1

La Nube, día noveno. ¿Cuál será el destino de la nube?

Los comentarios sobre la Nube están centrados en la tremenda habilidad de tener acceso prácticamente a todas las herramientas, servicios y datos virtualmente desde cualquier lugar, esencialmente porque la Nube se encuentra en todas partes… excepto cuando no está. Por primera vez hoy tuve la oportunidad de experimentar la ausencia de la Nube, y la experiencia subrayó el serio inconveniente de depender de ella.

Me desperté como siempre, me preparé un café, y empecé a descargar alguna música desde la nube mientras me preparaba para ir al trabajo. Me alejé de mi escritorio durante unos minutos y al retornar me encontré con una oficina en silencio. ¿Qué pasó con mi transmisión de música en vivo?

Lo que pasó con mi música en tiempo real es que mi conexión de internet cesó, y si hubiese sido solamente el servicio de música el único que colapsó yo hubiese logrado continuar. Sin dudas yo hubiese logrado proceder sin escuchar a mi cantante preferida, pero es mucho más difícil el hacer algo productivo cuando la conexión a la Internet ha desaparecido completamente.

Esto significa que al no haber conexión a la Internet, no habrá documentos de Google, lo que implica el no poder escribir, y de la misma manera no tendré mensajes en Gmail, o correo electrónico. Como conclusión, el no tener acceso a la red, Facebook, Twitter ni a Google; entonces ¿Qué usted hará con una PC que depende absolutamente de una nube y la nube ha desaparecido?

Antes de iniciar los 30 días de este proyecto de la nube al menos yo tenía más opciones. Cierto, entonces no tenía acceso a un nuevo correo electrónico, pero era capaz de leer y responder a cualquier mensaje que estuviese disponible en mis bandeja de entrada de mensajes, y al mismo tiempo podía abrir y trabajar con el programa de Microsoft Word. Por supuesto, las respuestas a los mensajes no podrían ser enviadas hasta que la conexión a la internet fuese restablecida.

Debido a que tengo acceso a una serie de dispositivos y tecnologías, no me quedé desconectado por mucho tiempo. Lo primero que hice fue conectar mi iPhone 4S en un lugar con acceso de Wi-Fi y de esta manera estaba de regreso en línea, mientras esperaba a que se restableciera el servicio de internet. Sin embargo, no todo el mundo tiene un “Plan B” para la conexión a la Internet.

De hecho, la falta de una estable conectividad o de velocidad de banda ancha, son suficientes razones para que la nube no sea un recurso útil para todos. Podría especular sobre las pruebas y tribulaciones que he vivido hoy día cuando mi banda ancha de máxima velocidad experimenta una interrupción de algún tipo, pero para empezar, en muchas partes no existe una banda ancha súper rápida.

Estoy seguro que regresaré más adelante con este tema en la serie de 30 días. El hecho es que la Nube ofrece una variedad de beneficios y ventajas, pero también viene con un talón de Aquiles muy serio.

-Tony Bradley, PCWorld

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *