1

Google protege a los usuarios del DNSChanger

Un troyano de vieja data –se tienen noticias sobre él desde el 2007– sigue haciendo de las suyas en Internet, con nuevas versiones cada vez más difíciles de detectar. El DNSChanger es un malware que toma control de la resolución de nombres de Internet y redirige a los usuarios a sitios maliciosos que lucen iguales a los sitios verdaderos, con el fin de robarles datos sensibles.
El servicio de DNS establece una correspondencia entre los nombres de dominio escritos –ejemplo: www.pcworld.com con sus respectivas direcciones IP, que son la referencia final y única del sitio web –ejemplo: 97.74.85.179 es la dirección IP de nuestro sitio.
Aunque la red de ataque fue desmantelada, numerosas PC continúan afectadas y están funcionando sólo porque el FBI sigue operando los servidores capturados. Sin embargo el día 9 de julio esos servidores serán apagados por orden judicial y habrán muchas PC que dejarán de funcionar adecuadamente, a menos que corrijan con anterioridad sus datos de servidores DNS.
Esta amenaza llegó a infectar unos cuatro millones de computadoras, según cálculos de las industrias de seguridad digital, por lo que Google ha comenzado a detectar PC infectadas que usan sus servicios de búsqueda y alertan a los usuarios, brindándoles además la oportunidad de ir a un sitio web donde pueden verificar su equipo, http://www.dnschanger.eu. Este sitio web pertenece al centro de alerta Anti-Botnet, un servicio de eco (www.eco.de), con el apoyo de la Oficina Federal para la seguridad en las tecnologías de la información (BSI). (https://www.botfrei.de/es/index.html)
Cabe destacar además, que DNSChanger es una amenaza multiplataforma y que afecta sistemas operativos distintos, incluyendo Windows, Mac OSX y Linux. Esto se debe a que la amenaza se aprovecha de vulnerabilidades en los navegadores de Internet, en lugar de atacar el sistema operativo. Incluso, hay algunos enrutadores que pueden resultar afectados.
–Alcides León, PC World LA

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *