1

Preserve su HDTV, su teléfono y su cámara

¿Quiere extender la vida de sus equipos electrónicos? Aquí le indicamos cómo darle un mantenimiento correcto a su televisor de pantalla plana, al teléfono inteligente y a su cámara digital.

Sus equipos HDTV, teléfono inteligente y cámara digital necesitan mantenerse limpios y hay que protegerlos de los accidentes. Comencemos por la tarea del mantenimiento que requieren todos por igual.

Limpie su pantalla

Una pantalla LCD sucia no le dará mucho placer ni información. Pero las pantallas son delicadas. Si las limpia de la manera indebida puede dañarlas permanentemente.

La herramienta principal que se necesita es un paño de microfibras. Usted puede conseguir una muy pequeña, quizás hasta gratis, en la oficina de su optometrista. Esto basta para mantener la pantalla de su teléfono o de su cámara libre de mugre, pero si usar este paño diminuto para limpiar también un televisor de 50 pulgadas no le incomoda, entonces tiene más paciencia que yo. Usted puede comprar paños de microfibras más grandes por unos cuantos dólares en una tienda de fotografía, en almacenes de electrónica, en ferreterías, o en línea.

Primero frote la pantalla suavemente con el paño seco. No oprima muy fuerte, aunque quizás necesite aplicar un poco más de presión para la suciedad particularmente terca.

Por lo general, basta con trabajar con un paño seco; de lo contrario, tendrá que usar un paño mojado, lo cual es más delicado.

Nunca use un producto limpiador de cristales como Windex. Evite todo lo que contenga alcohol. No aplique el líquido directamente a la pantalla. Y no intente limpiar cuando la electricidad esté circulando por el dispositivo.

El agua destilada es el líquido más seguro que puede usar en una pantalla. Si esto no es suficiente, prepare una mezcla de mitad agua y mitad vinagre blanco. Usted puede encontrar limpiadores comerciales para LCD, pero no he encontrado nada que limpie mejor que el agua destilada y el vinagre blanco.

Primeramente, apague el dispositivo. Si es un televisor, desenchúfelo de la pared. Si es un teléfono o una cámara con una batería extraíble, saque la batería. De lo contrario, simplemente apague el dispositivo.

Ponga el líquido en una botella y rocíe el paño de microfibras. Enjuague suavemente la pantalla y espere hasta que la pantalla se seque completamente antes de volver a encender el dispositivo.

Limpie su HDTV

Aunque un marco sucio no le impedirá disfrutar de su televisor, afecta la estética de la sala y el polvo puede causar alergias.

Use un trapo mullido—el de microfibras que usó en la pantalla, o una camiseta vieja. Humedezca el paño con agua y desenchufe el HDTV antes de aplicarlo.

Deje que su HDTV respire. Mantenga las rendijas de ventilación limpias y no lo instale cerca de un calentador.

También mantenga el televisor seco. Cerciórese que cualquier líquido que pueda derramarse esté bien lejos de su televisor. Otro problema potencial es la humedad, especialmente si vive en un ambiente tropical y quiere ver TV en su patio abierto. Por regla general, un HDTV no debe estar expuesto a una humedad por encima del 80 por ciento.

La electricidad generada por un relámpago en su casa puede pasar a través de un protector de línea y freír su televisor. Si viene un trueno, desenchufe el HDTV. Por la misma razón, desenchúfelo si se va de viaje durante unos días, por si ocurre una tormenta eléctrica durante ese tiempo.

Las imágenes residuales ya no son el problema que de hace unos años, pero todavía pueden suceder, especialmente con los aparatos de plasma. Verifique el menú de instalación de su TV para ver si tiene un protector de pantalla o una opción de apagado automático; si la encuentra, actívela. Pero si la imagen residual ocurre, deje su aparato apagado por unas horas con una imagen que cambie constantemente en toda la pantalla. Una presentación de fotos le servirá, con tal que las fotos llenen enteramente la pantalla.

Proteja su teléfono

La mayoría de nosotros nunca ha dejado caer un televisor. Pero todos hemos dejado caer nuestros teléfonos inteligentes en algún momento. También los ponemos en bolsillos o en bolsos llenos de llaves, nos olvidamos de cargarlos y los dejamos en lugares calientes o mojados. Algunos de nosotros incluso nos hemos metido en el agua con ellos.

La primera regla propia que deberá seguir para proteger su teléfono inteligente es tener cuidado de dónde lo pone. Es posible que un bolsillo lleno de llaves no representara ningún peligro para su viejo teléfono con diseño de almeja. Pero lo más seguro es que su teléfono inteligente tenga una pantalla (probablemente de tipo táctil) expuesta a todo tipo de rasguños. Así que lleve su teléfono adonde nada lo pueda rasguñar.

Mejor aún, guarde su teléfono en un estuche, preferiblemente uno construido para su modelo específico. La mayoría de los estuches dejan la pantalla descubierta para que usted pueda usarlo, así que compre también algunos protectores de pantalla. Estas membranas delgadas y transparentes se pegan a la pantalla y permiten que la luz y los toques pasen directamente. Son además razonablemente baratas y desechables: usted puede comprar un paquete de tres por sólo US$6.

No todos los protectores son iguales. Algunos protectores de “privacidad”, diseñados para hacer su pantalla ilegible desde cierto ángulo y para protegerla de las ralladuras, afectan la sensibilidad de la pantalla táctil. Si quiere puede probar alguna por unos cuantos dólares, pero si la característica de privacidad afecta la facilidad de uso de su teléfono, entonces no vale la pena.

Apague la pantalla táctil antes de meter el teléfono en su bolsillo. Esto no sólo alarga la duración de la batería, sino también el marcado accidental de los números.

Si su teléfono se siente caliente, apáguelo y (si el teléfono lo permite) quite la batería. Deje al teléfono tomarse un respiro. Si el teléfono o la batería todavía está demasiado caliente una hora más tarde, llame al vendedor; puede que haya ocurrido alguna reacción química adentro.

No se preocupe demasiado por desgastar la batería. Eventualmente se agotará, independiente de lo que usted le haga, aunque probablemente eso no ocurrirá antes de que se termine el contrato y esté listo a mejorar.

Hágase el hábito de cargar su teléfono cada noche antes de irse a la cama. De esa manera será casi imposible quedarse sin carga en el curso del día. Si aún así confronta problemas con la carga, compre uno o dos cargadores extras; uno que se enchufe en el encendedor de su automóvil pudiera ser útil.

Cuide su cámara

Si tiene una cámara digital aparte, este dispositivo también necesita de su propio cuidado especial. Ya describí como limpiar el LCD; pero en una cámara, ese es un trabajo de limpieza secundario. Sus fotos no dependen de una pantalla de menú limpia, pero sí requieren de una lente limpia.

La primera herramienta que necesitará es un cepillo soplador —una perilla de goma con un cepillo en el extremo. Use esto para quitar el polvo más grueso. Si esto no basta, use un paño de microfibras fotográfico y un poco de limpiador de lente. Rocíe el limpiador sobre el paño y aplíquelo así. Usted puede comprar todos estos artículos, por lo general como un kit, en cualquier tienda de fotografías.

Si tiene una cámara de bolsillo, la lente está guardada dentro de la cámara. Eso significa que tendrá que encender la cámara para limpiar la lente.

Aunque no tiene que encender su réflex digital para limpiar su lente, estas cámaras incluyen otro componente que requiere limpieza de vez en cuando: el sensor. Además, como usted puede quitar y cambiar la lente en una réflex, la suciedad puede meterse dentro afectando el chip que graba las imágenes (esto no es un problema con las cámaras de bolsillo de lente fija).

Este es un trabajo delicado y peligroso, para lo cual debe analizar varias cuestiones antes de empezar. No se olvide de leer “Limpie el sensor de imagen de su cámara réflex digital” (find.pcworld.com/70432) para ver todas las instrucciones detalladas. Si esto le suena demasiado riesgoso, lleve su cámara a un profesional.

Una cámara está sujeta a muchas golpeaduras cuando la lleva consigo por ahí, a menos que la guarde en un estuche de transporte.

Los mejores estuches para cámaras de bolsillo no son mucho más grandes que la propia cámara y tienen trabillas para sujetarlos a su cinturón. Los fotógrafos serios de cámaras réflex usan una mochila acolchada con espacio para lentes adicionales además de las cámara. Independientemente del tamaño de su cámara, querrá un estuche con bolsillos pequeños para tarjetas de memoria y baterías extras.

Si necesita una de esas tarjetas de memoria o baterías adicionales, asegúrese de apagar su cámara antes de abrirla para quitar o reemplazar cualquier componente interior.

Al regresar a casa después de unas vacaciones o de otro evento, y de transferir sus fotos de su cámara a su computadora, saque las baterías de la cámara. De esa manera, si una batería vieja destila, no echará a perder su cámara.

Para más sugerencias de limpieza para cámaras réflex, lea “Limpie su cámara sucia” (find.pcworld.com/70433).

Con el cuidado apropiado, su HDTV, su teléfono inteligente y su cámara durarán todo el tiempo que las quiera usar. Incluso pueden mantener su utilidad y podrá pasarlo a otra persona cuando llegue la hora de mejorar.

Lincoln Spector

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *