1

Japón: Internet casi intacto después del tsunami


Hasta el momento, el tráfico de red hacia y desde Japón se mantiene cerca de lo normal, dice Renesys

La infraestructura de Internet de Japón ha sido –sorprendentemente– poco afectada por el devastador terremoto de la semana pasada y el tsunami, según un análisis realizado por la empresa de vigilancia Renesys Internet. 


La mayoría de los sitios Web están en funcionamiento y la Internet sigue estando disponible para apoyar las funciones críticas de comunicación, según escribió en un blog el CTO de Renesys, James Cowie. 


Inmediatamente después del terremoto frente a las costas japonesas, unos 100 de los 6000 segmentos de la red de Japón salieron de servicio. Pero comenzaron a reaparecer en las tablas mundiales de enrutamiento sólo unas horas más tarde. Del mismo modo, el tráfico hacia y desde Japón se redujo en cerca de 25 Gigabits por segundo justo después del terremoto del viernes, pero regresó a niveles normales a las pocas horas. Y el tráfico en el servicio de intercambio de Internet JPNAP de capa 2, parece haberse desacelerado sólo en un 10 por ciento desde el viernes, según Renesys. 


“¿Por qué no hemos visto un mayor impacto en el tráfico internacional de Internet después de este sismo increíblemente devastador? No lo sabemos aún”, escribió Cowie. 


Un número desconocido de personas murieron y ciudades enteras devastadas por lo que fue uno de los peores terremotos en más de 100 años. El sismo, que inicialmente marcó 8.9 en la escala de Richter, generó un enorme tsunami que inundó partes de Japón y puso casi todas las costas del Pacífico en una alerta de tsunami. 


Los efectos del terremoto, en términos de pérdidas humanas y daños económicos, se espera que sean grandes. El sismo también interrumpió los suministros de electricidad y dejó al menos dos centrales nucleares fuera de servicio. Una razón por la que la conexión a Internet parecía haber tenido mejor suerte que otros servicios podría ser que los cables submarinos se mantuvieron funcionando, no fueron tocados por el terremoto, a diferencia del 2006 cuando un terremoto en Taiwán dio lugar a un gran número de roturas en los principales cables, dijo Cowie. 


Esta vez, las únicas rupturas notables ocurrieron en dos segmentos del sistema Pacnet de cable submarino, dijo Cowie. El sistema, que es propiedad de un consorcio de seis empresas, está diseñado para proporcionar hasta 1,92 Terabits por segundo de transmisión a través del Pacífico. Su ruptura originó interrupciones de servicio en varias redes en Japón, Filipinas y Hong Kong. 


Secciones del sistema de cableado submarino del Pacífico que conecta EE.UU. con Asia también parecen haber sufrido daños. Una nota publicada en el sitio Web de Pacific Crossing señaló que dos de los cables están actualmente fuera de servicio. 


La estación de embarque de Pacific Crossing en Ajigaura, Japón, fue evacuada como consecuencia del tsunami. No hay información disponible acerca de cuándo se reanudarán los esfuerzos de restauración, declaró un vocero de Pacific Crossing. 


Renesys señaló que problemas “persistentes” con el equipo de destino la estación podrían generar nuevos problemas en las próximas semanas. 


Aún así, “está claro que la conectividad a Internet ha sobrevivido a este evento mejor de lo que nadie hubiera esperado”, dijo Cowie. Señaló que los intentos de Japón para construir una “densa red” de la conectividad de Internet a nivel nacional e internacional parece haber dado sus frutos. “En este momento, parece que ese trabajo puede haber permitido a la Internet hacer lo que mejor sabe hacer: modificar rutas a causa de los daños catastróficos y mantener el flujo de paquetes, a pesar de terrible caos y la incertidumbre”.


Por Vijayan Jaikumar, Computerworld (EE.UU.)

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *