1

Samsung Serie 7 All-in-One

La Serie 7 All-in-One (US$1199) de 23 pulgadas es la primera incursión de Samsung en el mercado de sistemas todo-en-uno y es una belleza.

Comience por el chasis: la mayoría de los productos todo-en-uno pone los componentes detrás de sus pantallas, utilizando una base o un atril para apuntalar el monitor. Samsung empaquetó los componentes de la Serie 7 en la base. El resultado es una pantalla más delgada que se destaca en una categoría abarrotada.

La grabadora de DVD alimentada por ranura está al frente, por lo cual es más fácil de alcanzar. Si quisiera cargar fotos o archivos, puede encontrar un puerto de USB 3.0 y un lector de tarjetas multiformatos en el lado derecho; a la izquierda están los enchufes para el casco y el micrófono. Desafortunadamente, la base es bastante pequeña, lo cual limita la selección de puertos (incluso para un sistema todo-en-uno). Y la parte trasera ofrece cuatro puertos de USB 2.0, conexiones de entrada y salida de HDMI y un puerto de ethernet.
Basada en un procesador Intel Core i5-2390T de 2,7GHz y 8GB de RAM, la PC confía en la tecnología de gráficos integrados de Intel que produce un rendimiento decididamente mediocre en los juegos: En nuestra prueba de Dirt 3, alcanzó una velocidad de cuadros de sólo 28,9 cps cuando usamos la resolución de 1024 por 768 y la configuración de más baja calidad.
La máquina ofrece una unidad de disco duro de 1TB. Una unidad de disco transistorizada mejoraría el desempeño considerablemente, pero el precio también subiría. A pesar de esto, el desempeño no estuvo del todo malo porque la Series 7 logró una puntuación de 81 en nuestro conjunto de pruebas WorldBench 7—para esta categoría, no es un bólido, pero se defiende.

La pantalla de 23 pulgadas tiene una resolución nativa de 1980 por 1080 píxeles. La pantalla táctil responde perfectamente bien, aunque no reemplazará un ratón y un teclado (para eso habría que esperar por Windows 8). La interfaz Touch Launcher de Samsung es un buen compromiso; se comporta muy parecido a las interfaces de teléfonos inteligentes y tabletas, con iconos grandes que usted puede arrastrar por la pantalla. Es opcional, por supuesto—nunca tendrá que ver el software si prefiere utilizar el entorno tradicional de Windows.
La reproducción de audio es aceptable. Carece de tonos bajos (ya que el chasis no tiene suficiente espacio para incluir una bocina grande) y el sonido puede tener un tono metálico con el volumen al máximo. Pero los altavoces son convenientemente fuertes y suenan perfectos para el usuario casual.
El ratón y el teclado empaquetados son inalámbricos, pero se conectan por medio de un adaptador que ocupa un puerto de USB. La PC tiene Bluetooth incorporado, así que usar modelos de Bluetooth sería otra opción. Aunque delgados y elegantes, los periféricos que provee Samsung no son los más cómodos de usar. El ratón es pequeño, con dos botones, una rueda de desplazamiento y botones de avanzar y retroceder. El teclado compacto carece de funcionalidad de medios; lo cual pudiera parecer como un detalle menor, pero cuando usted mira una película a varios pies de distancia y no puede ajustar rápidamente el volumen, extrañará esa conveniencia.
Un desempeño adecuado, un chasis esbelto y elegante y una interfaz táctil—aquí encontrará muchas cosas positivas. Hubiéramos querido una unidad de Blu-ray y mejor resultados en los juegos, pero la Serie 7 All-in-One ofrece un diseño atractivo por un precio justo.

 

Samsung Serie 7 All-in-One (www.samsung.com)
US$1199 | Pantalla de 23 pulgadas

Páguina anterior    Páguina siguiente

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *