1

Cómo escoger un ISP para su empresa pequeña

Descubra los mejores tipos de conexión y características para su empresa, y sepa lo que tiene que buscar cuando compare servicios.

Todas las conexiones de Internet pueden parecer iguales, pero existen algunas diferencias –aparte del precio– entre los proveedores del servicio de Internet (ISP) y entre los tipos de conexiones que un ISP ofrece. Estas son algunas sugerencias para elegir el ISP y la conexión que mejor se adapten a su pequeña o mediana empresa.

Tipos de conexiones de Internet

Estos son los tres tipos de conexión más comunes que usted probablemente verá cuando busque un ISP.

DSL: Este es generalmente el tipo de conexión más barato, con precios de clase empresarial que varían desde US$30 hasta US$90 por mes. Aunque los DSL emplean las líneas telefónicas tradicionales, son capaces de ofrecer llamadas de voz y transferencias de datos simultáneamente. El desempeño de DSL depende de la distancia entre su oficina y la de la central telefónica del ISP, pero las velocidades pueden llegar a 15 mbps en sentido descendente y 1 mbps en sentido ascendente, lo que puede ser apto para una docena de usuarios típicos simultáneamente o para un sistema de punto de venta.

Cable: Los precios mensuales para el cable oscilan entre US$60 y US$300. La tecnología funciona a través de las líneas de televisión por cable, pero permite el uso simultáneo de la TV e incluso de teléfonos digitales. Los ISP pueden ofrecer velocidades de cable de 50 a 100 mbps en sentido descendente y de 2 a 10 mbps en sentido ascendente, suficiente para una docena de usuarios simultáneos. Las conexiones de cable comparten el ancho de banda entre otros usuarios en el vecindario, por lo cual las velocidades pueden bajar durante las horas pico (las horas laborables).

Fibra óptica: Este tipo de conexión más nuevo ofrece un desempeño superior. Las conexiones de fibra óptica permiten velocidades de 15 a 150 mbps en sentido descendente y velocidades de 5 a 35 mbps en sentido ascendente. Las mensualidades oscilan entre US$70 y US$200. Como la fibra ofrece un ancho de banda tan alto, puede proporcionar fácilmente servicios de TV, teléfono e Internet para 24 usuarios simultáneos.

Velocidad del ancho de banda

Los ISP ofrecen un par de niveles de servicio o planes para cada tipo de conexión. La principal distinción entre los niveles es la velocidad del ancho de banda. Seleccionar la velocidad apropiada es una de las decisiones importantes que usted debe hacer.

Por lo general, mientras más usuarios usen su conexión, más ancho de banda usted necesitará. Además, mientras más dependientes de un alto desempeño sean sus usuarios –por ejemplo, para ver vídeo o transferirlo de manera continua (stream), transmitir archivos grandes, o usar teléfonos de VoIP conectados a la Web– más ancho de banda usted necesitará. Por otra parte, aquellos usuarios que sólo emplean su conexión para correo electrónico y para navegar por la Web no necesitarán tanto ancho de banda .

Algunos ISP han comenzado a limitar el uso de los datos. Con un límite de datos, si usted se pasa del máximo permitido durante un ciclo de facturación, el ISP puede reducir automáticamente sus velocidades para el resto del ciclo, o puede aplicar un sobrecargo a su cuenta. Pero a menos que usted transfiera una gran cantidad de vídeo de manera continua o baje archivos muy grandes, probablemente no tendrá problemas con los límites.

La letra pequeña

Lea y analice el texto en letra pequeña del contrato de servicio del proveedor antes de firmar. Los precios que la mayoría de las compañías publican en línea son condicionales: muchos requieren contratos de uno a tres años para poder obtener el precio mensual anunciado. Algunos precios pueden ser descontados o congelados por un tiempo limitado o pueden aplicarse sólo cuando usted se suscribe al paquete de servicios de Internet, teléfono y TV.

La mayoría de los ISP ofrece un acuerdo de nivel de servicio (SLA) que especifica el desempeño y los términos de servicio, incluidos las garantías sobre el tiempo de disponibilidad y el tiempo de respuesta para asistencia técnica o reparaciones, así como la disponibilidad de la asistencia; también indican generalmente la compensación si el ISP no cumple con sus obligaciones bajo el acuerdo. Compare el SLA de distintos proveedores antes de firmar el contrato.

Otras regulaciones que debe examinar son el acuerdo de suscriptor del ISP, sus términos de servicio y su política de uso aceptable. Estos documentos explican las reglas que determinan cómo puede usted usar el servicio, incluso los límites de uso de datos o de ancho de banda. Búsquelos en el sitio del ISP o busque en Google el nombre de la compañía y palabras como “política” o “términos y condiciones de uso”.

Costos del equipo y de la instalación

Considere el hardware que provee cada ISP. Algunos servicios no proporcionan nada más que un módem básico; otros pueden darle una puerta de acceso o pasarela que incluye un enrutador con puertos ethernet, protección con cortafuego, o incluso un enrutador con Wi-Fi incorporado. Los ISP rara vez publican este tipo de información; llame al departamento de ventas del servicio para más detalles.

Algunas compañías proveen la activación y la instalación gratuitas, pero la mayoría condona los costos correspondientes (que suelen ser de US$100 a US$150) a cambio de que se acepte un contrato de uno, dos o tres años.

La asistencia técnica de un ISP es otra variable importante. Mantenga presente éste y otros factores cuando compare los ISP. Para una discusión más a fondo, navegue hasta find.pcworld.com/72651.

-Eric Geier

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *