1

Apple iPad: La pantalla Retina redefine la tableta

A primera vista, la versión de la Apple iPad para 2012 no es muy diferente a la iPad 2. Pero esa impresión cambia una vez que usted la enciende: es entonces cuando la nueva iPad no sólo le deja a usted sin aliento sino que demuestra también como Apple ha redefinido el mercado de la tableta… una vez más.

Otros fabricantes de tabletas están tratando de ofrecer innovaciones al mismo precio básico que la iPad 2 ha tenido durante un año. Apple vende su modelo de tercera generación (llamado “iPad“, no “iPad 3”) con una pantalla espectacularmente mejor por el mismo precio que antes: US$499 para un modelo de 16GB, US$599 para 32GB y US$699 para 64GB, más otros US$130 para agregar AT&T o Verizon LTE 4G (el servicio de banda ancha móvil es extra; en el momento del estreno, sólo Verizon ofrece servicios de hotspots móviles).
La iPad de 64GB que probé sólo tenía 57,17GB disponibles antes de bajar nada. Y sus aplicaciones, imágenes y vídeo 1080p ocuparán más espacio que antes; mis imágenes, importadas a través de iTunes, ocuparon más del doble del espacio en esta iPad que en la iPad 2. Usted pudiera tener que pagar por más almacenamiento, ya que las iPad no ofrecen ranuras de expansión.

Pantalla soberbia
El año pasado me desilusionó ver que la iPad 2 no tenía la pantalla Retina; para entonces, ya me había acostumbrado a ver la pantalla del iPhone 4 con su alta densidad de píxeles y me negaba a conformarme con menos.
Con la nueva pantalla de la iPad, definitivamente no hay que conformarse con menos. Esta es la primera de las tabletas que hemos probado que logra marcas Superiores, la calificación más alta, en todas nuestras evaluaciones subjetivas de la calidad de la pantalla. En nuestra prueba de escala de grises, la pantalla de 9,7 pulgadas y 2.048 por 1.536 píxeles produjo el mejor equilibrio de negros y blancos que hemos visto; en nuestra barra de colores, mostró una buena diseminación de matices, sin colores exagerados en los extremos (algo que vemos en las tabletas Android). Los colores se veían cálidos, más así que en la iPad 2; su riqueza hizo que las imágenes estuvieran a un pelo de lucir sobresaturadas.
En una foto de grupo equivalente a la resolución nativa de la pantalla de la iPad, la pantalla tenía los tonos de piel más realistas y la mejor manipulación de colores neutros que hemos visto hasta la fecha. En una imagen de 4K píxeles que dejamos que iTunes optimizara para la iPad, vimos detalles excelentes y las gradaciones de colores más sutiles que hemos encontrado en cualquier otra tableta.
El texto fue universalmente nítido, sin bordes dentados, lo cual no sorprende, dada la excelente densidad de la pantalla de 264 píxeles por pulgada. Sin embargo, notamos que la pantalla Retina y la conversión ascendente de Apple no pueden hacer milagros. Las imágenes de la Web, más los gráficos en los juegos, las aplicaciones y muchas revistas en el quiosco Newsstand, se veían borrosas y sobresaturadas. Las aplicaciones tendrán tiempo de aprovechar esta pantalla, tarde o temprano; es una cuestión de tiempo y de recursos. Hasta entonces, prepárese a ver resultados mixtos con sus aplicaciones.

La iPad por dentro y por fuera
¿Vale la pena comprar una iPad con una pantalla Retina, en lugar de una iPad 2 por US$100 menos? Sí, pues usted notará la diferencia cada vez que lea algo, cada vez que use una aplicación con gráficos optimizados y cada vez que mire fotos.
También verá la diferencia cuando reproduzca o capte una película a 1080p, o tome fotos con la cámara de 5 megapíxeles (ahora llamada “iSight”, y mucho mejor que la lamentable cámara de menos de 1 megapíxel de la iPad 2). Da gusto usar la aplicación de la cámara,comparada con las de las tabletas Android. Cierto, no tiene controles de exposición tan refinados, pero la aplicación de Apple funciona fluidamente, es más rápida para enfocar y responde muy bien.
La nueva iPad emplea un “sistema en chip” A5X basado en el Core A9 de doble núcleo y tiene una GPU de cuádruple núcleo. Esto significa más potencia para gráficos y un desempeño total sólido. En la prueba de referencia que realizamos, la iPad sobresalió en algunas métricas (busque “Tabletas Android: ¿Se acabó el juego?”).
Lo bien que luzca y se desempeñe dependerá en gran parte del contenido que usted mire. Los libros, revistas, aplicaciones y páginas de la Web tienen el potencial de lucir magníficos, como nada que usted haya visto antes y los juegos podrán avanzar en complejidad gráfica más allá de la que tenemos hoy. Pero hasta que los desarrolladores se pongan al día y hagan el cambio, prepárese, porque sus resultados variarán drásticamente.
Aunque esta iPad carece de la capacidad de Siri (una omisión extraña), sí integra el reconocimiento de voces. Me gusta usar la herramienta de reconocimiento de voces basada en Nuance, pero no tener que estar conectado en línea para hacerlo (al igual que Siri en los iPhone 4S, llama a los servidores de Apple para proporcionar el servicio). No obstante, la herramienta fue precisa y rápida en mi prueba.

Problemas de peso
Con sus 0,37 pulgadas de grosor, la nueva iPad es ligeramente más gruesa que la iPad 2 (0,34 pulgadas), que la Samsung Galaxy Tab 10.1 (0,34 pulgadas) y que la Asus Eee Pad Transformer Prime (0,33 pulgadas).
Reconozco que el aumento de grosor es para acomodar una batería más grande, un radio de 4G (en algunos modelos) y la pantalla Retina. Pero me preocupa más el peso: la iPad con Wi-Fi solamente pesa 1,44 libras y el modelo de 4G una 1,46 libras, lo que representa un claro aumento sobre las 1,33 libras de la iPad 2 para la versión sin 3G y 1,35 libras para la unidad 3G. Aumentar de peso no es la dirección correcta para una tableta (en realidad, los modelos Android están adelgazando).
La diferencia en el peso es palpable y puede llegar a ser un problema cuando usted trabaje con su iPad, usando su mano dominante para navegar y su mano más débil para apoyar el dispositivo. También es una pena porque esta iPad hace la lectura en un LCD más viable que nunca, aunque el peso adicional impedirá que muchas personas se enfrasquen en largas sesiones de lectura.
Aunque el peso adicional es una desventaja, no impide que la nueva iPad ascienda al trono. Si usted piensa comprar una tableta nueva –y no le importan los amarres que imponen iOS y Apple– la nueva iPad es la clara ganadora. (www.apple.com)
-Melissa J. Perenson

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *