1

Fundamentos de tecnomanía: ¿Qué es “jailbreaking”?

Usted puede modificar su dispositivo para liberarlo de las restricciones de Apple. Aprenda el proceso, así como sus pros y sus contras.

Muchos dispositivos incluyen un programa de administración de derechos digitales (DRM, por sus siglas en inglés), ya sea para limitar el software que usted puede ejecutar o para aumentar la seguridad. Valiéndose del llamado “jailbreaking“, es decir, la modificación del dispositivo para liberarlo de las restricciones de la DRM, usted puede ejecutar programas “no autorizados” y alterar el sistema operativo. Los modificadores del iPhone emplearon el término “jailbreaking” para referirse a la liberación del iPhone de la “cárcel” impuesta por el iTunes de Apple. Desde entonces, muchas personas han utilizado (algo erróneamente) el término para referirse a modificaciones similares efectuadas en otras plataformas como Android, donde también es conocido como “rooting“.
Por lo general, las herramientas de “jailbreaking” vienen como aplicaciones de escritorio para Mac OS X o Windows. En el momento de redactar este artículo, la única herramienta para liberar el iPhone 4S y la iPad 2 con plataforma iOS 5.0.1 es Absinthe (find.pcworld.com/72799). Otras herramientas sólo pueden liberar los dispositivos más antiguos que utilizan iOS 5.0.1. El iPhone DevTeam publicó la primera herramienta de liberación y el grupo todavía tiene influencia en la comunidad de modificadores del iOS; visite su blog en blog.iphone-dev.org si desea ver qué novedades hay en las herramientas. Una tienda de aplicaciones alternativa llamada Cydia (cydia.saurik.com) es posiblemente el lugar definitivo para encontrar modificaciones y aplicaciones; la mayoría de las herramientas de liberación la instalan automáticamente.

¿Cuáles son los riesgos?
El acceso a la cuenta “root” permite hacer modificaciones, pero también puede abrir la puerta a los ataques maliciosos. Aunque hay pocos casos documentados, se sabe de un ciberpirata que creó un gusano inofensivo conocido como iKee para enfatizar la vulnerabilidad de los dispositivos liberados que no cuentan con la seguridad adecuada. Además, algunos usuarios notan cierta inestabilidad general, un aumento en el uso de datos, o menos duración en la batería.
¿Es legal esta práctica? Depende de a quién se le pregunte, pero al menos en lo que concierne al gobierno de EE.UU. es legal liberar un teléfono inteligente. En 2010, un fallo federal reconoció los argumentos de la Electronic Frontier Foundation (EFF) y agregó la liberación de teléfonos a una lista de exenciones a las estipulaciones de la ley conocida como Digital Millenium Copyright Act (DMCA). Esta exención de la DMCA será evaluada una vez más este año y la EFF y otros grupos como la Software Freedom Law Center esperan conseguir que la exención sea ampliada a la liberación de otros dispositivos, como las tabletas y las consolas de juego.
Los modificadores insisten en que la liberación es un derecho y que algunos lo hacen como una forma de protesta. La comparan con las personalizaciones de un automóvil: imagínese que usted compra un auto y que éste viene con el capó sellado para que nadie pueda modificarlo. En cambio, Apple y otras compañías continúan abogando por la ilegalización de la práctica. Lo único que pueden hacer ahora es comunicarle a los usuarios que el “jailbreaking” viola sus términos de uso y que invalida la garantía de un dispositivo. Aunque no hay peligro de ser arrestado por el “jailbreaking“, usted no puede esperar ayuda de ninguno de los genios de la Apple Store cuando su iPhone liberado tenga un problema.
-Mike Keller

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *