1

Hospede su propio almacenamiento en la nube

¿Quiere usted los beneficios de mantener sus datos disponibles en cualquier parte sin poner sus archivos en los servidores de extraños? Conectando a la nube un dispositivo de almacenamiento en red (NAS), usted puede obtener lo mejor de ambos mundos.

Enchufe una caja NAS en un puerto ethernet libre de su enrutador y cualquier computadora de su red podrá verla y usarla como una unidad de disco duro externa a la cual usted puede acceder entonces desde su PC portátil o desde dispositivos Android o iOS a través de la Web. Usted puede configurar cuentas de entrada separadas en la mayoría de las cajas NAS, de manera que cada persona en la oficina de su hogar o empresa pequeña pueda entrar y copiar archivos, o usar el dispositivo como un destino para su copia de seguridad.

Nos gusta la Buffalo CloudStor (find.pcworld.com/71811), que es simple de instalar y pone a su disposición 2TB de almacenamiento privado en la nube. Simplemente conéctela y dirija su navegador de la Web a mycloudstor.com para activarla. La caja cuesta US$200, pero es menos de lo que servicios como SugarSync cobrarían por un octavo de la capacidad de almacenamiento por un año y usted no tendrá que pagar costos mensuales. La desventaja es que sus datos serán más vulnerables a pérdidas en caso de desastre y una interrupción del suministro eléctrico puede sacar de la línea el dispositivo.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *