1

Mejore una CPU de AMD

Los pasos para instalar una CPU de AMD son bastante parecidos a los que usted sigue para instalar una CPU de Intel. Sin embargo, en los procesadores de AMD, las espigas de contacto están en la CPU en vez del receptáculo.

  1. El disipador de calor estándar de AMD tiene una palanca con bisagra que asegura el disipador en su lugar. Levante esta palanca.
  2. El disipador de calor se mantiene asegurado por una o más lengüetas en el receptáculo de la CPU. Es posible que usted tenga que usar un destornillador pequeño para liberar el disipador de las lengüetas.
  3. La CPU a veces está pegada al disipador de calor con un compuesto térmico, que ayuda a transmitir el calor acumulado desde la CPU a la superficie del disipador. Rote suavemente la CPU de un lado a otro (la moverá alrededor del eje vertical). Gradualmente se irá zafando. En algún momento el disipador se desprenderá y usted podrá levantarlo.
  4. La palanca ZIF (cero fuerza de inserción) asegura al CPU. Levántela y desplácela a un lado lo máximo que pueda. Es posible que vea la CPU desplazarse ligeramente a un lado.
  5. Levante suavemente la CPU hasta extraerla.
  6. Almacene el procesador en una bolsa antiestática. Como la CPU tiene espigas que se pueden doblar, póngala sobre espuma antiestática, si la tiene, para almacenarla.
  7. Tome la nueva CPU sólo por los bordes, buscando un triángulo pequeño plateado o dorado en una esquina del procesador. Hágala coincidir con un triángulo de tamaño similar grabado en la esquina del receptáculo del procesador.
  8. Alinee los triángulos y baje suavemente la CPU a su lugar. Debe sentir como la CPU se ajusta al receptáculo. Si no entra totalmente, no la fuerce. En vez de ello, levante el procesador y vuelva a intentarlo.
  9. Una vez que la CPU esté insertada, enganche la palanca ZIF.
  10. Si el disipador de calor tiene compuesto térmico viejo, quítelo con alcohol isopropílico y deje que se seque.
  11. Ponga una cantidad minúscula de compuesto térmico sobre la superficie de la CPU. Espárzala sobre la superficie con un destornillador o con un cuchillo.
  12. Acople el disipador de calor enganchándolo con las lengüetas en un lado y luego empujando cuidadosamente el otro lado hacia abajo mientras oprime los agujeros de metal en las otras lengüetas.
  13. Vuelva a bajar la palanca que bloquea el disipador de calor.
  14. Acople el conector del ventilador.
  15. Vuelva a conectar cualquier cable o alambre que pudiera haber quitado, o reinstale la tarjeta madre si la quitó al principio del proceso.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *