recientes alientan. Microsoft, por ejemplo, ha dicho que se compromete a adherirse a las normas emergentes de la Web como HTML5, que permite a los desarrolladores crear aplicaciones dinámicas de la Web que funcionan bien en diversos navegadores, incluyendo los de tabletas y teléfonos móviles que no apoyan complementos exigentes como Flash de Adobe, Apple QuickTime y Microsoft Silverlight.

Los primeros ejemplos de aplicaciones que ejecutan dentro de navegadores compatibles con HTML5 proveen un avance del futuro. Flickr Explorer, por ejemplo, permite hacer zoom de sus imágenes y hojear sus fotos mucho más rápido que en los navegadores de hoy.

Los juegos complejos de 3D de hoy también ejecutarán dentro de los navegadores. Los navegadores serán más aceptables para los jugadores cuando se adopten las normas crecientes de la Web como WebGL—que provee una interfaz de programación para aplicaciones de 3D en un navegador sin usar complementos.

“Pulse en un vínculo y póngase a jugar un juego de 3D”, dice Upson, quien contrasta la simplicidad de los juegos basados en la Web con la pesadez de una instalación de PC de escritorio, o de los medios físicos como los DVD que las consolas de juego vigentes comúnmente tienen que usar.

Una cosa es segura: el navegador en el 2015 jugará un papel aún más importante en nuestras vidas que en el presente y eso es mucho decir.

En su concepto de navegador Aurora, creado por Mozilla Labs y Adaptive Path, en el formato mostrado aquí, un navegador del tamaño de una tarjeta de negocio le da acceso rápido al contenido y a las herramientas de comunicación personal y profesional.

-Por Jeff Bertolucci

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *