1

La realidad del espionaje en los teléfonos inteligentes

Sí, es cierto, su teléfono inteligente le está espiando. Pero lo importante es: ¿debe usted preocuparse?

Suena como la trama de una película de segunda categoría: millones de propietarios de teléfonos inteligentes están siendo rastreados por sus teléfonos. Sus aplicaciones móviles también están escuchando las conversaciones. Y la información sobre los lugares que visita está siendo vendida a terceros.

Pero no se trata de ciencia ficción. Si usted tiene un teléfono inteligente y baja aplicaciones populares, es muy probable que su teléfono sepa más de su recorrido cotidiano que su cónyuge. Apple, Google y Microsoft están bajo la mirilla, teniendo que explicar cómo funcionan realmente los teléfonos iPhone, Android y Windows Phone 7, así como lo que saben sobre su paradero y lo que usted hace. Como era de esperar, las demandas están brotando por todas partes.

Dos mujeres en Michigan demandaron a Google por la tecnología de rastreo de ubicación incluida en el sistema operativo móvil Android de esa compañía. En un tribunal del estado de la Florida, dos hombres demandaron a Apple y piden que la compañía deje de recolectar la información de rastreo o que proteja mejor los datos que recopila. Tanto Apple como Google se enfrentaban a una audiencia del Senado de EE.UU. a principios de mayo donde se pretendía descubrir hasta qué punto espían a sus clientes por medio de sus teléfonos inteligentes.

Con tanto presunto espionaje sobre el tapete, es difícil concentrarse en la pregunta más importante: ¿Debe preocuparse usted por eso?

Rastreo de ubicación

Un archivo en la base de datos del iPhone y de las iPads 3G de Apple desató la última ronda de preocupaciones acerca de la privacidad. La controversia comenzó después de que fuera descubierto un archivo llamado consolidated.db en los dispositivos que utilizan el iOS y en los archivos de las copias de seguridad de iOS en las PCs; el archivo parecía registrar la ubicación del dispositivo basándose en la posición de las torres celulares y de los puntos de acceso Wi-Fi.

Sin embargo, Apple disputó esa acusación. La compañía dice que cada 12 horas los dispositivos que emplean el iOS envían datos cifrados y anónimos de la ubicación de torres celulares y puntos de acceso Wi-Fi; Apple entonces utiliza esa información para actualizar una base de datos maestra de todas las torres celulares y los puntos de acceso Wi-Fi en el mundo. Los datos se actualizan luego en cada dispositivo que usa iOS para ayudar al dispositivo a encontrar su ubicación más rápidamente, en vez de depender únicamente de las señales de satélite GPS.

Apple dice que sólo tomará los datos de un dispositivo que funcione con iOS si el usuario está utilizando los servicios de ubicación del dispositivo y que una actualización del iOS asegura que el archivo consolidated.db no registrará la posición de torres celulares ni los puntos de acceso Wi-Fi si usted desactiva los servicios de ubicación (para más detalles sobre la política de Apple en este sentido, visite find.pcworld.com/71849).

Apple no está sola

Si usted optó por usar los servicios de ubicación de Google la primera vez que instaló su teléfono basado en Android, Google está tomando los datos de ubicación de su dispositivo de una manera parecida a la que emplea Apple. Android envía a Google la información de GPS y la posición de los puntos de acceso Wi-Fi, así como el identificador especial de su dispositivo, según el Wall Street Journal (find.pcworld.com/71850).

Al igual que Apple, Google usa estos datos para mantener una base de datos de la ubicación. Según se informa, la compañía también usa los datos para enviar mejores anuncios publicitarios y otro contenido pertinente a la ubicación. Google también ha dicho que todos los datos que envía son anónimos, a pesar de que los investigadores hallaron que también se incluye la identificación exclusiva de cada dispositivo.

Viendo cómo sus rivales son vapuleados por la crítica, Microsoft publicó una página de preguntas y respuestas en su blog sobre Windows Phone 7 (find.pcworld.com/71851) con respecto a sus prácticas de recolección de datos. De manera similar a las otras compañías, Microsoft dice que para Windows Phone 7 “recopila y mantiene” una base de datos de torres celulares y de puntos de acceso Wi-Fi. Microsoft lo logra reuniendo datos de una flotilla de automóviles, además de recoger la información de los puntos de acceso Wi-Fi de los dispositivos móviles. La compañía dice que sólo recopila la ubicación Wi-Fi de su teléfono si usted activa los servicios de ubicación, si usted utiliza una aplicación basada en la ubicación que pida esa información y si su radio Wi-Fi está activado. “Si alguna de estas condiciones no existiera”, dice Microsoft en el blog, “el dispositivo móvil no examinaría los puntos de acceso Wi-Fi”.

Sin embargo, Microsoft también dice que si la función GPS de un teléfono está encendida, recogerá “la latitud y la longitud observada” del dispositivo, además del rumbo y la velocidad a que viaja el dispositivo. Se presume que Microsoft usa esos datos para alimentar una base de datos con información del tráfico, pero la compañía no lo explicó bien.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *