1

¿Puede usted confiar en la nube?

Los servicios en la nube tratan de acomodar la seguridad y la conveniencia. Si su interés principal es que nadie más que usted vea sus datos, la nube quizás no es para usted. Aunque la mayoría de los servicios serios en la nube garantizan que sus datos serán cifrados y que nadie en la compañía tendrá acceso directo a sus archivos, usted nunca puede estar 100 por ciento seguro de que algo no saldrá mal. Asimismo, los servicios en la nube funcionan en granjas de servidores con una redundancia tremenda, por lo cual hay pocas probabilidades de que los datos se pierdan accidentalmente. Incluso cuando los proveedores van a pique, frecuentemente mantienen los servidores activos lo suficiente para que los usuarios recuperen o borren los archivos.

La fiabilidad es otro problema. Si usted depende de una aplicación de productividad basada en la Web, mejor será que la misma funcione cuando usted la necesite. Sin embargo, recuerde que es mucho más probable que el servicio de banda ancha de su PC se caiga antes de que lo haga un servicio importante de la nube. Nuestra sugerencia es que si su trabajo se vería gravemente afectado por un período de indisponibilidad, por pequeño que sea, es mejor que pague por servicios de alta categoría en la nube dirigidos a las empresas, que garantizan más de un 99 por ciento de disponibilidad. Y asegúrese de que cualquier almacenamiento en la nube que usted utilice incluya la sincronización con su escritorio.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *